HISTORIAS DE TAYIKISTÁN

“El nivel de Tayikistán puede ser el de un Segunda o Segunda B”

José Ballester, defensa del Recambios Colón, jugó en el todopoderoso Istiklol en 2015. Analiza en AS el nivel de la Liga, que disputa su segunda jornada este fin de semana.

“El nivel de Tayikistán puede ser el de un Segunda o Segunda B”

Hace 7 días no sabíamos ni ubicar en el mapa Tayikistán. Hoy retransmitimos en AS su liga a través del streaming de MyCujoo. La Resistencia de Tayikistán es esto, algo más que fútbol. Explicar cosas inexplicables. Descubrir realidades que siempre estuvieron ahí, pero nunca quisimos ver. Hoy el fútbol que nos toca ver, y disfrutar, es el de Tayikistán. De paso nos sirve para culturizarnos un poco en este tiempo de confinamiento. Viajamos a tierras persas, donde nació el primero de los sabios de la salud, Ibn Sina, conocido también como Avicena en la tradición occidental, autor del Canón de Medicina, una enciclopedia médica de 14 volúmenes en 1020. "La imaginación es la mitad de la enfermedad. La tranquilidad es la mitad del remedio. Y la paciencia es el comienzo de la cura”, dijo hace muchísimos siglos y que hoy nos puede ayudar tanto.

Pero para hablar de los orígenes de Tayikistán no vamos a recurrir a Wikipedia, sino a nuestro amigo Khais Rahmanie (Delegado de LaLiga en Asia Central), a quien conocimos a raíz de los primeros reportajes sobre este país de Asia Central quien compartió su impresionante historia con nosotros, que tiene un final feliz: “Para entender el origen de Tayikistán tenemos que remontarnos un siglo atrás, en la lucha del Imperio Ruso y Británico que se produjo en esta zona del mundo. Lo llamaron ‘El gran juego’, para mantener la hegemonía del Imperio Británico a través de la India y la búsqueda de una salida al océano indico por parte del Imperio Ruso y asimismo tener protegidos sus reservas de gas y petróleo en Asia Central. En esa lucha lo que es la tierra tayika originalmente sufrió muchísimo. Hay varios tipos de tayikos que quedaron desnaturalizados de su lugar de nacimiento con la aparición de la USSR. Como consecuencia hay tayikos en Afganistán (el norte) y ciudades de origen tayikos en Uzbekistán como Samarcanda y Bukhara. En los años 90 sufrimos mucho, lo mismo en Tayikistán que en Afganistán, una Guerra Civil como la de Siria. Murió muchísima gente. Yo, por ejemplo, perdí a gran parte de mi familia porque vivíamos en la frontera de ambos países. Debido a la situación tuvimos que salir como refugiados e inicialmente fuimos a Rusia, sin papeles. En la actualidad, por ejemplo, hay dos millones de tayikos en Rusia. Un poco más tarde mi padre decidió que fuéramos hacia Inglaterra. Primero pasamos por Alemania, y allí nos confundieron con la multitud de refugiados tras la Guerra de Yugoslavia. Como no teníamos documentos era difícil mostrar que huíamos en realidad de la guerra en Tayikistán y Afganistán. Nos quedamos en Alemania sin papeles durante un tiempo en diferentes centros de refugiados. Mi padre fue diplomático, pero por culpa de la guerra lo perdió todo y tuvo incluso que trabajar como empleado de limpieza para mantenernos. Al final fuimos a Holanda intentando llegar a Inglaterra, pero allí después de un tiempo de estar otra vez en proceso de obtener un asilo muy complicado, mi padre se suicidó. Así es como Holanda me acogió y tuteló como refugiado y obtuve su nacionalidad”.

La historia de Ballester

Seguiremos contando y profundizando en la historia del pueblo tayiko en próximos episodios, pero mientras vamos a contar algo de las cosas más importantes dentro de las menos importantes, el fútbol. Agradecemos, por cierto, el reportaje de nuestro experto internacional de confianza, Axel Torres, que tras la mención en La Resistencia de Tayikistan, nos dejó un interesante artículo sobre el fútbol tayiko. Es tan futbolero que ha demostrado que sí le interesa hasta el fútbol más escondido y random. Llevamos sólo una jornada en la Liga de Tayikistán y la Supercopa entre el Istiklol y el Khujand. Para aportarnos luz sobre el fútbol tayiko contamos con la ayuda de José Ballester Castells, central de 30 años del Recambios Colón (Grupo VI de Tercera División) y que pasó por el Valencia Mestalla, La Nucía, Orihuela, Alzira, Denia, Almansa, La Roda y Istiklol. Es un currante del fútbol. Tras su primera y última aventura en el fútbol extranjero estuvo un año inactivo y desde hace cuatro años compatibiliza el fútbol y su trabajo en la tienda de cara al público en Recambios Colón. “La aventura surge porque me llama Manolo Bleda, con el que coincidí en el Alzira. Él estaba en Bielorrusia y le llamaron para ir al Istiklol tayiko. Necesitaban un central y pensó en mí. Al llegar los primeros días, me dio mucha impresión. Tenía poco inglés, pero en realidad tuve que aprender ruso para entenderme con todo el mundo y con el central que tenía al lado. Le decía a Bleda: “Manolo, aquí no duro ni tres partidos”. Al final sales al extranjero porque la oferta económica es superior a lo que te daban en España por aquel entonces. Los primeros cinco meses estuve solo y los cinco siguientes con mi mujer. Pero después el choque cultural inicial todo fue muy bien”. Hay dos españoles entonces en la historia del club más laureado del fútbol tayiko, el Istiklol, el delantero Manuel Bleda y el defensa José Ballester. “Deportivamente fue un éxito. Ganamos cinco títulos, todos los que se jugaron en Tayikistán. Y llegamos a la final de UEFA de Asia, aunque esa competición no la pude jugar por el límite de extranjeros, que fueron tres: el portero serbio Stosic, el ucraniano Kovalchuk y Manolo más el iraní Chahjoue. El nivel del Istiklol puede ser un Segunda bajo o un potente Segunda B. El Khujand también está en esa línea. Luego el resto de equipos son más flojos, nivel Tercera en España, pero te estoy hablando de hace cinco años cuando yo estuve. Técnicamente arriba eran muy buenos. Le decía a Manolo: "Mira, que este podría jugar en un Segunda en España sobradamente". Pero sí es verdad que luego tácticamente eran un poco desastre y no era raro ver un mano a mano con el portero ya en el minuto 3 de partido”.

Partidos del fin de semana

Este sábado tenemos tres partidos a las 13:00 horas: el Fayzkand-Vose vs Reagar TadAz y el Istaravshan vs Kutosh. Y a las 15:00 horas, el encuentro televisado por AS será el Lokomotiv-Pamir contra el Dusambé 83. El Lokomotiv, del gran Sulaymonov (un extraordinario extremo que marcó un golazo el domingo pasado, pero fue quien nos descubrió qué es el plov para La Resistencia de Tayikistán), es un equipo de historia reciente, fundado al cobijo de la Federación de Tayikistán. No en vano, en sus filas están 13 jugadores que estuvieron el año pasado en el Mundial Sub-17 de Brasil y en el banquillo está un clásico tayiko, Mubin Ergashev, que hasta el año pasado dirigía al Istiklol y a la Sub-21 de Tayikistán. El domingo, también tendréis en AS estos dos partidos en directo a las 13:00 horas. Disfrutad del fútbol y de la posibilidad de evadirnos un rato de la realidad. Ya sabéis, los sábado y domingos toca fútbol, aún en los peores tiempos...