ANIVERSARIO

10 años del 'show' de Mourinho en la noche de los aspersores

Las imágenes que dejó el partido de vuelta de las semifinales de la Champions de 2009-2010 son inolvidables. Barcelona e Inter de Milán fueron los protagonistas.

10 años del 'show' de Mourinho en la noche de los aspersores
ALESSANDRO BIANCHI REUTERS

Una de las noches más felices de la historia reciente del Inter de Milán curiosamente fue una derrota. Tal día como hoy pero hace diez años, el equipo interista dirigido por José Mourinho caía derrotado por un 1-0 en el Camp Nou ante el Barcelona de Messi y Pep Guardiola. Lo ocurrido ese día tuvo muchos calificativos: 'El Inter puso el autobús'; 'Cibeles duerme tranquila' (fue la portada de As). Pero ese choque se ha perpetuado como la noche de los aspersores. Una derrota que coronó a Mourinho como el villano perfecto y que le aupó a ocupar meses después el banquillo del Santiago Bernabéu.

Estas fueron las imágenes y la cronología que dejó esa la semifinal:

Partido de ida

Las semifinales de ese año en la Champions enfrentaban a Inter de Milán y Barcelona. El choque de ida se jugó en un Guiseppe Meazza a rebosar. Los de Guardiola tuvieron que recorrer casi los 1.000 kilómetros que separan ambas ciudades en autobús. Un volcán islandés tuvo la culpa. Pese al gol inicial de Pedro (minuto 19), los tantos de Sneijder, Maicon y Milito (en posición dudosa) daban ventaja al conjunto nerazzurro para la vuelta. El Camp Nou esperaba y el Barça creía en la dar la vuelta al marcador.

Mourinho-Ibra-Guardiola

La tensión era patente. Hubo muchas imágenes icónicas durante el partido pero esa 'foto' Guardiola-Ibrahimovic-Mourinho ya es historia del fútbol. En la primera mitad y con el encuentro a mil revoluciones, Mourinho se acercó durante un instante por detrás a Guardiola para hacerle alguna pequeña interpretación para sorpresa de Zlatan Ibrahimovic que se había acercado a la banda a recibir instrucciones de Pep. La imagen recorrió el mundo. "Parece que es fácil pero no ha terminado", contó en 'Informe Robinson' años después el técnico portugués que le dijo al español. Ibra incrédulo.

Cáptura del programa 'Informe Robinson'.

Manotazo de Motta y el temple de Busquets

Thiago Motta y Sergi Busquets.

En este lance pudo estar parte del devenir del partido... y la final del Bernabéu. Thiago Motta impacta con su mano en la cara/cuello de Sergio Busquets. El árbitro belga Frank De Bleeckere, sí el famoso colegiado que Mourinho citó tras un partido de favorecer al Barcelona, expulsó por roja directa al futbolista italo-brasileño del Inter. Era el minuto 28 y quedaba un mundo por delante. Durante la acción se pudo ver como el futbolista Busquets observaba expectante desde el suelo, el desenlace final de la jugada. Después, Motta, en un acto de desesperación, agarró de la nuca al internacional español.

Júlio César salvando al Inter

Casi al borde del descanso y con cero a cero en el marcador, Messi golpeó a puerta en un lanzamiento con rosca, muy característico suyo. Cuando todo el Camp Nou ya cantaba gol, Júlio César voló para tocar con su mano el esférico y mandar a córner. Fue la parada de la eliminatoria. Y de esa Champions.

El golazo de Piqué

El Barça necesita dos goles para eliminar al Inter y el primero lo hizo Gerard Piqué. Era el minuto 84 y en una acción perfecta de delantero centro, el defensa hacía el 1-0. Tras un pase medido de Xavi, el central hizo una ruleta sobre si mismo para dejar por lo suelos tanto al portero Júlio César como al defensa Córdoba y perforar la portería del Inter.

Tanto anulado a Bojan

El Barça marcó el 2-0 pero fue anulado por el colegiado. Bojan había hecho gol tras recoger un balón rebotado supuestamente en las manos de Yaya Touré. Ahora el famoso VAR también lo hubiera anulado.

Bojan Krkic se lamenta.

Moratti: loco festejo en el palco

No era para menos. El Inter no estaba en una final de la máxima competición desde 1972. El presidente Massimo Moratti lo festejó por todo lo alto, tras finalizar el encuentro. Solo cesó su felicidad para saludar cortésmente a su homólogo, Joan Laporta. Su imagen, sonriente y brincando, también dio la vuelta al mundo.

Massimo Moratti y Jose Mourinho.

Velocista Mourinho

Tras el pitido final, los jugadores del Inter se abrazaban y se revolcaban por el suelo de alegría, Mourinho atravesó corriendo medio campo. Brazos en alto y exultante de alegría. Haciendo el gesto del número 1. Durante el esprint, el portugués tuvo un pequeño altercado con Víctor Valdés, que le criticaba su efusividad. No amedentró a Mourinho, que siguió con la fiesta hasta...

José Mourinho y Víctor Valdés.

Saltó el riego

Casualidad. Intencionado. Lo cierto es que en pleno festejo de los jugadores del Inter de Milán, los aspersores del Camp Nou se supieron en marcha. Todos los interistas se lo tomaron a broma, incluido, Mourinho, que agradecía la ducha. La situación fue inolvidable. El Barça anunció una investigación...

Wesley Sneijder.

Venganza de Figo

Y como colofón, Luis Figo, delegado de Inter de Milán, se 'vengaba' de 'su' Barça. No fue de los más alborotadores pero ahí estaba en el banquillo junto a Mourinho cuando el Inter tumbaba al club azulgrana. Figo también dejaba sin la soñada final del Bernabéu al Barcelona. Ese día fue recibido con gritos de: "¡Pesetero¡"; "Judas" o "Traidor".

Luis Figo, junto a Mourinho en el Camp Nou.

El villano del Barça, directo al Bernabéu

Jose Mourinho llegando a Milán.

A la vuelta a Italia, el Inter fue recibido como estrellas de rock, tras doblegar al vigente campeón y meterse en la final. El más aclamado fue Mourinho. Con Manuel Pellegrini, en la cuerda floja en el Real Madrid. Mourinho apositaba a la entidad blanca. Meses después se cerraba el círculo.