B. Dortmund BDO
1
Jude Bellingham 14'
M. City MNC
2
Mahrez 54' (p), Foden 74'
Final

DORTMUND-CITY

La bella y la bestia

Haaland es la principal amenaza para la ventaja que consiguió el Manchester City en el partido de ida. Guardiola aspira a evitar los diez años de sequía de Champions.

Haaland y Ruben Dias
AFP7 vía Europa Press

Hay derrotas que saben a victoria. La que sufrió el Dortmund hace una semana ante el City fue una de ellas. Cayó por 2-1 el conjunto de Terzic por un gol de Foden en el último suspiro, pero se marchó del Etihad consciente de que es capaz de plantar cara al líder de la Premier y, por qué no, eliminarle esta noche en su casa. Un gol le bastaría si Hitz lograse mantener su marco a cero ante el asedio al que volverá a someter la bella escuadra de un Guardiola que sabe que, en noches como la de hoy, la bestia Haaland es capaz de marcar dos o más si hace falta (sigue el partido en directo en As.com).

No mojó en la ida, pero sí asistió a Reus, duda para la cita de hoy tras sufrir un golpe el pasado sábado ante el Stuttgart, para que el capitán mantuviera viva las esperanzas de los borussen. Hummels también podría caerse de la lista por problemas circulatorios y sumarse a la ausencia de un Sancho que no llega a tiempo a la vuelta contra su exequipo por una lesión muscular. Pero Haaland es capaz de cubrir las bajas él solo en una de esas citas que le encantan al niño prodigio del continente y pichichi de la competición con diez tantos. Tiene ganas.

Lo sabe Pep, que podrá contar con todos sus efectivos a la hora de asaltar un Signal Iduna Park que rebosaría de no ser por la pandemia. Sobre todo teniendo en cuenta el momento psicológico, a favor de los de negro y amarillo. Remontó el Borussia el sábado contra el Stuttgart y se mantuvo con opciones de clasificarse para una Champions en la que sí volverá a estar el City a pesar de la reciente derrota ante un Leeds de Bielsa que jugó la segunda mitad con diez. Los mismos años han pasado desde que Pep ganó su última Orejona.