NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA A ALFONSO PÉREZ MUÑOZ

"¿Mbappé o Haaland? El Madrid necesita un delantero centro"

Alfonso Pérez Muñoz ha concedido una entrevista a AS en la que repasa los episodios más interesantes de su carrera, su vida desde que se retiró y temas de actualidad.

Actualizado a

Alfonso Pérez Muñoz (26-9-1972, 48 años, Getafe, Madrid) ha sido uno de los mejores delanteros del fútbol español, seguramente uno de los más queridos, y en AS hemos querido repasar con él los episodios más interesantes de su carrera (Real Madrid, Betis, Barça y Olympique de Marsella) y charlar sobre temas de actualidad y de cómo es su vida desde que se retiró.

¿A qué te dedicas, qué haces ahora, para la gente que te ha perdido la pista?

Me he vuelto a Madrid con la familia, después de estar seis años viviendo en Mallorca, y por la pandemia estoy alejado un poco del fútbol, ya que no puedo participar con los veteranos del Real Madrid en todos los eventos que hacíamos. Colaboro con una empresa de pronósticos deportivos junto con otros exfutbolistas, y ahora que he regresado estoy más pendiente de mis negocios y proyectos.

Estando en Palma ejerciste como entrenador del Juvenil del Mallorca, haciendo tándem con Pepe Gálvez, después en el primer equipo y acabasteis en el filial. ¿Te gustaría volver a sentarte en un banquillo o te has desencantado de ser entrenador?

Me he desencantado al darme cuenta de que, en el poco tiempo que he estado ligado al fútbol como entrenador, tienes que estar muy bien apadrinado si quieres hacer carrera. Tengo la sensación de que los presidentes y directores deportivos tienen un círculo en el que tienen a un grupo de entrenadores y de ahí no suelen salir. Salvo que tengas una buena vía de contacto en un club, es bastante complicado, y esto me ha decepcionado.

También te embarcaste, en 2017, en la candidatura ‘Arriba Betis Campeón’ a la presidencia del club, liderada por Rafael Salas. ¿Cómo surgió aquello?

No nos conocíamos y me llamó estando yo trabajando en el Mallorca y me propuso un proyecto para sacar al Betis de la deriva en la que estaba en aquel momento. Hablé con el Mallorca y lo entendieron perfectamente, porque sabían lo que yo había significado en el Betis. Nos presentamos a la presidencia del club, pero no salió.

Vayamos con tu trayectoria deportiva. Te formaste en la cantera del Madrid, jugaste en el primer equipo cuatro años y parecía que te habías consolidado, pero te marchaste. ¿Cuál fue la razón?

El gran sueño que tenía, como todos los canteranos del Madrid, era estar muchísimos años en el primer equipo, y para mí ya fue un triunfo llegar, que es muy difícil. Siempre quieres jugar más y me dolió irme del Madrid, pero surgió la posibilidad de ir al Betis y fue una decisión acertada, porque crecí mucho como jugador y me sentí importante.

¿El Betis es el club donde más a gusto has estado y más querido?

Seguramente, aunque es cierto que en el Madrid también me he sentido muy querido.

Ampliar

En el año 2000, tu fichaje por el Barcelona causó una gran sorpresa y más tu conferencia de prensa de presentación en la que dijiste que de pequeño eras del Barça, después de tu pasado madridista. ¿Crees que aquellas palabras te perseguirán siempre?

Pero es que no mentí, aunque sea socio del Real Madrid y del Betis. Cuando tenía ocho o nueve años mi mejor amigo era del Barcelona y yo también me hice del Barça, coleccionaba cromos, tenía cosas del club... Cosas de críos. Luego, cuando entré en el Madrid, la cosa cambió, evidentemente. Todo aquello se lo conté, estando en el Betis, a Serra Ferrer, que fue quien me llevó al Barça, y llegó a oídos de Joan Gaspart, que dijo que yo era un gran barcelonista, y yo lo conté en la rueda de prensa de presentación. Pero, vamos, cuántos jugadores de pequeños eran de un equipo y de profesionales han jugado en otro, mira Raúl, Iniesta…

¿Recibiste muchas llamadas de madridistas después de decir aquello?

