REAL VALLADOLID

El Real Valladolid realizó cinco fichajes y 18 salidas

Ayer se realizaron seis operaciones que acabaron con tres fichajes y tres futbolistas que abandonaron la disciplina blanquivioleta.

0
Foto del primer día de entrenamientos del Real Valladolid.
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO

Al Real Valladolid, sobre el papel, le salió bien el plan de todo el verano en un día, el de ayer, de locos. De cara a la galería afirmaban desde el club estar tranquilos, pero el nerviosismo por la alta masa salarial de los 39 jugadores que podían empezar en la primera semana de julio era patente. Los contratos de la mayoría eran un inmenso problema y se planteaba en el club la disyuntiva de que si se pagaban las indemnizaciones no se podrían hacer frente a los fichajes. Tan es así que hasta que no se cerró el traspaso de Marcos André al Valencia, por nueve millones de euros, el plan de actuación estaba parado. No había liquidez, ni se entraba en el limite de gasto de la liga. Y es que además de finiquitar a muchos jugadores, ha habido que hacer frente a las indemnizaciones de cerca de medio centenar de personas despedidas del club en estos meses.

Las salidas de esos 18 jugadores no han sido baratas. Además de la venta de Marcos André ha habido ocho acuerdos de despido, donde se ha pagado en todos los casos más del 50% de las fichas, a dos futbolistas del filial con opción de compra se les dejó ir: Miguel Ángel Rubio y Fran Álvarez y se han cedido a siete jugadores. En todos los casos menos en el de Sekou, el club no va a cobrar por las mismas y sí va a tener que pagar hasta el 90% de algunas fichas escandalosas. No es nada nuevo. Ya ocurrió el verano pasado y venía heredado. De esta manera, el club ha rescindido a Vilarrasa, Doncel, Zalazar, Bruno, Corral, Moi, Orellana, Oriol Rey, mientras que ha cedido a Guardiola, al Rayo, Alende, al Lugo, Caro, al Burgos, Sekou, al Málaga, Sergio Benito, al Badajoz, Víctor García, al Depor, y Waldo, al Círculo de Bruja, a lo que hay que sumar la cesión de larga duración de Stiven Plaza en Independiente del Valle.

Otro de los problemas que ha tenido el club es lo que varias personas ligadas al fútbol y al mercado llaman duplicidad de direcciones deportivas. Por una parte trabaja Fran Sánchez y por otra Paulo André, con la autoridad que le da ser muy próximo el presidente Ronaldo Nazário y que no ha sido presentado. Esto ha llevado a circunstancias tan llamativas como el fichaje frustrado de Iván Alejo o que un portero, Caro, al que Pacheta le dijo que iba a ser titular en Las Palmas y durante la Liga haya salido cedido al Burgos. No queda ahí. A algunos jugadores, como Kike, se les invitó por una de las dos direcciones a que salieran, mientras la otra lo desconocía. Han sido los vaivenes del mercado pucelano.

La parte buena de este mercado, sin embargo, viene en dos frentes. El Real Valladolid ha logrado mantener a la mayoría de sus pilares: Olaza, Roque Mesa, Weissman o Plano y, además, ha conseguido fichajes de jugadores interesantes. Los pucelanos han cerrado la plantilla con los fichajes de Hugo Vallejo y Sergio León y las cesiones de Cristo, Udinese, Gonzalo Plata, Sporting, y Diogo Queirós, Famaliçao. En total queda una plantilla con 25 jugadores donde Vallejo tendrá ficha del Promesas y El Hacen no tendrá ficha por esta lesionado.