VALENCIA

Bordalás: "Como técnico, yo tengo el ADN del Valencia"

El técnico alicantino atendió a AS un mes después de su fichaje por el club de Mestalla. Analiza la actual plantilla y los posibles fichajes.

0
José Bordalás, en Mestalla.
LAZARO DE LA PENA

José Bordalás (Alicante, 1964) afronta el mayor reto de su carrera como entrenador. Llega a Mestalla con la ilusión máxima de devolver a un grande de LaLiga a su lugar natural. El técnico es sabedor de la dificultad que entraña el proyecto, con jugadores que se han marchado y poco dinero con el que afrontar fichajes.

Eso sí, el entrenador está deseando que llegue el 7 de julio para que acaben las vacaciones de la plantilla y empezar a trabajar con el grupo. Su misión, inculcar a sus jugadores la intensidad con la que ha trabajado en el Getafe. De manera sosegada, atiende a AS para desgranar sus pensamientos

Hay curiosidad por ver al Valencia de Bordalás…

Todos tenemos muchas ganas. Somos optimistas. Pero paso a paso. Con mucho trabajo y humildad. A los que nos gusta el verde, lo echamos de menos. Pero los jugadores necesitan descanso y hay que esperar…

¿Usted no?

Bueno, los entrenadores es difícil que desconectemos. No acaba una temporada y empieza otra. Y más en un nuevo club. Para mí el fútbol es como una droga y disfruto con lo que hago.

¿Cumple un sueño entrenando al Valencia?

Más que un sueño es una satisfacción. Es una ilusión enorme el poder dirigir a un grandísimo equipo. El Valencia está entre los cuatro o cinco mejores de la Liga a nivel histórico. Es un desafío. Creo que era un momento en el que tenía que asumir este reto.

¿Estaban los caminos del Valencia y Bordalás llamados a cruzarse?

No lo sé, la verdad. La posibilidad de dirigir al Valencia siempre es una ilusión tremenda. Es dar un paso importante hacia adelante. Uno como profesional siempre quiere crecer y afrontar nuevos retos. No sé si estábamos predestinados... pero aquí estamos, satisfechos y vamos a disfrutar de esa posibilidad que se nos ha presentado. Yo voy a dar lo máximo para el Valencia.

¿Le sorprende que le preguntemos si se pensó dos veces decir que sí?

La verdad es que sí me sorprende. Soy una persona que no me gusta hablar del pasado sino del presente. Puedo entender que la afición del Valencia no esté contenta con las últimas dos temporadas, pero en el fútbol no hay que pensar en el pasado ni en el futuro, solo en el presente.

¿Y qué se ha encontrado en el club?

Optimismo. Noto ilusión en los dirigentes, en los empleados, incluso en la afición. Estoy contento por cómo me han abierto las puertas.

El club le ha presentado como un líder, ¿cómo se ejerce de líder?

No soy muy dado a definirme como profesional. Te llena de satisfacción que te cataloguen como un líder. Yo siempre intento que mis equipos tengan su sello de identidad. Creo que lo he conseguido durante estos años. Ahora afrontando un nuevo reto y tratar de que el Valencia se identifique con su afición y la afición con su equipo, que vuelva a disfrutar con un equipo que lo da absolutamente todo.

Cuando Djukic llegó al banquillo de Mestalla dijo que "el Valencia era un gigante dormido". Ahora, tras dos años fuera de Europa, ¿cómo se le despierta?

No sé si está dormido o no. Sí sé que afrontamos la temporada con la máxima ilusión y trataremos de que el Valencia dé sus mejores prestaciones. No es fácil, porque el fútbol ha cambiado, hay una igualdad en la Liga muy manifiesta, no es fácil para ningún equipo. Pero lo afrontamos con la máxima ilusión y responsabilidad. Vamos a ir paso a paso. Primero, la pretemporada. Después, cuando confeccionamos la plantilla, a ver dónde podemos llegar.

¿Cuál es el ADN del Valencia del que tanto habla?

Ese ADN se parece mucho al que yo tengo como técnico. O eso es lo que yo creo y por eso la decisión del Valencia de contratarme. El club considera que Bordalás puede recuperar esas señas de identidad. Soy un entrenador competitivo, riguroso y exigente. El Valencia siempre ha sido un equipo así. Un equipo que lo ha dado todo, que ha competido al máximo… un equipo con el que sus aficionados han disfrutado más allá del resultado.

¿Y cómo se recupera ese ADN?

