INGLATERRA

Las alternativas de Southgate

El seleccionador inglés tiene que decidir quién acompaña a Kane y Sterling en la delantera de cara a la final contra Italia. Las opciones pasan primero por la elección del esquema.

0
Southgate Inglaterra
ANDY RAIN REUTERS

Los 'Three Lions' vuelven a una final 55 años después del Mundial 66, el único título internacional en sus vitrinas. De hecho, el domingo en Wembley disputarán su primera final continental, en parte gracias a la labor de su seleccionador, Gareth Southgate. El técnico recaló en el banquillo inglés en septiembre de 2016 tras los fracasos del Mundial 2014, donde cayeron en fase de grupos, y de la Euro 2016, eliminados por Islandia en octavos. Desde entonces, Southgate ha ido construyendo un equipo sólido que prioriza el orden a la belleza de su juego. A pesar de las críticas hacia su figura por el estilo implementado, Inglaterra ha limpiado rivales hasta alcanzar la final con un solo gol en contra. Italia será el último obstáculo en el camino, pero antes, el entrenador ha de resolver la incógnita que ronda en torno a su delantera.

Harry Kane y Raheem Sterling son dos jugadores indiscutibles para Southgate. El delantero del Tottenham ha ido reencontrándose con el gol tras una fase de grupos gris en la que no logró ver puerta ni influir en el juego inglés. Con cuatro goles, acecha la bota de oro de Cristiano. Además, ha descubierto en Sterling un socio al que filtrar balones y con el que dirigir el ataque. El extremo del Manchester City ha respondido a la confianza de Southgate a pesar de haber perdido importancia en su club. Sterling ha liderado a Inglaterra con tres goles y una asistencia, siendo determinante para acelerar las jugadas y aportar profundidad. Su Euro 2020 le sitúa en la palestra para ser elegido como uno de los mejores jugadores del torneo. Sin embargo, las alternativas que recoge la convocatoria inglesa sitúan a Southgate en un dilema.

Las opciones pasan primero por la elección del esquema. En el torneo, sus dibujos han variado del 3-4-1-2 al 3-4-3, 4-3-3 o 4-2-3-1. La selección del número de centrales y las pretensiones del propio técnico marcarán el perfil de los integrantes del ataque, aunque el torrente de talento inglés augure un banquillo plagado de estrellas.

Mason Mount

El centrocampista del Chelsea ha sido titular en los dos últimos encuentros de Inglaterra, cuajando una notable actuación como interior y como enganche. Southgate le tiene una alta estima por su capacidad para aparecer entre líneas, ocupar espacios y nutrir de balones al resto de atacantes. Tras salir de inicio ante Croacia y Escocia se cayó de los onces por el aislamiento que tuvo que cumplir junto a Chilwell y Foden tras haber tenido contacto con su compañero del Chelsea, Billy Gilmour, positivo en COVID-19. Con una asistencia y cuatro titularidades se postula como uno de los favoritos para ser titular contra Italia.

Phil Foden

La irrupción del joven futbolista del Manchester City invitaba a pensar en él como un fijo de Inglaterra, pero tras jugar ante Croacia y Escocia como extremo derecho, se cayó de las convocatorias por la misma razón que Mount. Contra Dinamarca jugó la prórroga, pero su intermitencia en el torneo y su condición de zurdo le alejan del once. Inglaterra apuesta por un extremo que entre por dentro como Sterling y por otro que aporte amplitud, perfil que choca con el talentoso pupilo de Guardiola.

Jack Grealish

El futbolista más demandado por la afición inglesa desde que arrancó la Eurocopa. El centrocampista del Aston Villa solo ha sido titular contra la República Checa, pero siempre que ha entrado ha llenado de ideas a Inglaterra, mejorado la circulación y aportando soluciones al ataque. Su talento para leer las jugadas encandila al público, aunque para Southgate sea su abridor de espacios en el tramo final de los partidos. Se desenvuelve como enganche y cae a banda izquierda, situando a Mount como su principal rival para hacerse con el puesto.

Bukayo Saka

La promesa del Arsenal ha logrado hacerse un hueco en las alineaciones con tan solo 19 años. Titular contra República Checa, Alemania y Dinamarca, ejerció de extremo y de carrilero para aprovechar su desborde y su despliegue. Saka suma tanto en ataque como en defensa, permitiendo variar el esquema en el transcurso del partido. Sin embargo, Gary Neville, histórico jugador inglés, ha dudado de su presencia el domingo: “No estoy seguro de que salga de inicio. Creo que podría ser demasiado para él”, afirmó.

Jadon Sancho

El flamante fichaje del Manchester United se ha pasado la Eurocopa en el ostracismo hasta el anuncio oficial de su traspaso. Tras haber disputado diez minutos ante República Checa en fase de grupos, regresó como titular frente a Ucrania, pero no tuvo incidencia alguna en la goleada. Entró poco en juego y no ofreció la profundidad y el desequilibrio que le caracterizan. Sin embargo, su naturaleza de extremo y su talento le avalan y le colocan como uno de los candidatos para jugar la final.

Marcus Rashford

El mayor perjudicado por el nivel de Sterling en el torneo. A pesar de que pueda desenvolverse en los tres puestos del tridente, su posición predilecta es la de extremo izquierdo. El delantero del Manchester United posee una velocidad vertiginosa, pausa para leer las jugadas y olfato para detectar las debilidades del rival y atacarlas. Uno de los delanteros con el regate más cuidado del planeta ha disputado solo cuatro partidos, todos ellos saliendo del banquillo y dejar nada que suscite la duda en Southgate. Para el seleccionador su rol ha quedado reducido al de agitador.

Calvert-Lewin

Es el delantero con menos posibilidades de entrar al menos como titular. La sombra de Harry Kane es gigantesca, por su fútbol y jerarquía como capitán. El atacante del Everton jugó dos minutos contra Croacia y 17 contra Ucrania, delimitando su participación a un partido en desventaja donde el centro lateral sea el recurso de Inglaterra para encontrar el gol.