REAL MADRID-INTER

Pintus vuelve a Valdebebas tras su 'ruptura' con Zidane

Zidane decidió que Pintus no iba a ser su preparador físico en la nueva etapa. Que se quedara en el Madrid cuando él dimitió fue la causa de su distanciamiento. Ahora vuelve con el Inter.

Pintus vuelve a Valdebebas tras su 'ruptura' con Zidane
FELIPE SEVILLANO DIARIO AS

Cuando los bombos del sorteo de la fase de grupos de la Champions emparejaron a Real Madrid e Inter, los artículos y los tuits se repartieron entre el regreso de Achraf a Valdebebas y el encuentro de Antonio Conte con Sergio Ramos, quien congeló la llegada del italiano al banquillo del Madrid con aquel “el respeto se gana, no se impone”, pronunciado en la zona mixta del Camp Nou tras caer 5-1 y con Lopetegui sentenciado. Pero este martes, otro viejo conocido se reencuentra con los blancos. Antonio Pintus (58 años), expreparador físico del Madrid y pieza clave en la primera etapa gloriosa de Zidane, regresa al que fue su 'cuartel' durante tres temporadas.

Zizou fue el gran responsable en 2016 del fichaje del Sargento, como así era conocido en Valdebebas, y también lo fue de su salida. Ambos se conocieron cuando el marsellés jugaba en la Juventus (1996-2001), donde Pintus ejercía de adjunto al preparador físico, y muy pronto conectaron. Esa química personal, la confianza de Zidane en sus métodos y el permiso que dio el Lyon al italiano para romper su contrato (ya había comenzado la pretemporada, pero las buenas relaciones entre Florentino Pérez y su homólogo Aulas hicieron posible el trato) le abrieron las puertas del Real Madrid en 2016. Sin embargo, la relación se resquebrajó en 2018. Una herida se abrió entre ellos cuando Zidane dimitió en mayo de aquel año y Pintus decidió quedarse en el Madrid. No le acompañó en su marcha como sí hicieron David Bettoni (segundo entrenador) y Hamidou Msaidie (preparador físico y ayudante), cuya relación con su compañero también se estropeó. Así pues, cuando Zidane regresó al Real Madrid, Pintus comenzó a buscar destino y apareció para echarle el lazo Antonio Conte, con quien también coincidió en la Juventus.

Se ganó al vestuario con sus métodos

Con fama de mano de hierro y amante del running (suele correr unos 20 kilómetros diarios), Pintus supo ganarse a los jugadores con su cercanía, sus consejos (les recomendaba distintos entrenamientos, dietas…) y sus resultados en el fondo físico del vestuario. La llegada de Lopetegui a Chamartín le quitó protagonismo en el grupo (aterrizó con su propio preparador, Óscar Caro). Que los jugadores preferían el método de Pintus lo reflejó públicamente Marcelo con su gol al Viktoria en aquella Champions de la 2018-19. Corrió a la banda para abrazarse a él delante justo de Lopetegui. El despido del vasco fue aprovechado por la plantilla para pedirle a su sustituto, Solari, que volviera a darle los galones físicos al Sargento, quien volvió a ser actor principal durante el tramo final de la temporada. Pero el retorno de Zidane desencadenó su salida. El técnico no olvidó esa suerte de ‘deslealtad’ que le llevó a quedarse en el Madrid cuando él se marchó. Y en el hueco donde estaba el cromo de Pintus, Zizou colocó el de Grégory Dupont (48 años), que aterrizó con el aval del Mundial conquistado con Francia y aunque en un principio fue muy cuestionado por la plaga de lesiones musculares que asoló al equipo, acabó convirtiéndose en un factor básico en el parón por la pandemia, reactivando al equipo e impulsándole para conquistar LaLiga. Este martes, un año y medio después de romper oficialmente sus lazos, Zidane se reencontrará en Valdebebas con el que fue su gurú en la preparación física...