INGLATERRA

José Rodríguez, Lingard, Carvalho y otros 'ojitos derechos' de Mou

Dane Scarlett es el último jugador 'apadrinado' por Mourinho. Uno más en una lista de apuestas personales a lo largo de la carrera del técnico portugués.

José Rodríguez, Lingard, Carvalho y otros 'ojitos derechos' de Mou

Desde que el 23 de septiembre del 2000 José Mourinho se sentase en el banquillo visitante de un Boavista-Benfica, puesto que se estrenó como primer técnico en las Águilas, muchos son los jugadores que han pasado por sus manos. 980 partidos y ocho equipos diferentes dan para mucho. Una gran cantidad de títulos, reconocimiento, subidas y bajadas y, por supuesto, jugadores entrenados y apuestas personales. Dane Scarlett se convirtió este 7 de febrero en el jugador más joven en debutar con el Tottenham, gracias al deseo de su técnico: "Tiene 16 años y era muy importante para mí ser el técnico que le pusiera, porque será alguien en unos años". Como es natural, no se trata del primer 'ojito derecho' del portugués...

Empecemos por el final, sus dos soldados más recientes: Eric Dier y Pierre-Emile Höjberg. A su llegada a los Spurs, el de Setúbal descubrió al primero. En el "All or nothing: Tottenham Hotspur", documental de Amazon, le identifica rápidamente como el único del equipo con la agresividad y competitividad que él requiere de sus hombres. Eran grandes jugadores, pero también "grandes chicos", y eso había que cambiarlo durante los 90 minutos que duran los partidos. Por ello puso sus ojos en nuestro segundo protagonista. El centrocampista danés llegó en verano, procedente del Southampton, y no ha tardado en convertirse en su 'chico malo' favorito y en indiscutible en labores de destrucción y construcción.

Si rebobinamos en la carrera de Mourinho llegamos hasta el Manchester United, donde estuvo dos años y medio hasta que Solskjaer ocupó su lugar. En Old Trafford, sus tres jugadores más utilizados fueron Rashford, De Gea y Pogba, pero es el cuarto el que tiene cabida en nuestro listado: Jesse Lingard. El extremo de Warrington fue una apuesta personal de Mou. quizá una de las más conocidas, porque desde que sus caminos se separaron, el otro internacional inglés y semifinalista Mundial se apagó y ha tenido que hacer las maletas y marcharse cedido al West Ham. Otro jugador por el que Mourinho mostró especial querencia en Mánchester fue Marouane Fellaini, quien dejó el United apenas dos meses después que un Mourinho que le llegó a colocar, incluso, de delantero centro.

Carvalho, su soldado fiel

En el Chelsea destacan, además de leyendas como Terry, Lampard, Cech o Drogba, futbolistas que le han acompañado en varios equipos y que le conquistaron en su Oporto campeón: Ricardo Carvalho, Maniche y Paulo Ferreira. Además de otro futbolista, Michael Essien, que conoció en Londres y se llevó a su siguiente etapa al Real Madrid, como a Carvalho. Y es este último quien ha sido su verdadero jugador fetiche. Fundamental en los Dragones que se alzaron con la Champions, fue clave para Mou tanto en Stamford Bridge como en el Bernabéu. En total, defensa y entrenador han compartido vestuario durante diez temporadas y Ricardo ha jugado casi 300 partidos bajo el ala de su mayor valedor. Los casos de Maniche y Paulo Ferreira no son tan idílicos, puesto que el primero, si bien también compartió etapa en el Benfica, solamente fue indiscutible en Do Dragão.

Inter de Milan

"Estoy harto de justificar que Mourinho es una de las mejores personas del mundo del fútbol". Así de contundente se mostraba un Samuel Eto'o que siempre ha hablado maravillas de Mourinho. El camerunés salió del Barça por la puerta de atrás, puesto que Guardiola tenía otro planes en mente (Ibrahimovic), y en el Inter ambos encajaron a la perfección, logrando una simbiosis que llevó a los neroazurri a alzarse con todos los trofeos en juego. Allí, uno de los jugadores que mejor recuerdo guarda de la etapa de Mourinho en el Giuseppe Meazza es Maicon, que rivalizó con Alves por el trono de mejor lateral del mundo, en parte, gracias a la labor técnica del portugués.

Real Madrid

Ya en el Real Madrid, el nombre que automáticamente viene a la mente es el de José Rodríguez. El ahora centrocampista del Maccabi, se reencontró el pasado mes de septiembre con el técnico que le hizo debutar en Champions con apenas 17 años. Ocho años entre un momento y otro que no entierra el gran recuerdo que el español guarda de su gran valedor. Su carrera no siguió los derroteros que apuntaba en ese momento, pero siempre será recordado como uno de los 'ojitos derechos' de Mourinho en la casa blanca.

Por último, no podemos olvidar dos de los mayores soldados que ha tenido el setubalense y que todavía no hemos tratado, Álvaro Arbeloa y Sami Khedira. El defensa y su polivalencia le convirtieron en uno de los jugadores más utilizados por Mourinho, con 122 partidos jugados, la mayoría como lateral derecho, llegando incluso a colocarle "en el podio de los jugadores más importantes con los que he trabajado nunca". Su amistad, todavía perdura. En tanto que el box-to-box alemán no ha vuelto a gozar a nivel de clubes de una confianza como la mostrada por su por entonces técnico. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Todos ellos, jugadores que, seguro, tienen un más que grato recuerdo de José Mourinho.