EUROCOPA

Los jugadores que más se han revalorizado en la Eurocopa

La Euro echará el cierre este domingo tras un mes intenso en el que se han visto grandes actuaciones individuales de jugadores inesperados.

0
Los jugadores que más se han revalorizado en la Eurocopa.
Jonás Pérez Diario AS

El Inglaterra-Italia de este domingo pondrá el cierre definitivo a una Eurocopa que se ha hecho esperar más que nunca por la pandemia, pero que ha hecho que la espera haya merecido la pena. Ha sido, sin duda, una de las mejores de la historia, con partidos vibrantes, sorpresas mayúsculas y grandes actuaciones individuales. Como cada vez que llega un gran torneo de selecciones, son varios los jugadores que han rendido a su mejor nivel y, en algunos casos, este rendimiento puede cambiar la carrera de algunos de ellos.

Spinazzola

Uno de los nombres con mayúsculas del torneo. Con Italia en la final, solo una lesión en el tendón de Aquiles de su pie izquierdo le ha impedido luchar por el MVP de la Eurocopa, y eso son palabras mayores para un lateral. El defensa de la Roma ha repartido dos asistencias en el torneo, convirtiéndose en pieza clave de la Italia de Mancini y llegando a sonar, durante la competición, para el Real Madrid.

El triángulo que ha formado con Verratti y el endiablado Insigne, otro de los grandes nombres de la finalista, ha resultado determinante para que la Azzurra llegue de nuevo a una final. Tal ha sido su importancia que el peor partido a nivel ofensivo del cuatro italiano ha sido tras su grave lesión. La mala noticia: no volverá a jugar a este enero, como ya confirmó su nuevo entrenador, José Mourinho. Ojalá recupere el gran nivel que ha exhibido a su vuelta a los terrenos de juego.

Dumfries

De lateral a lateral, aunque la aventura del holandés ha sido aún más corta que la del italiano. Denzel Dumfries ha sido la gran, por no decir única, noticia de Países Bajos en la Eurocopa. A pesar de caer eliminados sorprendentemente ante la República Checa, el jugador del PSV ha dado un salto cualitativo a su carrera con su rendimiento en el torneo.

Sus dos goles en los dos primeros partidos, convirtiéndose en un quebradero de cabeza para todos sus rivales, le han convertido en objeto de deseo para algunos grandes europeos. Su nombre ha sido relacionado, sobre todo, con el Inter de Milán, que le considera su opción prioritaria para sustituir a Achraf. El hombre al que Koeman rescató del Caribe es uno de los jugadores del momento.

Maehle

Esta ha sido la Eurocopa de los laterales y carrileros, y eso es algo indudable. Con el lunar de la derrota ante Finlandia, con el susto aún en el cuerpo tras el incidente de Eriksen, su gran actuación contra toda una Bélgica ya dio muestras de la pasta de la que estaba hecho el joven lateral danés. Convertido en todo un puñal por la banda izquierda, ha acumulado todo el caudal ofensivo de su equipo por esa banda, a pesar de jugar a pierna cambiada.

Con un gol ante Rusia y otro ante Gales, además de una espectacular asistencia que resultó clave en la victoria en cuartos de final contra la República Checa, el joven lateral del Atalanta se ha puesto en boca del mundo entero. Seguro que Gasperini, que ya le dio galones en la segunda mitad de la temporada, hará que termine de explotar la próxima campaña.

Pedri

No era un desconocido precisamente, pero su rendimiento le ha catapultado de tal forma que voces autorizadas del mundo del fútbol ya le consideran un futuro candidato al Balón de Oro. A sus 18 años, su personalidad y calidad han sorprendido a todo el panorama futbolístico, echándose encima el peso del centro del campo de una selección que venía en horas bajas. La irrupción del canario, que en sus primeras semifinales de una Eurocopa solo falló 2 pases (en 120 minutos), es un rayo esperanzador para el futuro de la Roja y del Barça, que ya piensa en blindar al ‘futuro Iniesta’.

Renato Sanches

Una de las grandes decepciones de la Eurocopa ha sido Portugal. La selección que triunfó en 2016 ganándole la final a Francia llegaba con un bloque a priori mejor que en aquella ocasión, pero pocas han sido las certezas de un combinado que cayó en octavos a manos de Bélgica. Quizá la más destacada ha sido la actuación de Renato Sanches. El que fuera una de las grandes revelaciones precisamente en 2016 había perdido protagonismo en el panorama europeo, pero su gran temporada, coronada con el título liguero cosechado por el Lille y su gran nivel en la Eurocopa, le han vuelto a poner en el mapa. Liverpool, Arsenal y Juventus ya se pelean por él.

Damsgaard

Dinamarca ha sido la gran sorpresa de la Eurocopa, y de su gran rendimiento colectivo se han beneficiado varios jugadores. Uno de ellos es la jovencísima perla de la Sampdoria, que con su gol ante Rusia se convirtió en el más joven en anotar para Dinamarca en la fase final de un campeonato. Su golazo de falta ante Inglaterra no sirvió para llevar a su país a la final, pero sí que puso la guinda a su gran torneo. Milán, Tottenham e incluso Barcelona ya se han interesado en su situación.

Schick

La asistencia de Cristiano Ronaldo a Jota ante Alemania ha privado a Patrik Schick de ganar la Bota de Oro de la Eurocopa (con permiso de Kane). Con 5 goles en otros tantos partidos, uno de ellos de los mejores de la Eurocopa, el delantero del Leverkusen se ha destapado a lo grande en este torneo. A pesar de sus 23 goles en sus dos temporadas en Alemania, nadie esperaba el enorme nivel que ha mostrado el checo, igualando el histórico registro de Milan Baros en 2004.

Sterling

Dejando a un lado a Kane, uno de los mejores delanteros del mundo desde hace años, Raheem Sterling ha sido la gran figura de Inglaterra. A pesar de su ya sabida calidad, su nivel ha sorprendido a todo el panorama futbolístico. Tras una más que discreta temporada a las órdenes de Guardiola, el delantero del Manchester City llegó a la Eurocopa a decir ‘aquí estoy yo’, y lo ha hecho. Southgate sorprendió sentando a Jadon Sancho para hacerle hueco en el once, y Sterling le dio la razón desde el primer día.

Abrió la lata contra Croacia, República Checa y en octavos contra Alemania, destacó en la exhibición ante Ucrania y forzó el penalti tan polémico como clave ante Dinamarca. Sterling, junto a Kane y la solidez defensiva, ha sido pieza clave en el puzzle de Southgate, llevando en volandas a Inglaterra a su primera final de Eurocopa.


Estos ocho futbolistas son algunos de los que más se han revalorizado tras una Eurocopa que ha sido una gozada para cualquier espectador, pero no son los únicos. Las paradas de Vaclik, la solidez de Philips, las asistencias de Shaw, la magia de Thorgan Hazard y Alexander Isak, la electricidad de Sarabia o los goles de Seferovic y Dolberg han multiplicado su valor y, quién sabe, pueden haber cambiado sus carreras.