SEGUNDA DIVISIÓN

El once de la jornada 30 de LaLiga SmartBank

Destacaron Puado (Espanyol), Sylla (Girona) y Ortuño (Albacete), con un gol y una asistencia cada uno. Mackay (Sabadell) no tuvo rival en la portería.

Puado, del Espanyol, celebra uno de sus goles ante el Logroñés.
GORKA LEIZA DIARIO AS

La trigésima jornada de LaLiga SmartBank tuvo once protagonistas que a continuación detallamos. Destacaron Puado (Espanyol), Sylla (Girona) y Ortuño (Albacete), con un gol y una asistencia cada uno. Mackay (Sabadell) no tuvo rival en la portería. Moi Delgado (Ponferradina) anotó un valioso tanto para darle la victoria a los suyos ante el Almería.

Portero

Ian Mackay (Sabadell)

El portero del Sabadel fue el verdadero artífice de que su equipo sumara un punto el pasado sábado. Sus intervenciones consiguieron frenar todos los ataques del Sporting que buscó el gol de todas las maneras posibles. Sólo el pichichi Djurdlevic le consiguió batir de un gran disparo.

Defensas

Moi Delgado (Ponferradina)

El defensa de la Ponferradina estuvo perfecto ante el Almería. No sólo consiguió frenar todo el peligro del equipo andaluz, cuando se acercaba por su banda, si no que en ataque fue el autor del gol de la remontada que permitía al equipo de Ponferrada seguir soñando con los puestos de playoff de ascenso a Primera.

Peybernes (Zaragoza)

El central francés fue providencial para el Zaragoza. Un solitario gol ante el Mirandés le permite al equipo aragonés sumar tres puntos. Este tanto supone su estreno goleador desde que llegó a la disciplina zaragocista.

Rubén Pulido (Fuenlabrada)

Su maniobra en el gol que consiguió ante el Leganés no pareció de un central, más bien de un experimentado delantero. Su control dentro del área y su posterior remate le valió al Fuenlabrada una valiosa victoria.

Pedrosa (Espanyol)

El lateral espanyolista se sumó a la fiesta goleadora de su equipo ante el Logroñés. Habituado a ser un asistente en ataque, esta semana ha conseguido ver puerta para conseguir que su equipo esté en ascenso directo.

Centrocampistas

Samu Costa (Almería)

El Almería desaprovechó una oportunidad inmejorable de acercarse al líder Mallorca, tras perder con la Ponferradina en El Toralín (2-1). A pesar de la derrota, Samu Costa tiene un sitio en este once después de su golazo para abrir el marcador: potente y fuerte disparo desde fuera del área que se alojó en la portería por el palo izquierdo de Caro.

Cristóbal Márquez (Fuelabrada)

Si Pulido fue importante en la victoria del Fuenlabrada sobre el Leganés, no podemos obviar a Cristóbal Márquez. La cosa va de goles desde fuera del área y el centrocampista fuenlabreño no quiso ser menos: trallazo inapelable que sorprendió a Cuéllar. Con este gol, el Fuenlabrada abrió el marcador de lo que a la postre fue la 'toma' de Butarque.

Folch (Tenerife)

El Tenerife se llevó un valioso punto de su visita a La Rosaleda, gracias a un gol de Ramón Folch a falta de once minutos. Un gol polémico y es que el centrocampista cedido por el Elche se lanzó con todo para arrebatarle la pelota a Dani Hernández antes de que éste la parara. El gol subió al marcador y de esta manera Folch inauguró su cuenta goleadora.

Delanteros

Puado (Espanyol)

A falta de De Tomás, bueno es Puado. El delantero del Espanyol hizo que la baja del killer del equipo periquito pasara inadvertida con un gol y una asistencia ante el Logroñés. En su tanto, remató con la cabeza abajo un envío de Embarba desde la banda izquierda. Su asistencia llegó tras una larga carrera desde campo propio y después de servir un pase de la muerte a Dimata.

Sylla (Girona)

Si alguien del Girona que cree por encima del resto en las posibilidades de playoff, ese es Sylla. El ariete fue clave en la victoria de los gerundenses al participar en los dos tantos de la remontada ante Las Palmas. En el primero, obra de él mismo, se aprovechó de un error del rival; y en el segundo asistió a Couto para que hiciera el 1-2 definitivo.

Ortuño (Albacete)

El trotamundos Ortuño insufló oxígeno al Albacete para seguir creyendo en la permanencia. El delantero se desquitó con un gol y una asistencia para darle la victoria a los manchegos ante el Cartagena. Abrió el marcador con un perfecto remate con la cabeza a pase de Álvaro Jiménez; y asistió a Dani Torres para poner la sentencia.