NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Un Barça mejorado y el Madrid que había

Actualizado a

Cita en Las Vegas, como la película de Elvis. Clásico en el Allegiant Stadium, lleno a reventar de un público entusiasta y triunfo del Barça, merecido por su mejor juego en la primera mitad y sus peligrosos ataques cuando languidecía el partido ante los que se erigió de nuevo la figura del Courtois, el mejor del Madrid a falta de Benzema. El francés fue la ausencia notable de este Clásico, que se publicitaba con su figura y la de Lewandowski. Pero se ha aprendido el truco de consumir sus vacaciones en Estados Unidos y esperar ahí la gira de los suyos. Total, para unos días, por qué cruzar el océano dos veces. Y, corto de entrenamiento, no salió.

Sí salieron las novedades de la temporada. El Barça arrancó con Raphinha-Lewandowski-Ansu Fati como línea de ataque. Bien los tres, noticia especialmente grata en el canterano, al que apetece ver por fin varios partidos a ese nivel. Con ese trío, respaldado por Gavi-Busquets-Pedri (¿la media de la Selección?) el Barça fue en el primer tiempo mucho mejor que el Madrid. Valverde, Tchouameni y Camavinga, no pudieron con la presión. El Madrid sólo amenazó con alborotos de Vinicius y dos buenos contraataques, uno con tirazo al poste de Valverde y otro finalizado por Rüdiger, que jugó de lateral, con un disparo cruzado que se escapó fuera.

El saldo fue un golazo de Raphinha, en una presión que atarugó a Militao y cruzó un pase suicida. Antes lo había rozado Ansu Fati en taconazo loco de Camavinga. Tras el descanso, ducha de cambios. Ancelotti sacó a sus reyes godos, Modric, Casemiro y Kroos, y el Madrid tomó el mando ante un Barça que sacó su reserva. Pero el control de juego no dio para meter grandes sustos a Ter Stegen. Quien sí los sufrió fue Courtois, espléndido ante las llegadas de los reemplazos del Barça: Dembelé, Kessié, Aubameyang, Memphis… El resumen es que el Barça viene mejorado y el Madrid es lo que era: Courtois, los reyes godos, Vinicius y el esta vez ausente Benzema.