CANTERA BLANQUIVIOLETA EN AS

Incertidumbre en Los Anexos ante los planes de Ronaldo

La estructura de cantera del Real Valladolid espera al nuevo director deportivo pendiente de cambios que podrían afectar a Promesas o a Tordesillas.

Valladolid
Incertidumbre en Los Anexos ante los planes de Ronaldo

Es tiempo de cambio en el Real Valladolid. Después de que el descenso a Segunda provocase el despido de Sergio González y Miguel Ángel Gómez, Ronaldo Nazário ha comenzado a planificar una "gran revolución", como él mismo la denominó, que genera incertidumbre en la estructura de cantera del club, a sabiendas de que, a expensas de que llegue el nuevo director deportivo, podría afectar a sus eslabones.

Aunque las categorías inferiores se encuentran en su mejor momento en muchos años, con varios futbolistas inmersos en dinámica de selección española o siendo seguidos por los técnicos de esta, no está claro que sus regidores vayan a quedarse fuera de la ecuación; al contrario, existe la sensación de que la reorganización podría traer algunos cambios, empezando por el puesto de coordinador, que ostenta Alberto Marcos.

Con el paso de las semanas, y después de su llegada a Valladolid hace alrededor de dos meses, ha ido cobrando cada vez más fuerza la posibilidad de que Paulo André Cren pueda convertirse en el nuevo director de la cantera. El que fuera director deportivo del Atlético Paranaense, amigo personal de Ronaldo, se ha empapado desde su llegada de cuanto se cuece en Los Anexos, tanto de quiénes son los entrenadores de la base, con los que se ha reunido, como de quiénes son los talentos más destacados de la misma.

Independientemente de que este nombramiento pueda suceder, el propio Alberto Marcos y su equipo siguen trabajando en la planificación de la próxima temporada, primero, debido a que la presente sigue en curso y no finalizará hasta la primera semana de julio, y segundo, en el ojeo y la captación de cara a los equipos que vestirán de blanquivioleta la próxima campaña. Así, por ejemplo, hay un primer esbozo de la estructura de la futura entrenadores, aunque con una duda: cuál será el cargo de Julio Baptista.

A falta de una jornada para el final de la División de Honor juvenil, aplazada por coronavirus de varios de sus jugadores, el Real Valladolid va a acabar más cerca que nunca de Real Madrid y Atlético de Madrid y siendo el equipo con menos derrotas del grupo. Esos buenos resultados podrían provocar su promoción al Promesas, en detrimento de Javier Baraja, cuyo final de temporada, a pesar de cumplir el objetivo de entrar en la Primera RFEF, no ha gustado mucho a Ronaldo y sus colaboradores.

Como sucede con Alberto Marcos y su equipo de trabajo, según ha podido constatar AS, nadie se ha puesto en contacto aún con el técnico vallisoletano para notificarle que vaya a suceder algo así. Sin embargo, es algo que no se descarta, que en la reestructuración que se va a acometer pueda haber algún cambio traumático, que pueda conllevar que algunos integrantes del actual grupo de trabajo puedan ser, al menos, recolocados.

Otra de las grandes incógnitas que se ciernen tiene que ver con el convenio con el Atlético Tordesillas, reforzado la pasada campaña, cuando el conjunto de Tercera División pasó a ser segundo filial del Real Valladolid. Ambos clubes quedaron conformes con el trabajo realizado, aunque a día de hoy hay dudas sobre la continuidad, empezando por lo económico. Esta renovación deberá ser renegociada bajo el mandato del nuevo director deportivo, quien tendrá mucho trabajo por delante, no solo en lo tocante al primer plantel blanquivioleta.