LALIGA SANTANDER

Cuántos cambios pueden hacerse y cuántas veces se puede parar el partido

Se permitirán cinco sustituciones en tres interrupciones. La medida tiene críticos (Setién) y defensores (Cazorla). En la Bundesliga no se utilizan todos con frecuencia.

0
Vinicius sustituye a Hazard en un partido del Real Madrid.
JOAQUIN CORCHERO DIARIO AS

El próximo 11 de junio, Sevilla y Betis se enfrentarán en lo que será el primer partido de Primera División en la nueva normalidad. Habrá muchas novedades, como los horarios tardíos, las posibles pausas de hidratación o las gradas vacías, pero quizás lo más llamativo es la introducción de las cinco sustituciones. En un nuevo panorama, cada técnico tendrá la oportunidad de meter cinco revulsivos en busca de la victoria, algo que no ha dejado indiferente a nadie y que ya ha despertado halagos y críticas.

El pasado 8 de mayo, la Internacional Board (FIFA) aprobó los cinco cambios de aquí a final de temporada, como consecuencia del parón y de que los futbolistas no pueden realizar una pretemporada al uso. Así pues, estableció también una sustitución extra en la prórroga y la posibilidad de hacer dos pausas de hidratación ante la llegada de las altas temperaturas. No obstante, cada país debía aprobarlo bajo sus fronteras. Además, FIFA permitió también convocatorias de hasta 23 futbolistas.

La Federación, desde el primer momento en el que se empezó a hablar sobre la reforma temporal del reglamento, abogó por implementarla en el fútbol profesional y no profesional. Posteriormente, fue aprobado por la Comisión Delegada y no encontró rechazo de LaLiga. Por el contrario, España no aplicará ya las nuevas normas del fútbol. El 1 de junio entran en vigor las medidas adoptadas por IFAB, pero la competición nacional se acogerá a una enmienda que permite seguir jugando con las anteriores hasta final de temporada. Así lo quería también el Comité Arbitral, para no cambiar las normas a mitad de juego.

Los canteranos podrían recibir oportunidades por los cinco cambios. Camello, un ejemplo.

Cinco sustituciones, tres interrupciones

La naturaleza de la nueva normativa se basa en dar oxígeno a los jugadores ante la carga de partidos y la ausencia de preparación. Por ello, FIFA consideró que era idóneo introducir los cinco cambios, pero estos se podían utilizar como excusa perfecta para arañarle segundos al cronómetro. Si no hubiera matiz, los clubes ganadores podrían reservarse varias sustituciones en los minutos finales para amarrar el resultado e interrumpir continuamente el juego. Ante tal tesitura, se adoptó un requisito: se podrán hacer cinco cambios, pero solo en tres interrupciones por equipo. Es decir, al menos dos de los parones deberán ser para introducir un doble cambio.

Halagos y críticas

Hay quien piensa que favorecen a los grandes, otros que creen que es necesario... Desde luego la medida no deja indiferente a nadie. Quizás todos comparten que es positivo de cara a preservar el físico de los jugadores, si bien algunos preferirían que esta norma no existiese para que otros clubes no salieran más beneficiados que ellos. Aguirre, Setién, Lenglet, Cazorla, Bordalás, Sergio, Ziganda, Víctor Fernández... Apenas quedan protagonistas sin manifestarse.

"Nos van a perjudicar por nuestra manera de jugar"

Setién, sobre los cinco cambios

Quizás la opinión más sonada fue la del técnico del Barcelona. "No sé si nos va a perjudicar o a beneficiar. Creo que a perjudicar por nuestra manera de jugar. Sabemos que muchos partidos los vamos a resolver en los minutos finales. Si a un rival le das la opción de que salgan jugadores frescos en ese tiempo, esa debilidad que se genera, con jugadores cansados, no se va a producir", explicó Setién. Lenglet le matizó: "A quién le va bien esta medida es al jugador entre el calor, los partidos, los viajes... Al Barça no lo sé, ya lo veremos".

Tras las palabras de Setién, el debate se viralizó en conferencias telemáticas. Bordalás, por ejemplo, le contradice: "Me gusta la medida de los cinco cambios por las posibles lesiones y el calor. Yo creo que los grandes se van a ver beneficiados de los cinco cambios. Cuando entren los suplentes no van a tener salto de nivel. Los equipos modestos no tienen plantillas tan amplias. Lógicamente beneficia a los grandes esta medida".