Bueno, sé que pude decepcionar a gente que me trató muy bien cuando estuve en el Madrid, pero yo no me fui del Madrid al Barcelona, yo estaba en el Betis y como el equipo descendió surgió la posibilidad de ir al Barça, porque estaba allí Serra Ferrer de entrenador, que me conocía muy bien.

¿Es verdad que unos años antes de ir al Barça ya te quisieron fichar y Van Gaal prefirió a Sonny Anderson?

Si es verdad, yo nunca tuve conocimiento de eso.

Ahora es más usual, pero en tu época ir a jugar al extranjero era bastante extraordinario. ¿Qué significó para ti jugar en el Olympique de Marsella?

Poder tener minutos y que Camacho pudiera contar conmigo para la Selección. No jugaba en el Barça y acepté la opción de irme cedido seis meses al Olympique de Marsella, un club muy peculiar con una gran afición. Fue una experiencia interesante.

¿Si tuvieras que elegir el mejor momento de tu carrera en el fútbol, cuál sería?

¡Uf! Muy difícil… Cuando debuté con el Real Madrid, o cuando ganamos la Liga, o la Copa del Rey con el Betis, o cuando gané la medalla de oro con la Selección olímpica en Barcelona, o haber jugado dos Eurocopas y un Mundial…

¿Y el peor?

Sin duda, las lesiones, que evitaron que hubiera tenido mejores números como futbolista.

Ampliar
Albert OliveEfe

¿Qué te hubiera gustado ganar que no pudiste?

Una Champions o un Mundial.

¿Y el título que más ilusión te ha hecho?

Ser campeón olímpico con la Selección en Barcelona.

Tú has marcado muchos goles, pero ¿cuál recuerdas como el más espectacular, el que mascullaste cuando lo marcaste ‘qué chicharro he metido’?

Ha habido unos cuantos. Uno, por ejemplo, que le marqué al Málaga en un eslalon desde el centro del campo que después tuve suerte en el rebote antes de disparar y que entrara en la portería, además era especial porque salía de una lesión; pero yo creo que aún fueron mejores uno que le marqué al Kaiserslautern por la escuadra u otro de volea desde fuera del área a Molina.

¿Y el que más satisfacción te produjo?

No sé, quizás el 3-4 ante Yugoslavia en la Euro 2000, por cuándo lo hice y lo que significó: en el descuento, sólo nos valía ganar en aquel partido para pasar a cuartos… La gente aún me lo recuerda por la emoción que provocó.

En aquel partido, igual la gente no se acuerda, pero salvaste al árbitro de un espontáneo seguidor de Yugoslavia que se fue directo a por él con no muy buenas intenciones. ¿Llegaste a tener miedo de que te hubiera pegado a ti por meterte en medio?

No. Fue instintivo. Vi a aquel ‘gorila’ que se fue directo a por él e intenté como pude, a base de empujones, que no le agrediese.

¿Con qué entrenador has sentido más sintonía y de cuál has aprendido más y te ha hecho crecer más como futbolista?

He tenido muchos y de todos he aprendido, pero quizás, por su psicología, por su forma de motivarte, de que te sintieras importante, destaco a Luis Aragonés.

Ampliar

El fútbol ha cambiado mucho, ahora a los delanteros se les protege más y quizás no hay defensas tan duros. ¿Te hubiera gustado jugar en el fútbol actual?

Es que yo creo que por mis características técnicas hubiera encajado más en el fútbol de ahora. En mi época era más físico y directo, y ahora se maneja y circula mucho más el balón y se apuesta por la posesión. De hecho, España ganó el Mundial y la Eurocopa de 2012 así.

Hoy es normal ver a los futbolistas con botas de colores, pero tú creaste tendencia al ser el primero, al menos en España, en llevar botas blancas. ¿Cómo surgió aquello?

Jesús, el director general de Joma, me hizo aquella proposición, con la apuesta de una comida de por medio, me las puse, gané la invitación, y es verdad que fue un boom, y desde ese momento se puso de moda llevar botas de colores. Cuando iba a la Selección, Clemente me echaba la bronca, se ponía a mi lado y me decía: “Alfonsito, los defensas te ven demasiado con esas botas blancas…”. No podía con que las llevara.

¿Cómo es tu relación ahora con Joma?, porque tú has sido un icono de esa firma deportiva.

