DEPORTIVO

Fran, el último 'one club man' del Deportivo

El 22 de mayo se cumplen 15 años de su retirada. Récord de partidos y presente en todos los títulos, podría volver al Deportivo para dirigir la cantera.

Fran, en el día de su retirada en Riazor.
DIARIO AS DIARIO AS

O Neno, eterno capitán o el ‘10’ son algunas de las formas de referirse a Francisco González Pérez. El próximo 22 de mayo se cumplirán 15 años de su adiós, que tuvo lugar en un Riazor abarrotado que lo sacó a hombros junto a Mauro Silva, otro de los mitos blanquiazules que se retiró junto al de Carreira. Fue la mejor despedida con la que nadie podía soñar porque fue espontánea. Lendoiro se negaba a realizar homenajes a ninguno de sus jugadores por mucha historia que portasen, pero la grada decidió saltar al campo para rendir tributo a dos magos del balón como si de la celebración de un título se tratase.

Decir Fran es decir Deportivo, porque su fina zurda ha fabricado una sucesión de récords y logros que nadie posee en el club blanquiazul. Llegó a A Coruña procedente de su Carreira natal de la mano de su hermano José Ramón. El mayor de los González Pérez, que sería el encargado de levantar la Copa de 1995, primer título del club, fue su mentor y cuidador. Fran debutó en Segunda el 17 de enero de 1988 de la mano de Rodríguez Vaz en Burgos, cuando tenía 18 años. El ‘coronel’ no acabaría aquella temporada y su relevo, que lo apodaría como O Neno, sería decisivo en su carrera: Arsenio Iglesias.

Con una calidad al nivel de su timidez, Fran se hace titularísimo la temporada siguiente a pesar de su juventud. Vive su primer gran éxito en la campaña 1990-91, en la que el Deportivo asciende a Primera tras dos décadas en el infierno. A partir de ahí comienza el mito del Superdepor, que crece casi a la par de la figura del ‘10’. En esos años ya establece su primer récord al jugar de forma consecutiva 158 partidos de Liga, marca que todavía sigue vigente en el club. La marcha de su hermano José Ramón lo convierten en el gran capitán y llevará el brazalete hasta su retirada, excepto por un breve espacio de tiempo en el que el técnico brasileño Carlos Alberto Silva se lo dio a Mauro Silva.

Precisamente Mauro, Donato y él son los tres únicos futbolistas que han estado presentes en todos los títulos del Deportivo. Un palmarés que contempla una Liga (1999-2000), dos Copas del Rey (1995 y 2002) y tres Supercopas (1995, 2000 y 2002). Todo acompañado de cinco temporadas consecutivas en Champions con noches tan gloriosas como el 4-0 al Milán, en la que Fran contribuyó con un tanto. El gol no era su principal virtud, pero figura en el ‘top ten’ del club con 62 dianas. Un enorme currículo que adornó con 16 partidos con la Selección, con la que jugó en la clasificación para el Mundial 94, la Eurocopa de 1996 y estuvo presente en la Euro del 2000.

Toda esta carrera de éxitos se forjó a lo largo de 18 campañas en las que Fran disputó nada menos que 550 partidos de Liga, 700 en total sumando Copa, Champions, Recopa, UEFA y promociones de ascenso y descenso. Unas cifras que resumen una trayectoria de ensueño del último ‘one club man’ del Deportivo. Y es que Fran, a pesar de coquetear con el Barcelona y estar a un paso del Real Madrid (llegó a firmar un precontrato y Lendoiro tuvo que recomprarlo por 260 millones de pesetas en 1992), sólo vistió la camiseta blanquiazul. Ahora, 15 años después del último día que se la enfundó, está a un paso de regresar a casa de la mano de Fernando Vidal como responsable de la cantera. Quizá él encuentre en Abegondo a su esperado relevo, porque nadie desde su adiós se ha acercado a completar su carrera en el Deportivo. Basta un ejemplo. De la actual plantilla sólo Mujaid, que apenas suma 20 partidos, puede seguir sus pasos.