ATLÉTICO DE MADRID

Kalinic, un mal negocio para el Atlético de Madrid

El croata abandonó el club rojiblanco rumbo al Hellas Verona italiano por dos millones de euros cuando los colchoneros habían pagado 15 por él hace dos años.

Kalinic jugando con el Atlético
Emilio Cobos DIARIO AS

La historia de Nikola Kalinic (32 años) en el Atlético ha llegado a su fin. El pasado lunes, último día del mercado de fichajes, se confirmó su salida con destino al Hellas Verona italiano para las dos próximas temporadas. No se han desvelado las cifras del traspaso, aunque se estima que los colchoneros han ingresado unos dos millones de euros por la operación. El croata llegó al club rojiblanco en el verano de 2018 procedente del Milán a cambio de 15 millones de euros con el objetivo de ser un complemento para Griezmann y Diego Costa en la delantera de los de Simeone. Sin embargo, ha pasado sin pena ni gloria por la entidad.

En su primera campaña (2018-19), Kalinic participó en 24 partidos entre todas las competiciones, marcando cuatro goles y dando una asistencia en 1090 minutos sobre el terreno de juego. Sin duda, la llegada de Morata en el mercado invernal influyó en la pérdida de importancia del balcánico en los planes de Simeone, ya que desde entonces sólo sumó 155' en los cinco encuentros en los que jugó, sin aportar ni tantos ni pases de gol. Eso hizo que el curso pasado saliera cedido a la Roma a cambio de dos millones de euros y una opción de comprar de nueve. Con los giallorossi saltó al césped en 19 duelos, consiguiendo cinco dianas y dando dos pases de gol. Fue de menos a más en la temporada, logrando tres de sus tantos tras el parón por el coronavirus, lo que hizo que los romanistas se plantearan quedárselo en propiedad, aunque finalmente desistieron por el elevado precio.

Por ello, el croata volvió al Atlético este verano, pero seguía sin contar para el Cholo, por lo que los rojiblancos querían buscarle una salida, ya que acababa contrato al final de esta campaña y se iría gratis. Incluso, le liberaron de incorporarse a la pretemporada del equipo para que pudiera buscarse un nuevo destino lo más rápido posible. El principal foco estaba en Turquía, donde varios equipos del país (Fenerbahce, Basaksehir y Besiktas) se han interesado por él, especialmente el último de ellos. Los blanquinegros llevaban casi un mes negociando con el Atlético y con el jugador para conseguir llegar a un acuerdo y hacerse con los servicios de Kalinic.

En los últimos días desde el país otomano se había dado prácticamente por cerrada la operación a falta únicamente de los típicos flecos. No obstante, a última hora surgió por sorpresa el nombre del Hellas Verona como candidato a incorporar al balcánico y finalmente ha sido el club que se llevó el gato al agua y le quitó un problema de encima a los colchoneros, que al menos han logrado ingresar una pequeña cantidad de dinero y se ahorran la ficha de un jugador que no tenía sitio en su plantilla.