DEPORTIVO

La conexión Villares-Rayco revitaliza al Deportivo

Rayco y Villares debutaron como titulares ante el Guijuelo y fueron piezas claves en la mejoría de un Deportivo que puso fin a más de dos meses sin victorias.

Rayco, antes de rematar ante el Coruxo tras una asistencia de Villares.
JESUS SANCHO (SANCHOFOTO) DIARIO AS

El Deportivo puso fin este pasado domingo ante el Guijuelo a una racha de siete partidos consecutivos sin ganar. Los de Rubén de la Barrera sumaron tres puntos ante el colista que les permite volver a creer, aunque cualquier esperanza pasa por un casi obligado pleno hasta el final de liga. Buena parte de culpa de esta mejoría pasó por las botas de Diego Villares y Rayco, dos jugadores que hace veinte días estaban en el filial y que el frenazo de Abanca en el gasto les llevó al primer equipo en el último día de mercado. Ambos debutaron en el segundo tiempo ante el Coruxo, dejando buenas sensaciones a pesar de que no sirvieron para revertir el 2-0 con el que el Deportivo se marchó al descanso en O Vao tras un nefasto primer acto.

El siguiente paso lo dieron este fin de semana, al estrenarse como titulares ante el Guijuelo. Diego Villares lo hizo en la sala de máquinas, Rayco como delantero tras la lesión en el calentamiento de Miku. Su movilidad, intensidad y despliegue fueron decisivos para la mejoría del equipo, que multiplicó sus ocasiones de gol respecto a pasados partidos y solo sufrió atrás en el tramo final. La conexión entre ambos estuvo cerca de ser perfecta en el segundo tiempo, cuando una perfecta asistencia del lucense fue rematada alta por poco por el canario al borde del área pequeña. Diego Villares también intentó el gol con una vaselina desde 30 metros, mientras que los continuos desmarques de Rayco y su juego de espaldas mejoraron notoriamente a la seca delantera blanquiazul. El próximo sábado repetirán como titulares en A Malata ante el Racing de Ferrol.

Lara, goles de oro

El otro nombre propio del partido fue el de Alonso Lara, otro canterano, pero del Sevilla. El extremo, que ya había provocado una clarísima ocasión de Raí, anotó el gol de la victoria en el minuto 26 para romper una larga sequía de 539 minutos. Y lo que fue más importantes, sirvió para sumar tres puntos ocho partidos después. Fue el segundo tanto de la temporada de Lara, que cuando marca el Depor gana. Su otro gol, también en Riazor, fue ante el Coruxo y como este domingo dio la victoria a los blanquiazules (1-0). Dos dianas de oro que a la vez destapan los problemas con el gol de los coruñeses, ya que el extremo andaluz, con solo dos tantos, iguala como pichichi del equipo con un Diego Rolan que puso rumbo a Egipto en el mercado invernal.