El día a día va a ir marcando. Nadie tiene una varita mágica. No soy partidario de prometer absolutamente nada. Todos los que me conocen saben la complicidad, el compromiso, lo exigente que soy conmigo mismo. Los jugadores a los que he dirigido saben que soy muy riguroso y exigente, pero por el bien de ellos. Ahora vamos a intentar que el Valencia dé el máximo nivel.

¿Y cuál es el primer paso a dar?

Primero tenemos que trabajar con confeccionar una plantilla lo más competitiva posible y tenemos que recuperar la ilusión del jugador. Pensamos que el jugador puede mejorar, dar más rendimiento. Han sido dos temporadas difíciles, no solo para los jugadores sino también para los técnicos y la sociedad. Venimos de una pandemia y no han sido situaciones habituales y nadie estaba acostumbrado. Esperamos que el fútbol vuelva a ser lo más real posible y el público vuelva pronto a Mestalla y recuperemos el fútbol en su máxima esencia.

¿Tiene actualmente plantilla para hacer el Valencia que tiene en mente o va a necesitar de muchos retoques?

Bueno, estamos analizando. Llevamos poco tiempo. Junto con Anil (Murthy) y Miguel Ángel (Corona) estamos analizando las necesidades y la plantilla actual. Lo que consideramos que el equipo necesita mejorar y reforzar dentro de un mercado y de unas circunstancias del club que sabemos cuáles son. Pero queremos incorporar jugadores que nos den un salto, una mejora, que el Valencia necesita por su historia y su afición.

¿Cuál es su concepto de consenso?

El concepto es el diálogo. Y tener una percepción clara de lo que necesita el equipo y analizar lo que han sido las últimas dos temporadas. Digamos que las catalogo como menos buenas de lo que está acostumbrado el Valencia. Se analiza el porqué y a partir de ahí se dialoga y consensúa y se está de acuerdo en todo, en parte o en nada, pero hay cosas, datos, que son claros. Por ejemplo, el equipo ha encajado 106 goles en las últimas dos temporadas. Es imposible, imposible, que un equipo esté en zona de privilegio si encaja tal número de goles.

Es decir, la casa por los cimientos.

Así es. No he conocido nunca en la historia un equipo que haya sido capaz de conseguir grandes retos siendo un equipo vulnerable a nivel defensivo. Los equipos que ganan grandes campeonatos o pelean por zonas altas, son equipos que tienen una gran consistencia y son fiables. El Valencia no lo ha sido en las últimas dos temporadas. Ese es uno de los objetivos a mejorar.

"Es imposible estar arriba encajando 106 goles en las dos últimas temporadas"

¿La intensidad es algo que un jugador aprende o es una virtud que se tiene?

En el fútbol moderno y con la exigencia de la competición, es imposible rendir al máximo nivel sin ese nivel de intensidad. Yo lo llevo diciendo muchas temporadas. El fútbol ha experimentado una mutación muy llamativa. Sin intensidad es imposible competir. Nosotros lo único que hacemos es tratar de que el equipo sea lo más competitivo posible.

Se habla de mínimo tres refuerzos: un central, un pivote y un delantero. Pero escuchándole queda claro que lo poco o mucho que tengan para fichar lo invertirán en el sistema defensivo.

No podemos responsabilizar única y exclusivamente esa inconsistencia a la falta de algún jugador importante que pudiera llegar. Los que han estado también tienen una gran responsabilidad. Aquí de lo que se trata es de sacar rendimiento a lo que tenemos. Por eso ahora es ver qué tenemos, qué carencias hay y ver cómo mejorar.

¿Asume que hasta el 31 de agosto la plantilla no estará cerrada o trabajan con el objetivo de tenerla antes?

Sabemos que el mercado está parado. Hay una Eurocopa y una Copa América de por medio y eso paraliza el mercado. Debemos estar tranquilos. Sabemos que puede llegar alguna incorporación de manera inmediata o en el mes de agosto. Las dos cosas pueden pasar. Estamos tranquilos en ese sentido.

¿Qué perfil se busca: veteranos que conozcan la Liga?

Eso es un tema que tenemos hablado y consensuado, pero no lo vamos a hacer público. Sabemos casi al cien por cien que el equipo tiene ciertas necesidades, pero el mercado será el que decida. Puede haber jugadores con experiencia que nos puedan ayudar y sean interesantes y otros con menos experiencia que tengan ganas de asumir un reto. Va a depender del mercado.

Entre los nombres que han salido está el de Arambarri, ¿le ha dicho que quiere volver a jugar con usted?

