SUPERCOPA DE ESPAÑA

La Supercopa no recupera la tecnología de gol en Arabia

La RFEF decidió estrenar el Ojo de Halcón en dicho torneo en 2020, pero no lo utilizará para esta edición. El VAR y el VARDict se mantienen.

0
La Supercopa no recupera la tecnología de gol en Arabia

La Supercopa de España se celebrará otra vez en Arabia Saudí. Habrá diferencias respecto a la edición que se celebró allí en 2020. Entonces, se apostó por estrenar el nuevo formato del torneo con las últimas grandes novedades tecnológicas: VAR, VARdict y Ojo de Halcón. Pero para la de este año se ha decidido prescindir de la tecnología de gol. La herramienta que avisa al reloj del árbitro que el balón ha rebasado completamente la línea de gol sin necesidad de recurrir al videoarbitraje para dictaminar si hay o no gol fantasma. Supone un ahorro de tiempo y mayor fiabilidad, pero también supone una inversión de varios millones de eurps si cuenta con dicha herramienta.

La temporada pasada tampoco se usó la tecnología de gol en la Supercopa. En dicha ocasión, el motivo que se esgrimió desde la RFEF fue que no se iba a jugar en un solo estadio (como este año o en 2020), sino en tres. Por culpa del COVID, se suspendió el viaje a Arabia y la RFEF apostó por tres campos de Andalucía: Nuevo Arcángel, La Rosaleda y La Cartuja. Ninguno de los tres estaba adaptado para usar la tecnología de gol y se hubiera tenido que hacer una inversión económica para datar con 14 cámaras especiales a cada uno de los estadios. Uno de los motivos por los que se decidió no contar con dicha tecnología.

Esta temporada, tampoco habrá Ojo de Halcón en la Supercopa, pese al regreso a Arabia, a un solo estadio y al debate surgido a finales de noviembre en España. El Elche protestó y alzó la voz por un posible gol fantasma de Carrillo que no subió al marcador y que con el VAR no se logró salir de dudas al 100%. LaLiga, a diferencia de otras competiciones, no cuenta con dicha tecnología. Desde la RFEF, entonces, tendieron la mano a implantarla si los clubes así lo decidían. "Esto es un servicio que pagan los clubes. Al pagarlo ellos, son los clubes los que deciden qué servicios quieren que les demos. Si en relación calidad-precio entienden que sucede una vez al año o cada seis meses y la cámara del VAR cumple esa función. Hay que entender entre comillas que el VAR puede hacer de línea de gol. Es infalible el chip. Es cierto que en general se han visto repeticiones con esa cámara y se ha visto si pasaba o no. Aún así, si los clubes quieren y están dispuestos a entender que es un servicio para ellos fundamental, pues la RFEF se lo dará encantado. Por nuestra parte no hay ningún problema", afirmaba Luis Rubiales, presidente de la RFEF.

Aunque no exista tecnología de gol, si se mantendrá el uso del VAR en la Supercopa. La Sala VOR será en unidades móviles ubicadas en las inmediaciones de los estadios. Además, también se contará con el VARDict. Este sistema conecta el VOR con la TV y los videomarcadores del estadio para aclarar qué se está revisando y mostrar las mismas imágenes que están viendo los árbitros.

Sanciones disciplinarias en la Supercopa

Una de las dudas que siempre afloran durante la Supercopa es cuándo se cumplen los partidos de sanción tras la disputa de este torneo. Es decir, si un jugador es expulsado en el último partido de su equipo en dicha competición.

El artículo 56.8 del Código Disciplinario dice lo siguiente: "La suspensión por partidos que sea consecuencia de la Supercopa de España con independencia de su gravedad, implicará la prohibición de alinearse, actuar, acceder al terreno de juego, al banquillo y a la zona de vestuarios, en tantos aquellos como abarque la sanción por el orden en que tengan lugar, aunque por alteración de calendario, aplazamiento, repetición u otra cualquiera circunstancia, hubiese variado el preestablecido al comienzo de la competición".

Todo jugador que sea expulsado en la final (o en la semifinal y su equipo quede eliminado) deberá cumplir la sanción en el siguiente partido que se dispute de cualquier torneo nacional. Que serán los octavos de Copa. No se guarda esa sanción para la siguiente edición de la Supercopa como sucedía en pasado reciente.