COPA | ATLÉTICO BALEARES - VALENCIA

Delgado: "Será Gayà el que me pida la camiseta y no al revés"

El central del Atlético Baleares debutó con el Valencia en Champions, en octubre de 2012. Dos lesiones graves le rompieron su sueño como ché.

0
Delgado: "Será Gayà el que me pida la camiseta y no al revés"
ATLÉTICO BALEARES

Carlos Javier Delgado Rodríguez (Puerto Real, 1990) tiene ganas de Valencia. En octubre de 2012, con 22 años, debutó en Mestalla en la Champions, ante el Lille. Ese día lo bordó, pero dos lesiones graves le frenaron de golpe. Nunca más volvió a enfundarse la camiseta del primer equipo. Ahora lo recuerda con tristeza, pero en su día vivió un drama. Reconoce que una negligencia pudo truncar su sueño en blanco y negro. Ahora, es el central del Atlético Baleares y avisa a Bordalás después de dejar en la cuneta a Getafe y Celta. Se intercambiará la camiseta con Gayà, aunque bromea y afirma que será el capitán ché el que quiera su elástica y no al revés.

Sólo jugó un partido con el primer equipo del Valencia y fue en ¡Champions!

Así es. Fue todo muy rápido. Firme en pretemporada por el filial y nada más llegar empecé a entrenar con el primer equipo del Valencia, que tenía sólo a Víctor Ruiz, Ricardo Costa y Rami de centrales. Pellegrino me dijo que sería el cuarto central. No me sorprendió el debut porque esperaba mi momento, ya que estaba entrando en casi todas las convocatorias. Hubo lesiones en el eje de la defensa y llegó mi turno.

Y le ganan 2-0 al Lille en Mestalla...

Fue el guion soñado. Salió un buen partido, con un doblete de Jonás. Recuerdo como estábamos concentrados a la hora de la siesta en el hotel y Pellegrino tocó a mi habitación y me dijo que iba a ser titular. Ya no pude dormir. Lo primero que hice fue llamar a mi madre. Luego, tuve nervios cuando sonó la música de la Champions, pero en los primeros minutos nos empezamos a encontrar más cómodos. Todo salió bien y nos clasificamos para la siguiente ronda de la Champions, por detrás del Bayern.

Y ahí se acaba su aventura en el Valencia, de golpe...

No vuelvo a jugar porque cinco o seis días después de aquel partido me lesiono y ya no reaparezco hasta el año siguiente. Fue muy extraño lo que me pasó. El doctor Candel me diagnosticó una pubalgia y sigo entrenando. No podía soportar el dolor y decidí hacerme otra prueba. Tenía una rotura en el aductor y me lo estaba destrozando en cada entrenamiento. O me operaba o decidía recuperarme con un tratamiento conservador. La operación tampoco garantizaba nada y no quise pasar por el quirófano. No volví a jugar hasta la siguiente temporada con la mala suerte de que en diciembre, después de hacer la pretemporada con el primer equipo, me rompo el peroné y ya no jugué más.

Carlos Delgado, el día de su debut en Champions con el Valencia, ante el Lille.

Entonces, su etapa en el Valencia acaba de forma dramática. ¿No sintió rabia tras aquel mal diagnóstico?

Por supuesto, pero nadie se equivoca queriendo. Sentí mucha rabia y le di muchas vueltas a las lesiones, sobre todo a la primera.

Antes de todo aquello se vería en una nube. ¿Pensó que iba a consolidarse en Primera?

Claro. Lo tenía bastante cerca y pensaba que mi carrera iba a cambiar. Me salió un partido muy bueno y no era un simple debut porque estaba en dinámica del primer equipo. Además, contaba con la máxima confianza de Pellegrino y aquello me cortó la progresión. Siempre le estaré agradecido al míster por la tranquilidad y la confianza que me dio. Pero pasan los años y lo olvidas y ahora pienso que nunca sabes lo que podría haber pasado si no me hubiese lesionado.

Aún así, fue feliz en el Valencia...

Viví mis mejores años. Es donde más feliz he sido y pude cumplir uno de mis sueños. Recuerdo mi paso por el Valencia con mucha alegría.

¿Quién le marcó en aquel Valencia?

Había jugadores muy buenos. Estaban Banega, Canales, Soldado, Tino Costa, Albelda... Pero me quedaría con Banega por su calidad y su forma de ser.

Hábleme del partido del domingo...

El Valencia es el favorito porque está en Primera. Será muy difícil, pero si hacemos un partido serio tendremos nuestras opciones. Somos un equipo comprometido y solidario.

Que se ha 'cargado' ya a dos Primeras...

Igual eso les pone un poco más en alerta. Ante el Getafe se nos puso todo de cara y fuimos muy superiores (5-0). Frente al Celta, estuvo más igualado (2-1), pero también merecimos la victoria.

¿Le gusta este Valencia?

Bordalás se ha encontrado un Valencia en plena reconstrucción, con muchas bajas, rumores de salidas... Le falta asentar un poco el proyecto y seguir creciendo para volver a estar entre los cuatro mejores de España. Yo veo al Valencia como un equipo ordenado y serio. A mí me gusta Bordalás y pienso que la mejoría con él es visible.

Su Valencia era más tranquilo socialmente que el actual...

A mí me pilló la etapa de Llorente y Amadeo. No había tanto jaleo como ahora, que parece que cada día hay un tsunami o una historia. Me da pena porque es un club ideal por afición, jugadores, historia, identidad... Puedo decir que yo me he sentido muy querido y es el club que me ha marcado.

¿Quién le preocupa en ataque?

Pienso que Guedes es el más diferencial en ataque y el que marca la diferencia.

¿De quién se pide la camiseta?

Tengo muy buena relación con Gayà desde siempre, pero estoy seguro de que me la pedirá él a mí (risas).