CANTERA BLANQUIVIOLETA EN AS

Slavy vuelve por sus fueros

El delantero oscense marcó un doblete vital para que el Real Valladolid Promesas iniciara 2022 con victoria.

Valladolid
0
Slavy vuelve por sus fueros
REAL VALLADOLID

"¿Qué pasa con Slavy?" fue una de las preguntas más repetidas en los últimos meses de 2021 en el entorno del Real Valladolid. El delantero oscense debutó con el primer equipo en un momento en el que las bajas arreciaban y, apenas diez días después, se lesionó. Inicialmente, para un mes. Fueron dos, de ahí la cuestión manida. Antes de acabar el año retornó frente al Zamora, si bien no recuperó la titularidad hasta la última jornada, en el Nuevo Vivero.

Y brilló, hasta tal punto que su doblete acabó dando la victoria al Promesas frente al Badajoz, lo que permite a los pupilos de Julio Baptista salir del descenso a un partido para terminar la primera vuelta. Primero, aprovechó un rebote de un rival para, a la media vuelta, soltar un latigazo que puso el 0-1 en el minuto 6. Más tarde, al borde del descanso, anotó el 0-2 en una transición magnífica de Paulo Vitor, cuya galopada acompañó para remachar con violencia.

Merced a estos dos tantos, marca de la casa, Slavy suma cuatro en su casillero, cifra nada desdeñable a tenor de los apenas 522 minutos que le han permitido disputar las lesiones. El promedio, de un gol cada 130,5 minutos, habla de la voracidad de un delantero que ya demostró serlo en la División de Honor, en la que asombró en su primera campaña, en la que marcó 18 goles a pesar de que la pandemia detuvo la competición. Luego comenzó el calvario.

Y es que su último año y medio ha estado marcado, en primer lugar, por la rotura de cruzado que le alejó de los terrenos de juego ocho meses. Volvió hace once y lo hizo conjugando enchufar. La idea imperante en Los Anexos era la de que se dosificara, y así se hizo, lo que no fue óbice para que, por ejemplo, llegara a hacer un hat-trick en menos de un cuarto de hora. Hizo seis goles en 182 minutos, pero se volvió a lesionar y se perdió la segunda mitad de curso.

Un problema muscular llevóa Slavy a comenzar la presente campaña todavía sin adquirir un ritmo competitivo alto. Así, no alcanzó la hora de juego hasta la cuarta jornada y, cuando parecía que volvía a estar a tono, la enésima lesión, la narrada antes, le complicó el inicio de temporada (lo que, dicho sea de paso, abrió la puerta a Arroyo). Empezado un nuevo año, con 444 minutos a las espaldas, recuperó la titularidad en el Nuevo Vivero y volvió por sus fueros, algo que todo el mundo desea confirmar de cara a un 2022 que se prevé ilusionante.