COPA DE ÁFRICA

Islas Comoras, el diminuto país hace historia en la Copa de África

Su victoria ante Ghana dejó fuera a una de las potencias del continente y sitúa en el mapa al pequeño archipiélago de un millón habitantes situado en el Índico.

0
Islas Comoras, el diminuto país hace historia en la Copa de África

Islas Comoras, un archipiélago minúsculo del océano Índico, un país situado entre Madagascar y el continente africano, escribió una de las mayores gestas del fútbol africano al derrotar a Ghana y eliminarla de la Copa de África contra pronóstico. Un tanto a última hora de Mogni propició la debacle histórica de los ghaneses y deja a las Comoras con opciones de clasificarse para octavos como una de las mejores terceras.

Este archipiélago de apenas un millón de habitantes está formado por tres islas volcánicas. Ha vivido una constante inestabilidad política desde que declaró la independencia de Francia en 1978 y, según los últimos datos, alrededor de la mitad de su población vive por debajo del umbral de la pobreza. En cualquier caso, es un lugar paradisíaco por sus playas y conjuntos volcánicos, que han elevado el turismo en la zona en los últimos años.

En un contexto así, parece imposible pensar en una gesta como la protagonizada ante Ghana, a la altura de las que también se han vivido en el actual torneo con Sierra Leona empatando con Costa de Marfil o Guinea Ecuatorial venciendo a Argelia. Lo de las Comoras va más allá. Nunca antes participó en ningún gran torneo y su primer partido oficial data de 2007. En apenas 15 años ha pasado de estrenarse en el plano internacional a ganar su primer partido en un gran torneo.

Casi la totalidad de la plantilla juega en Francia, aunque en las divisiones más bajas del país. Hay uno en la 5ª división de Francia, seis en 4ª, cinco en 3ª y cuatro en 2ª; también hay dos futbolistas en la 2ª de Suiza, otros dos en 2ª de Países Bajos y otros dos sin club; por último, hay uno en las 2ª divisiones de EEUU, Serbia, Bélgica, Chipre, Mauritania y Sudáfrica. Toda una proeza del país que nadie conocía y desde esta Copa de África ya es historia de la competición.