MALLORCA - GETAFE

Ángel amenaza al Getafe

Luis García tiene seis bajas, pero vuelven Babá y Kubo. El equipo azulón quiere mantener el 'efecto Quique' (18:30, Mov. LaLiga).

0
Ángel amenaza al Getafe
MIQUEL A. BORRAS DIARIO AS

EI Visit Mallorca Estadi será el escenario de un duelo que se antoja vital para Mallorca y Getafe. Si los locales ganan, se estabilizan en la zona media de la clasificación y pueden soñar con cotas mayores. Una derrota les acerca peligrosamente a la zona baja, además de alargar más una mala racha de resultados que va por los cinco partidos consecutivos sin ganar (sigue el partido en directo en AS.com).

Luis García no olvida el mal partido en Vallecas y no quiere que se vuelva a repetir. El técnico bermellón recupera a Babá, el hombre clave que equilibra el sistema de juego y que permite al equipo crecer. El jugador ghanés estará en la alineación titular. También será de la partida ante el equipo getafense Take Kubo, aunque el japonés, en principio, tendrá que esperar su oportunidad en el banquillo.

La mala noticia para el técnico del equipo balear es la alta ocupación de la enfermería. Seis son las bajas que tiene para afrontar el partido. A las de larga duración de Hoppe y Raíllo, se unen las de Greiff, positivo por coronavirus, Salva Sevilla, Lago Junior y Amath.

Por su parte, el Getafe de Quique sigue en su particular escalada contrarreloj para salir de los puestos de descenso. Una victoria en Palma le permitiría acabar la jornada fuera del pozo. El entrenador del Getafe repetirá la alineación con la que goleó en el Coliseum al Cádiz. Como para no hacerlo después de firmar el mejor partido de la temporada con goleada incluida.

 La mejoría, desde la llegada de Quique, se ha dejado notar en el Coliseum y quieren prolongarla lo máximo posible. El técnico azulón volverá a apostar por los tres centrales para recuperar seguridad atrás y fortaleza aérea que también viene muy bien en ataque. Este cambio de sistema le ha permitido sumar ocho puntos en seis partidos (dos victoria, dos empates y dos derrotas). En el ataque, Sandro va recuperando su nivel y en general todos los jugadores empiezan a ser reconocibles. Además de la calidad, en el vestuario el compromiso es máximo, sirva como ejemplo Maksimovic. El centrocampista serbio jugó con la mano fracturada la semana pasada y repetirá esta.