FÚTBOL

¿Qué pasó con los 'nuevos Cristiano Ronaldo'?

La etiqueta de suceder a una estrella no siempre es buena compañera. Veámos qué ha sido de la carrera de algunos candidatos a ocupar el trono del portugués.

¿Qué pasó con los 'nuevos Cristiano Ronaldo'?

En el deporte, las etiquetas 'el nuevo...' están a la orden día. El aficionado siempre está ávido de encontrar jóvenes que ocupen el lugar de su corazón destinado a ídolos pasados, o presentes con fecha de caducidad. Maradona, Pelé o Michael Jordan parece que ya lograron quitarse de las conversaciones. Ahora son otros como LeBron James, Leo Messi o Cristiano Ronaldo a quienes se trata de 'enterrar'. En sus inicios, ellos persiguieron la senda de estrellas anteriores. Muchos dicen que ellos quieren ser recordados por ser ellos mismos. Algunos lo consiguen, pero no son pocos los que se quedan por el camino. Carreras más o menos largas, más o menos exitosas, pero marcadas por una comparación perenne que al final suma más que el rendimiento sobre el terreno de juego. En esta ocasión, aprovechando que Jesé Rodríguez se encuentra en búsqueda de equipo, vamos a fijarnos en Cristiano Ronaldo y sus 'aprendices'.

Jesé Rodríguez (Las Palmas, 26 de febrero de 1993)

Si Cristiano era el 'bicho', Jesé fue el 'bichito'. El canario estaba llamado a comer en la mesa con los más grandes. Él mismo no se ponía techo. "He soñado con ganar el Balón de Oro en cuatro años", decía en 2014. En 2018 se encontraba inmerso en una vorágine de cesiones. Una lesión en su mejor momento le hizo perder el vuelo. La BBC le cerró las puertas y el PSG trató de resucitar su talento en 2016. En París nunca cuajó y sus préstamos a Las Palmas, Stoke City, Betis y Sporting de Portugal solo sirvieron para consumir el contrato firmado en un principio. El pasado 6 de diciembre, su relación con el PSG con los parisinos llegó a su fin y ahora se encuentra sin equipo y en un limbo que nadie habría imaginado seis años atrás.

Gelson Martins (Praia, Cabo Verde, 11 de mayo de 1995)

'O Heredeiro'. Ese era Gelson Martins en 2016. Canterano del Sporting de Portugal, como Cristiano. Veloz, como Cristiano. Potente, como Cristiano. Gran regateador, como Cristiano. Sin embargo, ha estado lejos de ser el nuevo Cristiano, como se le etiquetaba. Desde Portugal le consideraban el heredero del fútbol portugués después de un partido escandaloso contra el Real Madrid. El propio CR7 quedó impresionado por su actuación, según publicó Record. Salió de Lisboa en dirección Madrid, pero la elástica fue la rojiblanca del Atleti en 2018. La polémica rodeó su llegada y sobre el terreno de juego nunca demostró lo esperado. Apenas un año después, volvía a hacer las maletas y se marchaba al Monaco, donde sí ha demostrado ser un futbolista desequilibrante. Pero muy lejos de heredar el trono de Cristiano Ronaldo en el futuro.

Federico Macheda (Roma, 22 de agosto de 1991)

En 2009, cuando el Manchester United lloraba las penas de haber visto partir a Cristiano Ronaldo al Real Madrid, un chico de la cantera tuvo una aparición fulgurante: Federico Macheda. Con 17 años, salvó a los Diablos Rojos con dos tantos fantásticos ante Sunderland y Aston Villa que valieron seis puntos claves en la consecución del título. En su caso, era delantero y su fútbol se asemejaba más al de Dimitar Berbatov que al del astro portugués. Pero por necesidad, en Old Trafford se le puso la etiqueta. Su carrera giró en torno al hype creado y a las lágrimas por el adiós de Cristiano a Mánchester. Un vaivén de cesiones precedió su desvinculación definitiva del United en 2014. Pasó por la Serie B incluso y no logró encontrar el gol perdido en categorías inferiores y en esos dos destellos iniciales. En Grecia encontró un oasis en el que ha logrado recuperar el olfato desde su aterrizaje en la 2018-19. En el Panathinaikos sigue y ha logrado, al menos, ser titular indiscutible. No es Cristiano, pero ha logrado ser Federico.

Alipio Duarte Brandao (Brasilia, 7 de junio de 1992)

El Real Madrid cerraba el fichaje de Alipio Duarte Brandao en 2008. A sus 16 años, el brasileño era una de las promesas más brillantes del panorama futbolístico y llegaba para reforzar al Castilla. Aunque con claras intenciones de hacer con los mandos de la nave blanca en el futuro. Fue el jugador más joven en debutar con el filial madridista y se le comparaba con un Cristiano cuya llegada a la capital española ya comenzaba a rumorearse. El delantero brasileño-portugués prefería fijarse en el otro Ronaldo, Nazario, pero la comparativa con el por entonces '7' del United era constante. Soñaba con jugar en el Madrid, pero nunca pudo hacerlo con el primer equipo. Las lesiones y las decepciones no le dejaron triunfar y terminó saliendo del Real en dirección Benfica. Las cesiones le acompañaron. Chipre, Grecia y Portugal fueron los países, además de España, en los que jugó antes de volver a su Brasil natal. Ahí sigue, activo, en el Tombense de la Serie C, la tercera división del país.