NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VALENCIA

Un año de Bordalás: del "consenso" al "yo soy sólo el entrenador"

El 27 de mayo de 2021, el Valencia anunciaba el fichaje del técnico alicantino. 365 días después todo ha cambiado en el Valencia y en el técnico.

Actualizado a
José Bordalás y José Luis Gayà.
ALBERTO IRANZODIARIO AS

El 27 de mayo de 2021 el Valencia anunciaba el fichaje de José Bordalás para las dos siguientes temporadas. Ese día un halo de frescura llegó a un club ávido de encontrar un referente, algo en lo que creer y un pilar sobre el que sujetar más de 102 años de historia. Las primeras palabras de Bordalás trajeron la paz al club y al aficionado, algo que se refrendó con unas ilusionantes primeras jornadas de Liga.

El técnico habló de "consenso" de "ADN valencianista" y sobre todo de intentar llevar poco a poco al club a donde le correspondía por historia. Las promesas de Anil Murthy le cautivaron y pensó que le confeccionarían un equipo al menos parecido al que se habló durante las primeras conversaciones. Hoy en día, no es seguro que vaya a cumplir el año de contrato que tiene firmado.

Muy pronto, en ese mismo mercado de verano, llegaron las primeras desavenencias aunque Bordalás lo solventó, a última hora, con las llegadas de gente de su confianza como Foulquier y Hugo Duro. Sin embargo, en el mercado de enero el consenso explotó. El 13 de enero todo el todo saltó por los aires.

"Tenemos que trabajar en confeccionar una plantilla lo más competitiva posible y tenemos que recuperar la ilusión del jugador"

Bordalás, junio de 2021

El no fichaje de Aridane, la llegada sorpresiva de Cömert y la venta de Wass acabaron por deteriorar una relación en la que Bordalás decidió dedicarse sólo a entrenar. Del "tenemos que trabajar en confeccionar una plantilla lo más competitiva posible y tenemos que recuperar la ilusión del jugador" que pronunció Bordalás unos días después de su llegada en AS al "yo soy sólo el entrenador. No soy propietario, ni aficionado", que comentó tanto el 15 de enero, como hace pocas semanas, el 29 de abril.

Desde entonces, hubo ciertos roces que evidenciaron el cambio de rumbo de Bordalás en su relación con el club. Del "junto con Anil (Murthy) y Miguel Ángel (Corona) estamos analizando las necesidades y la plantilla actual" de los primeros días al "No hay una reunión prevista con el presidente y la secretaría técnica", que pronunció en una de sus últimas ruedas de prensa.

"Yo solo soy entrenador, ni soy propietario ni aficionado"

Bordalás, abril de 2022

Es evidente que todo ha cambiado. La ejecución de la compra de Hugo Duro es otra evidencia. En su rueda de prensa de presentación, Bordalás dejó claro que "vamos a consensuar junto con Miguel Ángel lo que va a ser la plantilla de la próxima temporada y las necesidades de la plantilla". Casi un año después, Bordalás dejó claro que nadie le pedía opinión: "No me han consultado la compra de Hugo Duro".

También ha cambiado la forma en la que afronta las posibles ventas de futbolistas importantes de la plantilla, por ejemplo de Gayà y Soler, los capitanes. "Gayà y Soler son magníficos jugadores y puede llegar un club y pagar sus cláusulas y hacerse con sus servicios", dijo en AS en el mes de julio pasado. Hoy en día, asume que más de uno se marchará: "Hay que vender por 65 ó 70 millones. Perder a Gayà y Soler sería debilitarnos", comentó hace unas semanas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?