Aguirre no entra en conclusiones y lo halaga: "Si se te lesionan dos jugadores en el primer tiempo, te quedas con un cambio y en el 70 aparecen calambres por el sol, ¿qué haces? Con cinco opciones me parece fantástico para cuidar al jugador y al espectáculo. Luego los matices van en los presupuestos". Cazorla le sigue la corriente ("los cinco cambios son necesarios"), Sergio pone pegas ("es bueno, pero provoca desigualdad y no favorece a los pequeños")...

"Los grandes se van a beneficiar de los cinco cambios"

Bordalás

En Segunda División también se aplicará. Ziganda, técnico del Oviedo, es receloso de las sustituciones múltiples: "Uno apuesta por un once y piensa en una o dos soluciones". Víctor Fernández tampoco está nada conforme: "No me gusta absolutamente nada. No lo veo bien en el sentido de que no se respeta la integridad de la competición. Hemos jugado el 74% de las jornadas con unas reglas y las que faltan deberíamos jugarlas igual. Es una medida muy favorecedora para aquellos equipos que tiene plantillas extraordinarias".

Los posibles favorecidos

Más allá de las conjeturas de los protagonistas sobre los clubes que se verán reforzados de esta medida, muchos jugadores ven en este acuerdo una oportunidad para brillar, ganarse el puesto y renovar confianza de cara a la próxima temporada. Futbolistas de la talla de Brahim, Jovic, Ansu Fati, Manu Vallejo o Carrasco, tantas veces dependientes del resultado de los partidos para tener la posibilidad de vestirse de corto, entrarán ahora con más asiduidad. Los mejores suplentes de LaLiga ganarán más importancia aún y no solo por la carga de partidos: Darwin Machís, Arturo Vidal, Vinicius, Ángel Rodríguez, Deyverson...

Ya advirtió Tebas a los clubes que se olvidaran de fichajes millonarios y que pensaran en recuperar cedidos y en dar oportunidad a los canteranos. Sus palabras hacían alusión a la próxima temporada, pero los chavales de las categorías inferiores del club recibirán a buen seguro alguna oportunidad en las próximas semanas. No todos los equipos tienen banquillos profundos y quizás necesiten hombres de ataque ante partidos atascados. Su buena labor les podría dar galones de cara al año deportivo próximo.

¿Se utilizan en Alemania?

El Dortmund es el grande que más ha utilizado las cinco sustituciones.

Desde la reanudación el pasado 16 de mayo, en Alemania se permiten los cinco cambios. Teniendo en consideración las cuatro primeras jornadas disputadas, los clubes sí que han aprovechado la variación del reglamento en los 36 partidos disputados. Haciendo el cálculo rápido, se podrían haber realizado 360 sustituciones y de ellas se han efectuado 308. Es decir, el 85,5% de las permitidas. En 44 ocasiones (de 72) se han realizado los cinco cambios y solo el Wolfsburgo no lo ha hecho en ninguna ocasión en sus primeros cuatro encuentros.

Además, lo sucedido en la Bundesliga otorga parte de razón a Setién. Solo Colonia, Eintracht y Paderborn han hecho pleno con las cinco sustituciones. Los tres están en la segunda mitad de la tabla clasificatoria. El Union Berlín o el Mainz las han realizado en tres ocasiones y también ocupan los puestos de abajo. Por arriba, el Dortmund es el que más provecho saca a las circunstancias con tres encuentros con cinco cambios. El Bayern o el Leipzig solo lo han hecho una vez.

Los cinco cambios en la Bundesliga*

Equipo Cinco cambios Cuatro cambios Tres cambios Dos cambios
Bayern 1 vez 1 2 0
Dortmund 3 1 0 0
Leipzig 1 1 2 0
Monchengladbach 2 1 1 0
Leverkusen 2 1 0 1
Wolfsburgo 0 0 2 2
Hoffenheim 1 2 1 0
Friburgo 1 2 0 1
Hertha 3 1 0 0
Schalke 2 1 1 0
Colonia 4 0 0 0
Eintracht 4 0 0 0
Augsburgo 2 2 0 0
Unión Berlín 3 0 0 1
Mainz 3 1 0 0
Dusseldorf 2 2 0 0
Werder Bremen 2 1 1 0
Paderborn 4 0 0 0

*Se estudian los cuatro primeros partidos tras el parón en Bundesliga.