ATLÉTICO DE MADRID

Llorente recupera la mordiente en el ataque del Atlético

El '14' está de vuelta y con las ausencias arriba puede empezar el curso como delantero. Simeone lleva toda la pretemporada recurriendo a la cantera.

0
Marcos Llorente, durante un entrenamiento con el Atlético.
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Atlético enfrenta el último amistoso previo al inicio de Liga y lo hace con refuerzos en todas las líneas. Si los últimos en llegar tienen su presencia en el aire para visitar al Feyenoord (Suárez, Trippier, Correa, Lodi y el recién recuperado Savic), Simeone aparentemente podrá volver a recurrir a Hermoso en defensa, tiene a Herrera en el centro del campo, al capitán Koke y su refuerzo de lujo en la delantera en forma de Marcos Llorente.

El '14' ha demostrado sobradamente su polivalencia, que le permite jugar desde lateral derecho, pivote, centrocampista llegador, interior derecho, segundo punta y hasta referencia en el área. Y ante las limitaciones en ataque, con Suárez y Correa con menos de una semana de entrenamientos, João Félix todavía rehabilitándose por su operación de tobillo y a expensas de sumar efectivos arriba en el mercado de fichajes, Llorente se postula como uno de los delanteros para iniciar LaLiga en Balaídos.

Ante el Feyenoord podría estar acompañado por Giuliano Simeone, una de las grandes sensaciones de la pretemporada por su pelea, afán para perseguir cada jugada, velocidad y trabajo, o por un Lemar flotando por detrás de Llorente, dejando a Herrera, De Paul y Koke el centro del campo. Si la posición ideal del '14' está en esa sala de máquinas, pero con libertad para desplegarse en ataque y buscar el desmarque al espacio en la banda derecha, está preparado para ejercer de punta de lanza si el Cholo lo requiere. La temporada pasada consiguió 13 goles y 12 asistencias, un año de explosión total para convertirse en uno de los futbolistas más determinantes de LaLiga y en una pieza clave para alzar el título en el campeonato nacional.

A sus 26 años, ha dado un salto en su carrera desde que llegó al Atlético y si su valor de mercado en abril de 2020 era de 16 millones, en poco más de un año ha alcanzado los 80, lo que le convierte en el segundo futbolista más cotizado de la competición, empatado con Pedri y João Félix y únicamente superado por De Jong (90M€). Sin embargo, Llorente no se conforma con lo conseguido hasta el momento. Quiere seguir creciendo, sintiéndose cada vez más importante y demostrando que sus cifras del curso pasado no fueron casualidad. Ante el Feyenoord llegará su calentamiento previo al inicio de Liga y quiere dejar claro que las vacaciones no van con él.