GIRONA

Francisco tampoco encuentra en el banquillo el gol perdido

Los 'suplentes' del Girona tan sólo han firmado dos de los 17 goles que acumula el conjunto rojiblanco en Liga. Valery y Pablo Moreno, los únicos anotadores.

Francisco tampoco encuentra en el banquillo el gol perdido

Si hay algo claro en Girona es que el conjunto de Francisco no está pasando por su mejor momento de la temporada. Más allá de los resultados (lleva dos derrotas seguidas en Liga), las sensaciones que desprende no son del todo positivas. Parece que el mazazo de caer en Mallorca en el 92' (1-0) pesó la pasada jornada contra el Leganés y tras recibir el 0-1, el equipo se desintegró. Francisco trató de encontrar soluciones moviendo el banquillo, pero no hubo manera. Y el hecho de que los cambios no estén dando el aire necesario para cambiar el rumbo de los partidos se está convirtiendo en una constante peligrosa.

Francisco parece estar contento con la plantilla que tiene, pero es consciente que hay jugadores que no están al cien por cien. Y ello les está pasando factura. Además, no acaba de acertar con los cambios que realiza durante las segundas partes y los futbolistas que introduce en el terreno de juego no están siendo decisivos. Un dato que marca que los 'suplentes' no están dando ese plus tan necesario en los equipos que tratan de ascender a Primera es que de los 17 goles que acumula el Girona en Liga, sólo dos han sido de futbolistas que han entrado al terreno de juego desde el banquillo. Pero hay más y es que ninguno de esos goles ha servido para ganar. Valery firmó el 0-2 ante el Zaragoza que podría haber significado la sentencia del duelo, pero en el añadido el conjunto aragonés empató (2-2). Y el otro 'suplente' que ha marcado este curso fue Pablo Moreno en Albacete (0-2). No fue vital porque cuando apareció en el terreno de juego y marcó, el conjunto rojiblanco ya vencía 0-1. Eso sí, sí que ayudó a dar tranquilidad.

El hecho que jugadores suplentes no brillen en el aspecto goleador provoca que la capacidad de reacción del equipo en ciertos partidos sea nula. Sin duda es un aspecto a mejorar y Francisco trata de hacer ver a todo su grupo la importancia de mejorar la pegada (es, con 17, el tercer equipo con menos gol de la categoría). Toca dar un paso al frente y que, especialmente los delanteros, empiecen a ver portería. El atacante Nahuel Bustos, por ejemplo, un cambio recurrente para Francisco, no se ha estrenado aún como goleador en Liga. Ha participado en 14 encuentros.