Sochi
10
Finalizado

SOCHI 10- ROSTOV 1

Juveniles del Rostov se convierten en héroes pese a perder 10-1 ante el Sochi

Tras confirmarse seis positivos, la plantilla del Rostov se tuvo que aislar. El Sochi, su rival, se negó a aplazar. Jugaron con canteranos y salieron goleados.

0
Juveniles del Rostov se convierten en héroes pese a perder 10-1 ante el Sochi

Los jugadores juveniles del Rostov, que se vieron obligados a sustituir el viernes en la liga rusa al primer equipo, en cuarentena debido a seis positivos por coronavirus, se han convertido en héroes pese a perder 10-1 ante el Sochi. Tanto los medios de comunicación rusos como los aficionados del Rostov y la mayoría de los observadores del club destacaron este sábado el buen trabajo de los juveniles, de entre 16 y 19 años, tras hacerse viral en las redes la hazaña de estos jugadores.

No se habían entrenado en los tres meses en los que la liga estuvo suspendida por la pandemia del coronavirus, mientras que el Sochi sí pudo preparase unas semanas para la reanudación del campeonato ruso. Los juveniles del Rostov, cuarto clasificado, viajaron al mar Negro y para sorpresa de todos a los 47 segundos del partido Román Románov, de 17 años, marcó. Fue el primer y último gol de la jornada para el Rostov. Pero Románov "se convirtió en la persona más joven en marcar en la historia de nuestro club y se encuentra ahora entre los tres más jóvenes en la historia de la liga rusa en marcar", destacó el Rostov. El resto del partido fue un asedio local. No obstante, en el minuto 27 el portero del Rostov, Denis Popov, de 17 años, paró un penalti de Antón Zabolotni.

Solo fue el comienzo, dado que en total paró 15 tiros a su portería, un nuevo récord en al liga rusa, según el Rostov. Eso sí, el portero juvenil encajó 10 goles. La derrota por 10-1 es la mayor en la historia del campeonato ruso desde el año 2000, de acuerdo con la prensa deportiva rusa. Pese a ello, Popov fue reconocido "muy merecidamente" como el mejor jugador del partido, tras "robar a todos el show", celebró su club en un comunicado en su página web.

El Akhmat golea al Krilia Sovetov

La liga rusa de fútbol arrancó este viernes después de tres meses de pausa por el coronavirus con una contundente victoria del colista, el Akhmat, en el estadio del penúltimo clasificado, el Krilia Sovétov (2-4).

El equipo local, que contaba con el apoyo de la hinchada, ya que la Unión de Fútbol de Rusia permitía un 10 por ciento de aforo, se adelantó en el marcador en el minuto 6 por medio del defensa Burlak a la salida de un córner.

Según el club local, más de 4.200 hinchas acudieron al Samara Arena (42.000 asientos) a animar a su equipo, que aguantó el tipo hasta al descanso, pero después se vino abajo.

Empató el encuentro Ilian en el minuto 54 y en un cuarto de hora el equipo checheno pasó por encima de los locales como una locomotora con tantos del veterano Glushakov, otra vez Ilin y Berisha.

Gatskan acortó distancias para los locales poco antes del pitido final, pero ya era demasiado tarde, lamentablemente para la parroquia local, que llevaba desde mediados de marzo esperando la reanudación del campeonato.

De esta forma, el Akhmat ascendió hasta el cuarto puesto por la cola superando al Krilia Sovétov y también al Rubín y al Orenburgo que jugarán el sábado y el domingo, respectivamente.

El partido fue un homenaje a los sanitarios que combatieron el coronavirus, 300 de los cuales fueron invitados al partido, cuyo saque de honor correspondió al médico jefe del principal hospital de la ciudad.

Según fuentes independientes, cerca de medio millar de sanitarios habrían muerto en Rusia desde marzo en la lucha contra la COVID-19.