ATLÉTICO DE MADRID

La hoja de ruta del Atlético tras la Junta: De Paul, Simeone, Llorente...

Los accionistas aprobaron la ampliación de capital y el Atlético siente que ha recuperado la estabilidad económica que le permite afrontar el verano con renovaciones y algún fichaje.

0
Gil Marín y Andrea Berta, consejero delegado y director deportivo del Atlético.
JESUS RUBIO DIARIO AS

¿Y ahora qué? En el Atlético tenían marcado en rojo el día de la Junta de accionistas que se celebró este viernes y, tras la aprobación por unanimidad de la ampliación de capital, se puede decir que ha empezado el verano. Hace algo más de un mes que el equipo de Simeone conquistó la Liga y desde entonces todo ha sido calma. Ha habido ciertos movimientos, pero todo está muy parecido a como se dejó el 22 de mayo. Tras la Junta, se pone en marcha el plan marcado por la entidad.

Pese a la inyección económica, el club ya ha avisado de que no será un verano de dispendios ni fichajes de relumbrón. La ampliación servirá para tapar agujeros ocasionados por la crisis y para dar continuidad al proyecto. Es decir, que no salga ninguna de las estrellas. Pero alguna incorporación sí habrá. La dirección deportiva busca un portero, un delantero y un centrocampista que, si nada se tuerce, será Rodrigo de Paul.

Las conversaciones con Udinese están muy avanzadas y el futbolista, de 27 años, transmitió hace semanas su deseo de fichar por el Atlético. Simeone también se ha implicado en la operación y se puso en contacto con el medio argentino, que ahora se encuentra disputando la Copa América. Pero el club rojiblanco tenía claro que hasta la Junta de accionistas no podría mover realmente ficha. Ahora ya sí, se dará el último paso para el fichaje del internacional, aunque no será cuestión de horas.

Renovaciones, salidas... y no salidas

A la vez, la entidad tiene pendientes algunas conversaciones con miembros del bloque campeón de Liga. Así, Simeone, cuyo vínculo con el club acaba en 2022, firmará una nueva renovación hasta 2024. Y Marcos Llorente, tras su explosión como crack, también verá mejorada su situación con un nuevo contrato que espante moscones. Estas dos situaciones se fueron hablando antes de que el técnico se fuera de vacaciones y el futbolista, a la Eurocopa, pero de nuevo faltaba este paso a nivel del ejecutivo.

Esta ampliación, por otro lado, desactiva la vía para obtener ingresos que afectaba de forma más directa a lo deportivo: la venta de algún futbolista importante. Lo que ha ocurrido en otros veranos, esta vez no debería ser necesario. La cesión de Morata dejará en las arcas 10 millones y habrá alguna salida más, pero no de los futbolistas etiquetados como imprescindibles. Sólo a Saúl se le podría abrir la puerta si llega con una propuesta que satisfaga a todas las partes.

A partir de ahí, hombres como Vrsaljko y Vitolo sí tienen opciones para salir y si ocurriera, se les buscaría un sustituto. El resto de esfuerzos se centran ahora en el guardameta y el delantero que acompañen a Oblak y Suárez, ya que Grbic saldrá cedido y arriba Dembélé, que vino a ocupar la vacante de Diego Costa, finalizó su préstamo.