TOTTENHAM

A Mourinho le baila el proyecto

Cinco meses después de llegar al Tottenham, ha visto el adiós de Eriksen y las dudas de Kane. Las lesiones le han pasado factura. Ya hay necesidad de fichar en verano.

Mourinho se lamenta en un partido del Tottenham.
LINDSEY PARNABY AFP

El pasado 20 de noviembre José Mourinho llegó al Tottenham con la difícil papeleta de superar lo conseguido por Mauricio Pochettino. Desde luego, su llegada fue celebrada en Londres: uno de los mejores se ponía al frente del proyecto. Es más, Daniel Levy mostró plena confianza en él desde el segundo uno: "Con José tenemos a uno de los entrenadores más exitosos en el fútbol". Pero, ahora, cinco meses después de su llegada, se le empieza a tambalear el proyecto

Primero fue Eriksen el que se bajó del barco, tras negarse a renovar aun con el portugués en el banquillo. Pero el gran golpe llegó en el día de ayer cuando Harry Kane, buque insignia de los spurs, dejó caer por primera vez que no está garantizada su continuidad en el Tottenham: "Siempre he dicho que si no siento que vamos en la dirección correcta, entonces no soy alguien que se quede allí por el simple hecho de hacerlo. Soy un jugador ambicioso, quiero convertirme en un jugador top".

Desde luego, un mensaje claro y directo a Daniel Levy, al que exige refuerzos de garantías para pelear por todos los títulos. Seguramente las palabras de Kane también son compartidas por su técnico, el cual podría ver el derrumbamiento del proyecto prometido si no hay reacción en los próximos meses. José Mourinho, acostumbrado a tocar el cielo en Champions y torneos domésticos, ya teme por el futuro de su Tottenham.

Mourinho, en un partido de la FA Cup.

Meses inestables

Además de los refuerzos exigidos por Harry Kane, el delantero inglés necesita un billete para la Champions para poder explotar todo su potencial. Actualmente, el Tottenham es octavo clasificado de la Premier League con 41 puntos. Tiene a siete al Chelsea, cuarto en la tabla. A falta de nueve jornadas, los de Mourinho necesitan dar un paso al frente si quieren optar a volver a la mejor competición continental.

No obstante, los datos del portugués no están al nivel de las expectativas. Pese a las lesiones, el Tottenham ha dejado escapar muchos puntos insospechados y ha caído eliminado en la FA Cup y en la propia Champions. Mourinho firma, hasta el momento, un balance de once victorias, cinco empates y diez derrotas, si bien los fracasos en las diferentes competiciones agravan la estadística. Aún tiene tiempo para enmendarlo y la crisis del coronavirus le ayudará a recuperar efectivos.

Bergwijn, en su presentación como nuevo jugador del Tottenham.

Fichajes que devuelvan la ilusión

El pasado mercado de enero, Mourinho pidió al club fichajes para dar oxígeno a una plantilla cargada de problemas físicos y Levy respondió. Llegaron Bergwijn y Gedson Fernandes, aunque salieron Eriksen o Danny Rose. De todos modos, la inversión invernal hace creer que en verano, a pesar de la falta de ingresos por el coronavirus, podrían llegar refuerzos de mayor nivel que ayuden a convencer a Harry Kane de quedarse en el equipo.

Por el momento, no hay ninguna estrella puesta sobre la mesa, pero Sky Sports habla de seis nombres que responden a los perfiles que busca Mou y que ayudarían a reforzar considerablemente el nivel medio de la plantilla. El nombre más mediático de todos ellos es el Eder Militao. También se habla de Kondogbia (Valencia), Atal (Niza), Jamal Lewis (Norwich) o Sabitzer (RB Leizpig). Su valor de mercado, no demasiado elevado, facilita su llegada. "Todos los suplentes del Leipzig jugarían en mi equipo", dijo Mou tras los octavos de Champions. Desde luego, o su impresión cambia o el futuro de Kane y el proyecto se tambalean...