REAL MADRID

Ancelotti ya es del Real Madrid

El Real Madrid ficha al italiano por tres temporadas. La negociación relámpago se inició cuando el PSG negó la salida a Pochettino. Este miércoles, comparecerá ante los medios.

Ya es oficial. El Real Madrid ha confirmado la noticia adelantada en la noche del lunes por la Cadena SER y que confirmó a primera hora de hoy AS. Ancelotti vuelve al Real Madrid para sustituir a Zidane. Será la segunda etapa del italiano, que en la primera, de 2013 a 2015, ganó cuatro títulos: una Champions, una Copa, una Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. El técnico italiano firma por tres temporadas y no ha trascendido el finiquito que el club blanco ha tenido que pagar al Everton, pues tenía allí contrato hasta 2024. Ancelotti estaba cobrando en la Premier 12 millones de euros por temporada. Según informó el Real Madrid, este miércoles tendrá lugar el acto de la firma protocolaria junto a Florentino Pérez. A las 18:00 horas, el italiano comparecerá ante los medios de comunicación en una rueda de prensa telemática.

Las negociaciones entre el Real Madrid y Ancelotti se han realizado de manera relámpago, en unas horas. Era el único nombre que no había aparecido en las quinielas, y una vez consumado el traspaso, quizá la mejor solución que podía haber para el Real Madrid, pues Ancelotti tiene la misma buena imagen ante la afición que el propio Zidane. Y los jugadores, del mismo modo, le tienen respeto por todo lo que ha ganado y lo que significa en el mundo del fútbol. El italiano se despidió de los seguidores del Everton con el siguiente mensaje: "Me gustaría agradecer a la Junta Directiva, a los jugadores y a los evertonianos el tremendo apoyo que todos me han dado durante mi estancia en el Club. Tengo un completo respeto por todos los asociados al Everton y espero que puedan alcanzar las emocionantes oportunidades que tienen por delante. Aunque he disfrutado en el Everton se me ha presentado una oportunidad inesperada que creo que es el movimiento correcto para mí y mi familia en este momento".

No era Ancelotti, desde luego, la primera opción que barajaba el Madrid en caso de que Zidane se marchara. Ni siquiera la segunda. El primero en la lista era Allegri. El ex de la Juve volvió a la Vecchia Signora contra todo pronóstico cuando todo estaba preparado para su contratación, dejó plantado al Madrid, y eso ha provocado que la entidad blanca atravesara varios días de tensión e incertidumbre. Fue entonces cuando, para mantener la idea inicial de que Raúl siguiera en el Castilla y tener esa red si el nuevo proyecto no cuaja (Florentino quería mantener ese Plan B activo más tiempo), se empezaron a mover varias alternativas.

Se contactó con Conte porque este acababa de dejar el Inter. Pero el en el Madrid pronto se abandonó esta idea. Los métodos de Conte son demasiado abruptos y no casan con la filosofía y metodología del Madrid. Se vio a Pochettino, entonces, como el principal candidato. José Ángel Sánchez entabló las conversaciones con el argentino, según ha podido saber este periódico, que dijo que estaba dispuesto, pero todo quedaba a expensas de que éste pudiera desvincularse del PSG.

El Madrid no iba a dar el primer paso con la entidad parisina porque no quiere enemistarse con el PSG justo cuando tiene que empezar la negociación por Mbappé. El Madrid empezó a gestionar a toda prisa la contratación de Ancelotti una vez que pudo saber por boca del propio Pochettino que le iba a ser imposible abandonar el PSG. El equipo de la capital de Francia no atisbaba en el mercado ningún técnico de su gusto y no quiso dejarle ir. Entonces el Madrid activó el Plan Ancelotti y el italiano puso todas las facilidades del mundo.

La mejor opción

Ancelotti se distinguió en el Real Madrid por ser un técnico ganador y por tener un sistema realmente ofensivo. Hizo funcionar al Real Madrid con Modric, Kroos e Isco en el centro del campo, y alternó a James en ese puesto con el de Arroyo de la Miel. Arriba, estaba vigente la BBC en su mejor momento. Los jugadores se defendieron hasta el último momento cuando Florentino Pérez decidió prescindir de él en esa primera etapa.

Después de dirigir al Real Madrid, Ancelotti emprendió una etapa fugaz en el Bayern de Múnich y luego en el Nápoles. Ahora estaba a punto de arrancar su tercera temporada como entrenador del Everton en el que, con una plantilla mediocre, no le estaba yendo demasiado bien. Terminó la última Premier décimo. El técnico italiano siempre quiso volver al Real Madrid más allá de cuál pudo ser el final de su primera experiencia. Vendrá, como en aquella ocasión, con un gran equipo de 15 personas a sus espaldas, pero esta vez sin uno de sus mejores amigos y compañeros, el preparador Giovanni Mauri, ya retirado. En esta faceta le acompañará Pintus, que ya marcó una época en el primer gran Madrid de Zidane.