VALENCIA

El ‘Proyecto de cantera’ del Valencia explicado por su director

AS ha conversado con Sean Bai, director de la Academia che, quien ha explicado las líneas maestras que manejan para hacer de la cantera la piedra angular del club.

El ‘Proyecto de cantera’ del Valencia explicado por su director
ALBERTO IRANZO DIARIOAS

El Valencia es un proyecto de cantera. Ese es el eslogan o la frase de cabecera que la entidad lleva transmitiendo tanto interna como externamente desde que a finales de la temporada pasada el club dio un giro de 180 grados y reestructuró una gran parte de su parcela deportiva. Más allá de las salidas de Alemany, Longoria o Marcelino, en enero de 2019 Luis Martínez fue designado como director de la Academia reemplazando así a Luis Vicente Mateo. El cambio, en palabras de Alemany, se llevó a cabo para "reestructurar el futbol base y mejorar", pero el currículum de Martínez especializado en el desarrollo de activos ya daba algunas pistas de la idea que se llevaba en mente.

Con esa reestructuración, uno de los nombres que ganó protagonismo fue el de Sean Bai quien hasta ese momento había encabezado la oficina del presidente Anil Murthy. De Singapur y con relación con Murthy, Sean se encargó primero de supervisar todos los cambios que se dieron en la Academia y actualmente comparte y supervisa el trabajo de Luis Martínez. Pese a que no contaba con experiencia previa en el mundo del fútbol ya siente como suya la filosofía que Meriton quiere aplicar a la cantera y en conversaciones con AS ha explicado hacia donde se pretende encaminar a la cantera, 'la joya de la corona' del club.

"Sería cínico querer hacer de la cantera la piedra angular del proyecto, pero solo desarrollar las categorías cercanas al primer equipo"

Sean Bai sobre desarrollar la cantera en su totalidad.

Si hubiera que realizar un acto reduccionista de un amplio proyecto en el que Sean repite la idea de que es "a largo plazo", el directivo considera que hay tres grandes líneas maestras que definen el proyecto de Academia: La captación de talentos, los entrenamientos individuales y un desarrollo global. Esos parámetros clave no se aplican únicamente a los futbolistas más próximos a promocionar al primer equipo, sino que son para todos los equipos del club: "Para muchos clubes, es fácil concentrar la atención y los recursos en las categorías más cercanas al primer equipo, porque ahí es donde se ven los resultados inmediatos. Sin embargo, al igual que en las escuelas, la formación comienza desde los grupos de edad más jóvenes. Y queremos capturar eso" señala el mandatario. Quien también considera que para que la cantera sea la piedra angular del proyecto hay que trabajarla al completo: "Sería cínico si quisieramos hacer de la cantera la pidera angular del proyecto pero solo nos centraramos en desarrollar las categorías cercanas al primer equipo, hay que centrar el apoyo en todas las categorías".

La cantera valencianista ha sido siempre un centro de talento para la Comunidad Valenciana, pero se quiere llevar esta idea un paso más allá. "Nuestros aficionados adoran a los jugadores locales ¿Por qué no captar todo ese talento?" explica Sean quien señala que esos futbolistas valencianos "crecen con los valores y el afecto por el club, algo muy difícil de reproducir y que aporta riqueza a la entidad". Para ello el club ofrece sesiones de formación externas a lo largo y ancho de la Comunidad Valenciana.

"Queremos ayudarles a reducir la brecha técnica, física y mental que separan a un profesional de un juvenil"

Sean Bai sobre el desarrollo de las promesas.

Para la formación individual de los futbolistas prometedores se ha creado un nuevo departamento en la Academia especializado en desarrollar las aptitudes de los mismos. "Llegar al máximo nivel requiere sesiones adicionales en el campo de entrenamiento para ayudar a los talentos a adaptarse al nuevo nivel de intensidad y también para a reducir el riesgo de lesiones. Por ello estos futbolistas tienen un plan individual de trabajo extra, preparación física para que mejoren en los apartados que lo necesitan, ayuda psicológica e indicaciones con respecto a la nutrición" relata Bai. En conversaciones con varios jugadores de la Academia todos ellos señalan que esta nueva faceta de trabajo les ha venido muy bien, especialmente todo lo que conlleva al apartado físico.

Y precisamente ese apartado físico se puede trabajar de forma más específica desde que la Academia cuenta con un gimnasio propio una novedad introducida por el club desde principios de esta misma temporada. Sean Bai opina que las canteras deben trascender al fútbol y en cierto modo actuar como una escuela que forme personas lleguen o no al primer equipo: "Hemos organizado talleres relevantes e introducido un estricto código de conducta para asegurar que nuestros jugadores mantengan los estándares y el comportamiento que se espera de ellos".

SEAN BAI JUNTO A ANIL MURTHY EN PATERNA

En base a esas tres líneas Meriton y, a fin de cuentas, el Valencia Club de Fútbol quieren llevar dotar de mayor relevancia a un activo del club como la cantera que siempre ha tenido una importancia mayúscula. En cualquier caso, Sean no esconde que la industria del fútbol "va a cambiar" debido a la pandemia del Coronavirus y que el talento jóven se va a revalorizar en un mercado marcado por la incertidumbre.

Como proyecto a largo plazo solo el tiempo y los resultados expondrán si el camino es el correcto, pero actualmente hay tres fútbolistas de la Academia en el primer equipo como son Guillamón, Ferran y Kangin Lee con situaciones peculiares que requieren soluciones a corto plazo.

Promoción al primer equipo

En palabras de Sean Bai el paso al primer equipo "es la mayor prueba para los futbolistas", por ello el club ha adoptado una nueva estrategia que así explica: "Muchos de nuestros prometedores jóvenes tienen la oportunidad de entrenar con el primer equipo de forma habitual, eso ayuda a calmar los nervios y desarrollar familiaridad con los compañeros". La idea es que más allá de que un canterano entrene con Celades y los suyos cuando el técnico necesite 'echar mano' del filial, se da la oportunidad a los chavales de participar en sesiones con el equipo para que, llegado el momento o en una circunstancia de emergencia en la que deban debutar, hayan superado o al menos reducido la clásica fase de adaptación que requiere "la presión cuando lleguen siempre estará ahí, pero queremos ayudarles a reducir la brecha técnica, física y mental que separan a un profesional de un juvenil".

"Entrenando de forma habitual con el primer equipo, los jóvenes talentos desarrollan familiaridad con los compañeros y dejan atrás los nervios"

Sean Bai sobre los entrenamientos de los canteranos con el primer equipo

Esta medida ha sido una de las más celebradas por los canteranos quienes admiten que les ha sido útil para soltarse y ganar confianza con el primer equipo: "antes subías una o dos veces al año a entrenar con el primer equipo y lo hacías con mucho respeto y un poco de miedo" señalan varios jugadores. No en vano, esa experiencia ya ha sido probada por más de un juvenil y filial en cuyos nombres se tienen depositadas esperanzas como son el caso de Jesús Vázquez, Carlos Pérez o el propio Hugo González quien actualmente trabaja con el primer equipo para la reanudación de LaLiga.