REAL VALLADOLID

Slavy reaparece y vuelve a ser decisivo

Después de ocho meses lesionado, la perla de la cantera del Real Valladolid vuelve a jugar y a marcar. El Leganés, su primera víctima.

Valladolid
0
Slavy reaparece y vuelve a ser decisivo
REAL VALLADOLID

La temporada 2019-20 fue una montaña rusa para Borislav Ivaylov. Después de recalar en el Real Valladolid en verano, el ariete conocido por Slavy sorprendió y encandiló a todos a base de goles. Marcó 18 en 25 partidos, a los que añadió uno con la selección española sub-18. Aún con 17 años, la perla de la cantera blanquivioleta debutó en el Promesas. Ya con la mayoría de edad, y mientras preparaba el playoff de ascenso a Segunda con el filial, cayó gravemente lesionado.

Tras pasar ocho largos meses en el dique seco, la rotura del ligamento cruzado ya es pasado. El delantero aragonés, de origen búlgaro, volvió a jugar el pasado sábado. A pesar de que Los Anexos están cerrados al público, recibió una ovación de sus compañeros y miembros del club, así como de los aficionados apostados en la valla del fondo sur del campo. Julio Baptista le hizo saltar al césped a falta de cuatro minutos, con el marcador igualado frente al Trival Valderas, y no alcanzó a decidir el choque.

En cambio, este miércoles sí pudo hacerlo frente al Leganés. Entró en el minuto 75 y dos minutos después marcó su primer gol de la temporada, y qué gol. Recibió un centro lateral lejano de las botas de Diego Moreno y lo bajó entre dos centrales. Amenazado por uno de estos y por dos rivales más, en la frontal, consiguió hacerse hueco para darse la vuelta y, con la zurda, soltar un latigazo que no alcanzó el portero, pues fue ajustado al palo, alto, casi en la escuadra.

Seis minutos le bastaron entre los dos partidos para volver a dar cuenta de su pólvora; 19 lleva en sus dos primeras apariciones del curso. Sin embargo, la intención del club es que se reintegre de forma pausada, sin correr prisas y poner en riesgo su rodilla lesionada, pensando, en primer lugar, en la segunda fase de la temporada, y después, y lo que es más importante, en el largo plazo, dado que su futuro apunta alto (y tras su renovación hasta 2023, de blanquivioleta).

Más goles con sentimiento y significado

El de Slavy no es el único gol emotivo que ha marcado el Real Valladolid juvenil en la última semana. No en vano, el pasado sábado se estrenó en División de Honor Roberto Arroyo, señalado hace unos años como otro de los grandes talentos de la cantera y que está contando para Baptista después de ser capitán del Juvenil B. Atacante como Slavy, vivió hace unos años un episodio que todavía se recuerda en Los Anexos.

A finales de octubre de 2017, sufrió una problema vascular, fruto de un golpe en la pantorrilla, que provocó que tuviera que ser hospitalizado. El susto inicial fue importante, puesto que se llegó a tener por su integridad física y que pudiera volver a mostrar su nivel. Sin embargo, antes de que terminara el curso volvió a jugar y ha seguido quemando etapas hasta hollar frente al Trival Valdera su siguiente cima.

Frente al conjunto de Alcorcón volvió a ver puerta David Torres, hijo de Javier Torres Gómez, quien lleva cuatro goles en su estreno en la División de Honor a pesar de ser defensa central. El tanto provocó alguna que otra risa en la grada, ya que su padre (director de metodología del club) veía el partido en esta junto a otros ex que forman parte de la estructura del Real Valladolid, varios de los cuales le hicieron notar que la capacidad goleadora de su hijo supera a la suya.