REAL MADRID

Camavinga, Pogba y Fabián: el Madrid valora pros y contras

En la intención de reforzar el centro del campo, expresada por Zidane a la directiva, hay tres candidatos. Esta es la radiografía de la situación de cada uno.

Antes de que se desencadenara la crisis derivada del coronavirus en los despachos del Real Madrid echaban unas cuentas que eran fáciles. Había que fichar un hombre por puesto: defensa, centro del campo y delantera. Esa era la previsión que se estaba realizando, teniendo en cuenta que hay cuatro cedidos que sirven (Achraf, Ceballos, Kubo y, sobre todo, Odegaard). Lo del delantero queda condicionado a la posibilidad de fichar a Haaland, en la defensa se piensa en Upamecano y, en la media Zidane quiere, aparte de Odegaard, a un jugador de músculo, de ida y vuelta. Un Pogba. Y si no es al campeón del mundo ha puesto sus ojos en el joven Camavinga (17). La directiva del Madrid mira más a Fabián. Estos son los pros y los contras que se manejan ante las tres posibilidades.

Paul Pogba.

Es el gran anhelo de Zidane pero parece que se ha quedado sólo en su pretensión de fichar al campeón del mundo. A Florentino no le seduce la idea porque ya ha pasado por dos intentos anteriores de ficharlo, en 2016 y 2019, y naufragó en ambos casos. Entre los pros se tiene en cuenta que Pogba termina contrato en 2021 y que, aunque el United puede extenderlo un año más de manera unilateral, este verano sería factible que saliera por una cantidad de dinero aceptable. El verano pasado el United pidió 180 millones de euros. Este, a buen seguro, valdrá menos de 100.

Entre los contras, Pogba, por el estatus que tiene de estrella de la selección francesa junto a Mbappé, entraría de lleno al top de la escala salarial del Real Madrid. Los que más cobran son Ramos y Bale, ambos 14,5 millones de euros netos por temporada. En realidad, Pogba estaría llamado a coger el sueldo del galés, si este sale del Madrid. Por otro lado, se valora de manera positiva que Pogba tiene tirón publicitario. Es, tras Messi, Cristiano y Neymar, el cuarto futbolista que más dinero genera en el planeta según el último ranking de Forbes.

ails.

Eduardo Camavinga.

Camavinga es también una petición de Zidane, que ha visto en el joven centrocampista (17 años) de origen angoleño la posibilidad de dejar su huella en la plantilla como hizo con Varane, que vino por 10 millones de euros desde el Lens cuando sólo tenía 18 años. Entre los pros, es evidente, está su juventud. Tiene el récord de ser el primer futbolista nacido en 2002 que debutó en una de las cinco grandes ligas del continente. Lo hizo con 16 años. Ahora, con 17, es titular absoluto con el Rennes. En el Madrid hay informes que hablan muy bien de su personalidad, es un chico humilde y trabajador…

Entre los contras por Camavinga se encuentra, fundamentalmente, los temas derivados de su fichaje. Su precio comienza a ser demasiado elevado para un chico de 17 años que juega en el centro del campo, y no en una posición de ataque. Hay una verdadera puja establecida entre los grandes de Europa por él, porque es la gran irrupción en el fútbol tras Mbappé. Por otro lado, el Madrid entra en un terreno desconocido con su representante, Moussa Sissoko, el mismo que lleva a Dembelé, con el que nunca ha tratado hasta la fecha.

OL

Fabián Ruiz.

Fabián tiene, fundamentalmente, el apoyo de la directiva, que le ve como un centrocampista moderno que cumple con los requisitos que se estaban exigiendo en los últimos tiempos: un joven valor (24 años) español. Así llegaron Isco, Ceballos, Brahim... Se considera que ya ha dado el paso adelante en el Nápoles, donde es unas de las sensaciones del fútbol italiano.

Entre los contras se sitúa el propio Nápoles, que no quiere rebajar sus pretensiones económicas por la perla española. El contrato de Fabián caduca en 2023, no tiene cláusula de rescisión. El Madrid estaría obligado a negociar y desde la directiva del Nápoles trasciende que su precio rondaría los 100 millones (incluso Pogba, en un momento dado, podría salir más barato).