NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

Chen, 'made in Spain'

El Espanyol, el único club que solo ha fichado experiencia en Primera, evita el mercado foráneo con el actual presidente: 41 de sus 48 refuerzos tenían experiencia en LaLiga.

Actualizado a
PRESIDENTE CHEN YANSHENG, ESPANYOL
RCDE

Sergi Gómez, Manu Morlanes, Aleix Vidal, Loren Morón y Yangel Herrera han sido –por este orden– los refuerzos del Espanyol en la ventana de fichajes, el decimosegundo mercado desde que Chen Yansheng asumió la presidencia y la propiedad del club, en enero de 2016. Entre todos, suman 523 partidos en Primera División, un dato que muestra al equipo blanquiazul como el que ha recurrido con más fuerza a la experiencia en LaLiga española. Y no se trata de un ‘rara avis’ en la era del magnate chino, sino más bien de una constante.

De entrada, y en lo que respecta a este mercado último, solo el Espanyol ha incorporado exclusivamente a futbolistas que ya habían jugado en Primera. La inmensa mayoría han recurrido al mercado extranjero, que nunca antes habían jugado en España, para algunos de sus fichajes. Además de los aspirantes al título –con ejmplos variados, como Matheus Cunha (Atlético de Madrid), David Alaba (Real Madrid), Memphis Depay (Barcelona) o Thomas Delaney (Sevilla)–, han seguido esta fórmula desde la Real Sociedad (Alexander Sorloth) al Elche (Iván Marcone) pasando por el Granada (Luis Maximiliano) o el Getafe (Juan José Macías).

También ha pescado fuera, en refuerzos 'vírgenes' para LaLiga, otro recién ascendido como el Mallorca, con Dominik Greif o Matthew Hoppe. Y el Rayo Vallecano, el tercero que subió junto a los pericos y los bermellones, ha optado entre otros por fichajes sin experiencia en Primera, como son los casos de Patthé Ciss o Randy Nteka, del Fuenlabrada, de Nikola Maras del Almería e incluso de Sergio Moreno, que había jugado un partido, y precisamente como rayista.

Lo mismo le sucede a un Levante que, entre sus incorporaciones con aroma a LaLiga cuenta con Enric Franquesa, quien se estrena en la máxima categoría, por no añadir a Roger Brugué, que procedente del Nàstic de Tarragona se ha marchado cedido al Mirandés. Y al Athletic Club, cuya única cara nueva es Álex Petxarroman, procedente de la Real Sociedad B –es decir, el Sanse–, y por tanto sin mayor experiencia en la elite que la exitosa fase de ascenso a Segunda A del pasado mes de mayo.

De 48 fichajes, 41 con pasado en LaLiga

Ante este panorama tan bidireccional –con fichajes de campeonatos extranjeros o de categorías inferiores–, la apuesta del Espanyol por la experiencia en Primera –en armonía con la idiosincrasia de cantera– resulta aún más rotunda. Pero no viene de nuevas. En estos cinco años y medio de Chen Yansheng en la presidencia, ha firmado el club perico 48 fichajes, de los que 41 contaban con pasado en LaLiga –el año pasado, por cuestiones obvias, la mayoría procedían de Segunda– y solo seis se estrenaban en el torneo español. Una constante que se ha repetido a pesar de que han pasado por la entidad cuatro directores deportivos y hasta siete entrenadores distintos.

Ferreyra, Wu Lei y Alfa Semedo, en su presentación conjunta como jugadores del Espanyol.
Ampliar
Ferreyra, Wu Lei y Alfa Semedo, en su presentación conjunta como jugadores del Espanyol.GORKA LEIZADIARIO AS

Nany Dimata , fichado en el pasado invierno procedente del Anderlecht, ha sido el último de esos refuerzos que no habían jugado nunca en LaLiga. El anterior, Matías Vargas, es –además de la segunda incorporación más cara en la historia del Espanyol– el único que aterrizó en un mercado de verano. Porque tanto Facundo Ferreyra como Alfa Semedo y Wu Lei aterrizaron en enero, concretamente al unísono en 2019. Igual que Óscar Duarte, curiosamente el primer fichaje de Chen, y que Giedrius Arlauskis, firmados en los albores de 2016.

Entre los siete, y solo en concepto de compras o el pago de cesiones en el caso del ‘Chucky’ –sin contar fichas– le han comportado al Espanyol más de 17 millones de euros, que por ahora no ha podido recuperar en modo alguno mediante ventas, acaso en ingresos ajenos al fútbol que le reporta la presencia de Wu Lei.

Quizá esa falta de concordancia entre el coste y el rendimiento que después puede llevar a las plusvalías –que se lo digan al Sevilla– explique en parte su apuesta exclusiva por la experiencia en LaLiga. Por el rendimiento inmediato en perjuicio, a veces, de la revalorización. Por un ‘made in Spain’ que acompaña, en materia de fichajes, al Espanyol de Chen.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?