Sinceramente no. Es un jugador del que yo me despedí, un magnífico jugador. Pero yo soy respetuoso con los jugadores que no pertenecen a mi club. Será una decisión que tomemos, claro, pero si nos interesa el Valencia se dirigirá al club que pertenece. Arambarri no es una prioridad para el Valencia, ni mucho menos, porque sabemos que tiene contrato con el Getafe.

Hablemos de los que a día de hoy están. Gayà desveló que usted ya ha hablado con él y con otros compañeros, ¿qué les ha notado a los jugadores?

Han sido conversaciones breves. Con los pocos que he podido hablar ha sido solo un saludo. Darle ánimo a los que están como Gayà en una Eurocopa y otros que están de vacaciones que descansen. No es momento de hablar mucho con ellos por teléfono. Yo soy más de hablar con el jugador cara a cara y ya habrá tiempo para hablar con todos y trasladarle lo que va a ser la pretemporada, lo que espero de cada uno de ellos. Pero les he notado con mucha ilusión. Vienen de dos temporadas difíciles, complicadas y ahora parece que todos vemos un poco la luz y les noto una gran ilusión.

"Si nos interesara Arambarri, el Valencia se dirigiría al Getafe, ahora no es una prioridad"

¿Gayà y Carlos Soler son intocables?

Sí. Son dos jugadores que llevan el ADN del Valencia y quieren al Valencia. El club lo sabe, el presidente lo sabe y ellos lo saben. Esos jugadores están solo pensando en el Valencia. Vamos a disfrutar de ellos sin ninguna duda… salvo que llegue una oferta irrechazable para el club y también para el profesional. Pero eso pasa en todos los clubes.

¿Asume esa situación de que pueda llegar ofertas por jugadores con los que desearía contar?

La asumo yo y prácticamente todos los entrenadores. Sabemos cómo está el mercado internacional. Gayà y Soler son magníficos jugadores y puede llegar un club y pagar sus cláusulas y hacerse con sus servicios. Pero en ese sentido estamos tranquilos. No pensamos en esa posibilidad. Contamos con ellos y ellos están tremendamente ilusionados. Lo que tenga que ocurrir va a ocurrir y nadie lo sabe. Así que ahora mismo solo debemos pensar que son jugadores del Valencia.

¿Sirve esa reflexión para otros jugadores como Maxi Gómez y Guedes?

Por supuesto. Maxi y Guedes son dos magníficos jugadores, contamos con ellos porque tienen contrato. Yo cuento con ellos como entrenador y mi intención es que recuperen su mejor estatus y nivel. Sé que ellos están pensando de la misma manera.

¿Y Cillessen?

Es un grandísimo portero. Lo ha demostrado y confiamos en que esté con nosotros, obviamente.

¿Prioriza la calidad o el compromiso?

Son importantes ambas cosas. El compromiso es innegociable y la calidad es una exigencia que el jugador tiene consigo mismo y yo como técnico lo exijo. Y más en un club como el Valencia. Para ser un jugador de primer nivel tienes que reunir compromiso, preparación, velocidad, atención… ellos saben que es así y los primeros que salen beneficiados de esa exigencia son los jugadores.

¿Dejaría salir a Daniel Wass o a otro jugador si se lo pidiera? Le doy el nombre del danés porque se ha dicho que quiere volver a su país.

Se ha hablado muchísimo de la posibilidad de que Wass vuelva a su país. Pero nosotros no hemos hablado de ese tema. Wass tiene contrato. Es un jugador magnifico y ha demostrado siempre un gran compromiso en el Valencia. Yo cuento con él.

¿Usted quiere una plantilla de 21 ó 22 jugadores?

Es una posibilidad que me gusta, sí. Pero no depende solo de mí. Hay que ver cuántos jugadores tienen contrato, cuántos pueden salir… es una opinión mía, una forma de ver la plantilla para no cerrar puertas a canteranos. No soy partidario de plantillas largas. Pero veremos a ver con cuántos iniciamos el campeonato.

Cuenta en nómina con muchos jóvenes, ¿se puede construir un proyecto de la exigencia del Valencia basándose en jugadores jóvenes?

Los que tenemos tienen un gran potencial y mucho futuro, pero todo necesita un periodo y nuestra intención es que esos jugadores sigan creciendo y maduren para conseguir los objetivos del Valencia.

¿Ya ha podido hablar con Peter Lim?

Aún no hemos podido. Pero hablo cada día con Anil y con Corona. Seguro que conoceré a Peter Lim y me consta que tiene plena confianza en el trabajo que estamos realizando, por eso se ha apostado por mí como técnico. Estoy completamente tranquilo en ese sentido.