NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Ceballos, ‘empujado’ a salir

El utrerano acaba contrato en 2023 y tiene sobre la mesa una oferta de renovación del Madrid. Con Tchouaméni será el séptimo centrocampista y debe decidir.

Actualizado a

Uno llega, ¿otro se va? Dani Ceballos tiene la respuesta con el inminente aterrizaje de Tchouaméni. El utrerano terminó el curso subido a una ola de confianza que ponía su futuro en un brete. Con contrato hasta 2023, debía decidir si aceptar la oferta de renovación que tiene sobre la mesa o buscar minutos fuera del Real Madrid. Mediado el curso, cuando la confianza de Ancelotti eran solo palabras (”Será un jugador importante en la segunda parte de la temporada”), parecía destinado a volver a un Betis que le anhela. Y él no oculta que el idilio es bidireccional: “Es una historia de amor lo mío con el Betis, (...) desde que me fui, lo he echado de menos”. Al final, a las palabras la acompañaron hechos. Tuvo minutos en cada partido de Champions desde cuartos a la final y fue una pieza de garantías para Carletto en el rush final. La nueva situación daba peso a su continuidad, pero con el internacional francés en camino, cambia el contexto.

Ceballos nunca se conformó con un papel residual. Ya lo confesó en 2019, antes de su cesión al Arsenal: “Quiero jugar 40 partidos y ser importante”. Lo consiguió, hasta el punto de ganarse un segundo curso a préstamo en los Gunners. 77 encuentros en dos temporadas. No son 40 al año, pero casi. Ese objetivo, en el Madrid 2022-23, aunque siga contando con el beneplácito de un Ancelotti que no ha perdido ocasión para elogiarle así como del resto de sus compañeros, parece quimérico. Con el aún pivote del Mónaco, el español tendría a seis centrocampistas por delante. Sobre el papel: Casemiro, Tchouaméni, Modric, Valverde, Kroos y Camavinga conseguirán duplicar las tres posiciones de la sala de máquinas del esquema más habitual del técnico blanco, el 4-3-3.

Con el Mundial en el horizonte

El minutaje estará carísimo. Aún más que en una temporada donde una lesión en el tobillo impidió a Ceballos arrancar el curso a tope y solamente le permitió disputar 338 minutos, el grueso en el último tramo. Y, además, hay otro condicionante que puede empujar a Ceballos a hacer las maletas en verano: el Mundial. El futbolista de 25 años (cumple 26 el 7 de agosto) ha sido clave en todas las categorías de la selección. Desde la Sub-19 hasta la Olímpica, pasando por la Sub-21. De hecho, fue en los Juegos, cuando apuntaba a líder del combinado de Luis de la Fuente, donde un esguince le dejó en el dique seco hasta diciembre.

Es más, Luis Enrique fue el seleccionador que le hizo debutar con la Absoluta en 2018 en un 6-0 a Croacia en la Nations League, acumulando hasta 11 internacionalidades. La última, en octubre de 2020, un encuentro con recuerdo amargo pues terminó con derrota frente a Ucrania (1-0), también en la Liga de las Naciones y con el asturiano en el banquillo. Con importancia, Qatar es posible. Cuando ha tenido continuidad, Luis Enrique ha confiado en el utrerano. En el Madrid, esa continuidad peligra. Tiempo de tomar decisiones para Ceballos...