REAL MADRID

El Di Stéfano debe adaptar el VAR, iluminación y publicidad

Tanto LaLiga como la UEFA han comunicado al Real Madrid que al jugarse a puerta cerrada por la crisis del coronavirus no pondrán pegas.

El Di Stéfano debe adaptar el VAR, iluminación y publicidad

La decisión del Madrid de jugar lo que resta de temporada, cuando las instituciones y Sanidad den luz verde al regreso de las competiciones, en el estadio Alfredo Di Stéfano de Valdebebas va cogiendo cada vez más cuerpo. La posibilidad de darle un acelerón a las obras este verano sin interrupciones provocadas por los días de partido, como sucedía hasta que se detuvo todo el 13 de marzo (día en el que iba a jugarse en el Bernabéu el Madrid-Eibar), ha forzado el deseo del club por aprovechar las instalaciones de Valdebebas y el estadio en el que juega el Castilla para disputar los seis partidos que restan de Liga como local (Eibar, Valencia, Mallorca, Getafe, Alavés y Villarreal), así como la opción de jugar el de cuartos de Champions si los de Zidane logran remontar ante el City en el partido pendiente de jugar en Manchester. No habrá problemas de calendario con el Castilla, habitual inquilino del Di Stéfano, al decidir la Federación Española suspender definitivamente la competición en Segunda B.

Tanto LaLiga, para lo que resta de competición, como la UEFA, para lo que queda de Champions, han comunicado al club que al jugarse a puerta cerrada por el coronavirus no pondrán pegas a ese cambio de escenario propuesto por el Madrid. Además, las medidas del terreno de juego son exactamente las mismas que las del coliseo de La Castellana. Eso sí, en la entidad prefieren ser cautos a la espera de las decisiones que tomen todos los estamentos sobre el regreso a los entrenamientos y a la competición, para lo que todavía no hay fechas fijadas.

Además, es necesario acometer una inversión en el Di Stefano para que pueda jugar ahí el Madrid con todas las garantías. Para empezar y como ya informó ayer AS, el primer paso es trasladar sin problemas la tecnología de VAR (cámaras y monitores instalados en el Bernabéu) y el club asegura que se hará con seguridad y sin dificultad alguna. Además, la iluminación nocturna del Di Stéfano es válida para dar por televisión los partidos del Castilla en Segunda B, pero no tiene la calidad suficiente para ofrecer los partidos de Liga y de Champions. El club tendría que instalar nuevas torretas de iluminación artificial, más potentes y que garanticen una visibilidad perfecta y homologada por Liga y UEFA. Por último, habría que adaptar la publicidad del sistema ‘ad time’, instalada en las bandas y los fondos del Bernabéu. Los patrocinadores generan una buena fuente de ingresos al club y el cambio de escenario obligaría a trasladar la infraestructura publicitaria para que esos ingresos no corran peligro.

El Madrid cree que todo eso lo podrá arreglar en las próximas semanas sin problemas, dado que hasta junio mínimo no volverán las competiciones. Tiempo hay de sobra para adaptarse a esta nueva realidad, de la que se aprovechará el Bernabéu y sus obras de modernización, que podrían adelantarse varios meses sobre los plazos fijados en el proyecto inicial (otoño de 2022).