DEPORTIVO

La sala de máquinas, primera asignatura de Vázquez

El debut del Depor dejó un sufrido triunfo, se concedió poco atrás y hubo gol de los delanteros (Beauvue). El gran lunar, los graves problemas de creación.

Celso Borges, en una jugada del partido ante el Salamanca (2-1).
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo se estrenó en Segunda B con un agónico triunfo ante el Salamanca en el minuto 97. El primer test para los coruñeses dejó tres puntos, pero también una preocupante laguna en la zona de creación. Sergio Egea diseñó una defensa de cinco y un partido de ritmo bajo al que los blanquiazules no supieron encontrar respuesta. El planteamiento del técnico charro se repetirá muchas veces esta temporada, sobre todo en Riazor, y la primera gran asignatura de Fernando Vázquez será encontrar el antídoto. Además, la falta de fútbol creativo no fue una novedad, el problema ya se había observado de forma clara en los últimos amistosos ante Valladolid B, Pontevedra y Bergantiños.

Los centrocampistas elegidos ante el Salamanca tuvieron un rendimiento muy discreto. A Celso Borges, llamado a liderar este equipo, se le vio todavía falto de ritmo y demasiado alejado del área rival. El mismo problema, pero más acusado, lo tiene Uche Agbo, que viene de una lesión de rodilla y que empezó en el banquillo. Nacho González, la sorpresa en el once, no encontró en casi ningún momento líneas de pase claras con las que desmontar la defensa rival. Álex Bergantiños tuvo la misión de iniciar el juego, una faceta en la que no está excesivamente cómodo. Con todo, fue el titular que cumplió mejor. La luz, a ráfagas, la puso Yago Gandoy, que entró en la última media hora. El canterano, y sobre todo Borja Galán, agitaron un partido que estaba plano.

El buen rendimiento de los suplentes no fue el único factor positivo. El Deportivo sufrió muy poco ante el Salamanca. De hecho, el gol visitante llegó por un claro error de Carlos Abad en un despeje, no por un acierto del rival. Un remate de Ernets y una falta directa de Mora, fueron las otras dos ocasiones de los de Egea en todo el partido. También fue positivo que los delanteros comenzasen marcando por la confianza que siempre necesitan. Lo hizo Beauvue en un buen cabezazo. El gaudalupeño, además, tuvo otra clara ocasión en el minuto tres del encuentro.

Tres sistemas

La incomodidad del Deportivo a lo hora de generar juego hizo que Vázquez buscase varias soluciones tácticas, pero todas con poco éxito. El equipo comenzó con un 4-3-3 que se fue diluyendo y atascando con el paso de los minutos. El de Castrofeito varió a un 4-4-2, el sistema más utilizado en la pretemporada, situando a Nacho González como segundo delantero, pero tampoco así le encontró las costuras al Salamanca. En el segundo tiempo, tras el empate de los charros, Vázquez pasó a un ofensivo 3-5-2 en busca de la victoria. Hubo más peligro, tampoco demasiado, pero más por acciones individuales que por dinámica de juego. El preparador blanquiazul todavía debe encontrar el esquema para subir el rendimiento, ligado también a la limitada preparación física de algunos jugadores en este inicio de liga.