Muy buena. Tengo una gran amistad con Fortu (Fructuoso López, creador de la firma en 1966) y toda su familia. No trabajo para ellos, pero en todo lo que les puedo ayudar, lo hago, y ellos a mí. La gente me identifica aún hoy como ‘hombre Joma’, no en vano, firmé con ellos cuando tenía 18 años hasta que me retiré, a pesar de que tuve ofertas de Nike, Adidas…

¿Cómo es eso de ser tan joven y que un estadio lleve tu nombre?

La gente de Getafe votó por mi nombre, en aquella votación popular que hubo, cuando el equipo estaba en Segunda B, y yo me siento muy, muy orgulloso, y el club siempre podrá contar conmigo para lo que sea.

He visto en tus redes que tienes una gran actividad deportiva: golf, pádel, la caza…

La caza me encanta, además tengo que decir que, pese a lo que alguna gente piense, los cazadores somos los que más cuidamos a los animales, la fauna y el campo. Como en todos los sitios, hay gente mala, los furtivos, pero los que amamos la caza siempre respetamos a los animales cuando tienen que reproducirse, cuando deben criar… También tengo como hobbies el golf y el pádel, intento mantenerme en forma, y a ver si acaba esto de la pandemia y puedo volver a jugar al fútbol con los veteranos del Real Madrid, que, por cierto, me ha propuesto para entrar en la junta directiva de la Asociación de Veteranos.

He leído que te hubiera gustado ser cantante, ¿es verdad?

No, fue una coña que tuve con Mónica Marchante. Canto regular, pero es verdad que me gusta y tengo el honor de haberlo hecho en fiestas con Ketama, los Gipsy Kings, los Del Río… y cuando hay un karaoke no dudo en subirme al escenario.

Ampliar
MARCELO DEL POZOREUTERS

Voy con algunas preguntas de actualidad. ¿Cómo ves a tu Real Madrid esta temporada?

Es verdad que no está siendo de los mejores años. No ha podido fichar a los jugadores que hubiese deseado, por el brutal efecto en lo económico que está teniendo la pandemia y por el desembolso en las obras del estadio, que va a ser aún más maravilloso, pero estoy convencido de que va a competir hasta el final en la Liga y la Champions.

Tú que has sido un gran delantero, ¿a quién ficharías para el Real Madrid, a Mbappé o a Haaland?

¡Uf! Complicada respuesta. Son dos futbolistas distintos, tremendos, con mucha potencia y velocidad, pero Haaland es más goleador que Mbappé y, desde luego, lo que yo creo que necesita el Madrid es un delantero centro, porque Benzema, que es muy bueno, no lo es. Pero si el Madrid pudiese fichar a los dos sería la leche.

¿Ves a Zidane la próxima temporada en el Madrid?

Zidane va a estar en el club hasta que él quiera. Es verdad que los resultados aprietan a los entrenadores, pero Zidane ha dado mucho al Madrid y si se diesen muy mal las cosas, el club no le diría nada, sería él quien tomaría la decisión de marcharse si ve que no es capaz de sacar la situación adelante.

¿Crees que Messi seguirá en el Barça?

No. Ya se vio con Luis Suárez, que el Barça le invitó a marcharse porque económicamente no podía mantenerle, con que imagínate con Messi, y, además, después de lo del famoso burofax en el verano pasado…

¿Dónde le ves, en el PSG o en el City?

Pues no lo sé, dependerá de quién pueda costear su ficha. En el City está Guardiola, que es un punto a favor, pero en el PSG está Pochettino y, sobre todo, Neymar, pero a ver qué pasa con Mbappé.

¿Cuál es tu favorito para ganar la Liga y la Champions?

La Liga la tiene muy encarrilada el Atlético de Madrid, pero yo no daría por muertos ni al Madrid ni al Barça. Estando en el Madrid, perdimos una Liga sacando 12 o 15 puntos al segundo. ¿Y en la Champions? He visto muy fuerte el otro día ante el Barça al PSG, y eso que no tenía a Neymar ni a Di María, pero a ver el Madrid, que es su competición, el Bayern, el Liverpool, la Juventus, el propio Atlético de Madrid… La motivación en la Champions es muy distinta de la de las competiciones domésticas.

Muchas gracias por atender a AS.

A vosotros.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?