NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

Nahuel Molina crece y cada vez está más cómodo

El argentino disputó su mejor partido como rojiblanco ante la Juventus. Titular indiscutible, se animó en ataque y ya combina con Llorente. Inició de banda el segundo gol de Morata.

Actualizado a
Nahuel Molina crece y cada vez está más cómodo
PEPE ANDRESDIARIO AS

Nahuel Molina ha llegado para ser clave en el Atlético. El lateral derecho era el puesto más necesitado después de la salida de Trippier en enero y el argentino era el primer candidato para Andrea Berta y Simeone, como reconoció el propio Enrique Cerezo en su presentación. Su crecimiento en el Udinese y con Argentina, el futuro por delante (tiene 24 años), la agresividad en defensa y una cada vez mayor determinación en campo rival llevaron al club a poner su fichaje como prioridad absoluta. Tanto es así que Nehuén Pérez entró en la operación para abaratar su fichaje.

Y el Cholo le ha dado galones desde el primer día. Wass no le convencía en el puesto, no así como de tercer central, donde ha demostrado ser muy útil, y Sergio Díez ha cumplido con buena nota, pero es el lateral del Atleti B. Nahuel Molina ha sido titular en los tres partidos disputados desde que se oficializó su incorporación, teniendo 60 minutos contra el Manchester United, 45 en Cádiz y 67 frente a la Juventus. Y en Turín, se comenzó a ver el jugador que quiere Simeone.

En defensa de cinco, y escoltado por Savic como guardaespaldas, Nahuel es libre para subir y subir su costado. Con unas características diferentes a las de Trippier, que también brilló en ese sistema y con el montenegrino de enorme apoyo atrás, Nahuel también tiene la clara misión de reencontrar al mejor Llorente. El ‘14′ bajó un mundo sus números al tener que hacer de parche en el lateral y en estos primeros minutos juntos se le ha podido ver muy tirado a banda, potenciando esa conexión con balones por el costado y pisando área como en los viejos tiempos, cuando consiguió 12 goles y once asistencias en el título de Liga.

Nahuel, que la temporada pasada hizo siete tantos y cinco pases de gol en Serie A, se asomó con determinación y constancia al área de la Juventus. Una flecha para abrir el campo y dar opciones a sus compañeros, como en la jugada donde una mano de Alex Sandro evitó que pudiese culminar el centro de Saúl. João acabó fallando el penalti. E incluso, puede presumir de dar su primera asistencia como rojiblanco... por muy inusual que parezca. Recogió el balón en campo propio, sacó de banda en largo y Morata hizo el resto.

Se marchó girando de Bonucci, recortó a Bremer y disparó con la zurda para hacer su segundo tanto del duelo (luego haría el tercero). Probablemente nadie esperaba que su primera participación directa en un gol llegase de esa forma, con las manos sacando de banda. Pero, lo más importante es que Nahuel Molina cada vez se encuentra más integrado al sistema cholista.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?