LEGANÉS

La renovación de Bustinza desactiva la prioridad del lateral derecho

El Leganés necesitaba con urgencias recambios para el puesto. La prioridad sigue siendo Palencia, pero su llegada es muy complicada. Garitano retiene ya 14 jugadores del curso pasado.

0
La renovación de Bustinza desactiva la prioridad del lateral derecho
AFP7 Europa Press

La búsqueda de un lateral derecho ha dejado de ser una prioridad en un Leganés que, con la renovación de Unai Bustinza, ha taponado (con satisfacción en el seno de Butarque) un problema incipiente. Hasta que el capitán no ha ampliado su contrato con los pepineros por dos temporadas, la plantilla de Asier Garitano no tenía miembros que pudieran jugar por el costado derecho. Ahora sí. Encontrar nuevos recambios para la posición pasa, por lo tanto, a un segundo plano.

El objetivo primordial sigue siendo retener a Sergi Palencia. Tal y como contó As, es uno de los cedidos que tuvo el Leganés la pasada temporada, al que gustaría mantener. El chico también tiene predisposición. Pero el paso del tiempo está pintando de complicaciones un panorama que, ya desde el inicio, no era nada sencillo.

Primero, porque depende del Saint-Etienne, dueño de sus derechos por los que pagó tres millones de euros. El objetivo de los franceses es recuperar parte de aquella inversión en caso de dejarlo salir de nuevo. Difícil. También es complicado un segundo préstamo, toda vez que ahora el Saint-Etienne no estaría dispuesto a pagar un porcentaje tan alto del salario del jugador.

En Leganés asumir su sueldo casi al completo es difícil. Sólo las urgencias económicas provocadas por la crisis podrían acelerar una operación en la que el conjunto francés no ganaría dinero… pero dejaría de perderlo con un jugador que no entra en el radar de su actual técnico, un Claude Puel que ya le abrió hace un año las puertas de salida.

A la espera… pero buscando

Con este escenario, el tiempo puede convertirse en el mejor aliado de un Leganés que, con el paso de los días, podría ver como la situación cambia a su favor. De ahí también que las urgencias se hayan disipado en Butarque. Por si acaso, hay alternativas en la recámara. El caso es similar al de Rubén Pérez. El Lega quiere a los jugadores, pero no se quedarán de brazos cruzados y buscarán recambios. Si los encuentra antes y los puede fichar, lo hará. Si la respuesta de estos ex es positiva cuando aún no hay reemplazo, retornarán. Todos las posibilidades están abiertas, aunque, en el caso de Rubén Pérez, la de la continuidad se da como muy complicada. 

Entre tanto, Garitano respira. En parte porque Bustinza era una de sus peticiones más reiteradas, en parte porque comenzará la pretemporada con todos los puestos cubiertos, aunque algunos con más músculo que otros. Sea como fuere, la plantilla de efectivos del primer equipo con los que ya contará Garitano para el curso con respecto a los que terminaron ya está formado por 14 hombres a los que añadir los cedidos que retornarán (9 potenciales caras nuevas) y los canteranos de los que tirará el de Bergara. Una base interesante (“potente”, describe Bustinza) para arrancar el inicio la vuelta al trabajo del próximo jueves, 8 de julio.