CELTA-GRANADA

Robert Moreno se la juega contra Aspas en su vuelta a Vigo

El técnico catalán está muy cuestionado en Granada y su futuro pende de un hilo. El moañés puede despedir al entrenador que lo 'echó' de la Roja.

0
Robert Moreno posa delante del autobús del Granada
Parker DIARIO AS

La mejor venganza se sirve bien fría. A Iago Aspas le ha llegado el momento de ajustar cuentas por su incomprensible marginación de La Roja. El moañés tiene la oportunidad de despedir al entrenador que lo ‘echó’ de la Selección. Robert Moreno aprovechó su interinidad para cargarse al diez del Celta, una decisión nada entendida en todo el país. Por si aquello fuera poco, el pasado verano utilizó la figura del delantero céltico como arma arrojadiza en su guerra particular con Luis Enrique. “Hubiera convocado a Aspas porque ha hecho un final de temporada muy bueno. Lo veo bastante claro”, dijo Moreno sin ponerse colorado. ¡Viva la hipocresía!

Robert Moreno regresa a Balaídos después de escuchar los pitos de su propia afición, en la cuerda floja y sin red de seguridad. Con el finiquito ya redactado amenazando en el despacho del que manda. En Vigo fue sombra de Luis Enrique y de Unzué. Pasó de puntillas con su carácter hierático.

El Celta llega a este partido con la alegría que dan las victorias. El triunfo ante el Levante sirvió para eliminar la ansiedad y las urgencias, ahora buscan hacer sonreír a su público, que solo ha visto derrotas desde el regreso pospandémico a los estadios. Beltrán parece haberle quitado el puesto a Denis, Brais vuelve a lucir con su brillante zurda y Aspas continúa siendo determinante. Fuera de concurso están Dituro y Santi Mina, los líderes celestes en las porterías.

Habrá numerosos cambios en el once nazarí, en busca de la tecla mágica que afine el órgano. Se prevé una revolución en defensa, con Quini, Abram y Escudero y nuevos aires en el medio, buscando la inspiración de Monchu.