REAL MADRID

Bale descarta la MLS

El galés ha decidido jugar en el Madrid en su último año, descarta cualquier cesión o ir a jugar a la Liga de EE UU, que postpone para 2022.

0

La noticia de que Bale podría jugar esta próxima temporada en la MLS ha ido cogiendo fuerza en los últimos días. De hecho, el jugador lo estaba valorando. Pero ya ha tomado una decisión y según asegura su entorno más cercano a AS, esta opción ya está descartada. "Se queda esta temporada en el Real Madrid", dicen con firmeza, dejando para más adelante la exótica liga americana y confirmando la intención del jugador de intentar terminar a buen nivel su contrato con el Real Madrid. Acabar su contrato vistiendo la camiseta blanca siempre estuvo, de hecho, en los planes del galés, cuya familia, incluso, estuvo viviendo en Madrid durante la temporada de cesión en el Tottenham en la que, si bien no jugó muchos minutos (1.672), sí que terminó marcando 16 tantos… Ahora, sin Zidane, Bale ve el camino despejado.

La realidad es que Bale afronta esta temporada con la máxima ilusión con el cambio de técnico. El atacante sintió que Zidane fue, más allá de las inoportunas lesiones, el gran problema que le impidió rendir como en sus primeros años en el Madrid, en el que fue fundamental para la conquista de títulos importantes, como tres Champions (las dos finales del Atlético y la del Liverpool) y una Copa del Rey (la carrera con Bartra). Las palabras de aliento de Ancelotti con respecto a su situación, pronunciadas por el técnico en su presentación, sirvieron de acicate a Bale para tomar la postura firme de quedarse en su último año de contrato y no buscar una nueva cesión.

La MLS, según la información que dispone este periódico, sigue siendo un objetivo para Bale, pero siempre después de terminar su contrato en el Real Madrid. Después de participar en la Eurocopa, el siguiente gran reto de Bale es jugar el Mundial de Qatar 2022, que se disputará en enero de ese año (dentro de dos temporadas). Para entonces, la MLS sí que es un destino agradable en el que podría mantener la forma para ese Mundial, sin presión y rodeado de campos de golf si el destino elegido, como parece, es el Inter de Miami.

Más allá de las aspiraciones deportivas (a sus 32 años, Bale sigue teniendo interés por jugar en el fútbol del máximo nivel), que vaya este verano a la MLS es imposible por una cuestión económica. El galés cobra ahora 30 millones brutos en el Real Madrid (algo más de 15 millones netos). Y el campeonato norteamericano, gravemente afectado por la bajada de ingresos por el coronavirus, está en plena contención de gastos. Se han acordado recortes salariales de casi el 50% para los jugadores en esta Liga que en realidad es un campeonato cerrado al estilo NBA (con franquicias).

Antes de eso recortes en los sueldos hay otro impedimento, los estrictos topes salariales. El sueldo de Bale en el Madrid cuadruplica al más alto en la MLS, que actualmente es el de Chicharito en Los Ángeles Galaxy. El mexicano está cobrando 9 millones de euros brutos. Cada franquicia tiene la posibilidad de liberar de ese tope salarial tres fichas. Bale sería una de ellas, pero en la MLS no se manejan, ni de lejos, las cifras del fútbol europeo en un deporte que allí es menor.

Bale, por tanto, se plantea la MLS como un retiro en el que seguir jugando al fútbol para preparar el Mundial de Qatar, rodeado de campos de golf y viviendo una nueva experiencia para su familia, pero siempre después de cumplir su contrato con el Madrid. El propio jugador dejó claro ese interés en una entrevista en el Podcast oficial de la International Champions Cup. "Es una liga que está creciendo y que continúa su desarrollo. Son muchos los jugadores que quieren ir allí ahora. Definitivamente, es algo que me interesaría. Además, me encanta ir a Los Ángeles de vacaciones. Juego mucho al golf cuando voy allí". Pero todavía vestirá el blanco del Madrid una temporada más.