LEGANÉS - GRANADA

Es tiempo de reconquista

Un Leganés más alejado de la salvación insiste tras su derroche en Mallorca (22:00, Mov. LaLiga). El Granada, agotado, mira a la Europa League.

Machís, en un peculiar entrenamiento con el Granada.
PARKER DIARIO AS

Al borde del precipicio el corazón palpita vértigo y pánico. La sangre se evapora para dejar su espacio al miedo mientras el enfermo palidece en el abismo. En ésas andaba Leganés hasta que Óscar dio un chispazo de vida a los suyos. Cañonazo, mejor dicho. Tronó su gol en Mallorca y en Butarque sonaron de nuevo las señales de unas constantes vitales aguadas, eso sí, por seis estocadas de hielo. Tantas como goles le endosó ayer el Celta al Alavés de Garitano. El mito pepinero y sus chicos no ayudaron en la indirecta batalla de Balaídos y ahora la salvación otea más lejos, a cinco puntos, con menos jornadas por disputarse, apenas ocho (sigue el partido en directo en AS.com). El reto se complica, pero la confianza aumenta. Paradojas.

De menos a más, la reentré del Lega en el torneo empieza a parecerse a lo que quería Aguirre, que sustenta su fe en el buen estado físico de una plantilla, insiste, apenas agotada. Las carencias se enfatizan en otras debilidades. Como su desesperante falta de gol. Óscar lleva nueve dianas. Por detrás, cuatro compañeros con sólo un tanto por cabeza. Entre ellos, Carrillo, ariete muy por debajo del rendimiento que se esperaba cuando Pellegrino apretó para que él y sólo él fuera su '9'. El nombre de Soldado revoloteó por Butarque como alternativa. Ahora el nazarí pisará su césped con siete dianas oficiales en su haber y el peto de suplente.

Agotado, como Víctor Díaz (mito blanquiazul, marcó el primer gol del Lega en Primera), el ariete cederá los trastos del gol a Machís, otro expepinero con oportunidad de redimirse en el escenario en el que condenó a su ahora equipo hace tres años. Un tanto suyo en 2017 hundió al Granada, aún su propietario, y apuntaló la salvación del Lega. Hoy aspira a lo inverso con Europa como objetivo también lejano, pero no imposible. Tiempo de reconquista en Butarque.