NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Los deberes de la gira

Algunos jugadores de la plantilla blanca llegan con cuentas pendientes a la gira americana: su futuro depende de lo que hagan los próximos días.

Actualizado a

“Primera semana de pretemporada completada. Buena actitud y ganas de mejorar. Excelente trabajo. Ahora nos vamos a USA para seguir y disfrutar con nuestros aficionados en América”. El mensaje de Carlo Ancelotti denota las buenas sensaciones que se viven en Valdebebas tras una temporada en la que se ganaron tres de las cuatro competiciones en las que participó el Real Madrid: Champions, Liga y Supercopa de España. Y con esa mentalidad parte este martes la plantilla madridista a Estados Unidos. Le espera tres partidos amistosos ante rivales de enjundia, pero más allá de eso, algunos jugadores llegan con deberes que tienen que quedar resueltos en los próximos diez días.

Para empezar, los dos fichajes de la temporada, Tchouameni y Rüdiger. Los dos llegan con un excelente bagaje en sus alforjas, pero deben empezar a hacerse notar en sus primeras intervenciones. El primero tiene una dura competencia con Casemiro y su compatriota Camavinga, aunque éste tienda a ser más rentable jugando como interior y con llegada al área rival. El segundo viene a complementar una defensa formada por Militao y Alaba que la pasada temporada rayó a un gran nivel. Rüdiger viene a ocupar un puesto en el eje central de la zaga, lo que ubicaría a Alaba en el lateral izquierdo. Curiosamente, al austriaco, que venía de brillar en ese puesto en el Bayern, se le vio descolocado cuando Ancelotti tiró de él para tapar alguna ausencia, por ejemplo en la derrota ante el Espanyol (2-1), en la que el segundo gol blanquiazul llegó debido a una internada por su banda.

Otro que llega con tarea es Eden Hazard. Tras prometer ante la afición (y en Cibeles, nada más y nada menos) que espera que esta será su temporada, el belga ha cumplido en parte: ha llegado mucho más fino y con más carga de trabajo para llegar sin problemas a los primeros entrenamientos bajo la supervisión de Pintus. La segunda parte de su promesa empieza ahora, en sus primeros partidos de pretemporada, aunque ya dejó buenas sensaciones en los partidos de la Liga de las Naciones que disputó a comienzos de junio con la selección belga: se le vio más suelto, más rápido, encarando a los rivales, buscando la portería rival… intentando ser un poco el Hazard que se vio en el Chelsea.

Marco Asensio es otro de los jugadores que llega con su nombre marcado en rojo. El balear llega a la cita americana en su ¿última campaña? de blanco. Quiere ir al Mundial de Qatar, pero para ello necesita jugar minutos, y que estos sean de calidad, es decir, ser titular en los partidos tanto de Liga como de Champions hasta el mes de noviembre, justo antes de la cita mundialista. Ancelotti no le puede prometer ser titular, sino que se lo debe ganar tanto en el césped de Valdebebas como en los encuentros que juegue. El problema es que ahora mismo tiene a Rodrygo por delante…

Precisamente, el brasileño y su compatriota Vinicius están ante una temporada que les debe servir para seguir asentándose. El primero sigue con su romance en la Champions: fue el segundo máximo goleador blanco en la campaña europea (marcó cinco goles, siendo dos clave ante el Manchester City), pero en Liga apenas logró cuatro (siendo tres en el Bernabéu). El brasileño debe dar otro paso más en esa faceta anotadora. Por su parte Vinicius debe seguir con el mismo estado con el que compitió la pasada temporada. Ya no es un jugador más. Ha alcanzado el status de estrella, de jugador galáctico. Le ha costado mucho llegar a donde está ahora. Y ahora es el momento de asentarse de manera definitiva: su consagración.

Todos cuentan con el beneplácito de Ancelotti, pero todos deben dar un paso adelante para seguir subiendo de status en la disciplina blanca...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?