INGLATERRA

Mount se salta la cuarentena para jugar un partidillo

El jugador del Chelsea está en aislamiento obligado tras el positivo de su compañero Hudson-Odoi y se 'escapó' para jugar junto Declan Rice, del West Ham.

Mason Mount antes de un partido con el Chelsea.
CARL RECINE Action Images via Reuters

Mason Mount, a sus 21 años, ha sido otro de los jóvenes que está llevando mal el aislamiento a causa de la pandemia de coronavirus. En Reino Unido no se ha decretado para toda la población pero Mount, tras el positivo por Covid-19 de su compañero Hudson-Odoi, está obligado a permanecer en su domicilio en cuarentena por si se hubiera contagiado.

El joven decidió hacer caso omiso y se marchó a jugar 'una pachanga' (cinco contra cinco) junto al jugador del West Ham y ex de la academia blue, Declan Rice, según informa Daily Mirror. Ambos jugadores acudieron este domingo al medio día a unas instalaciones con campos de césped artificial de dimensiones reducidas situadas en Trent Park, un parque de hasta 320 hectáreas que está en la parte norte de Londres.

Fue un hombre junto a su hijo de 14 años, que acudía a entrenar a las mismas instalaciones, quién decidió avisar al periódico e incluso sacar alguna fotografía. "Llevé a mi hijo de 14 años a entrenar, vimos un coche que nos pareció algo ridículo y quisimos ver quién estaba allí. Bajaron tres o cuatro personas y mi hijo reconoció a Mason Mount, que era el conductor. Estuvieron jugando un cinco para cinco y ambos llevaban una braga para cubrirse la cara, no se si para protegerse o para que no les reconocieran", aseguraba a Daily Mirror.

  • Centrocampista
  • Inglaterra

Este mismo diario afirma que el Chelsea se ha limitado a recordarle a Mount sus obligaciones mientras el West Ham aseguró que Rice no estaba "haciendo nada incorrecto".

Reino Unido adopta otra vía para combatir el virus

El ejecutivo de Reino Unido ha decidido tomar medidas distintas a las del resto de países para combatir el Covid-19. En las islas, el primer minstro, Boris Johnson, decidió que no se tomarían medidas excepcionales de aislamiento de la población y dejarían que se propagara el virus para generar una supuesta 'inmunidad de grupo'. Hasta 229 científicos de universidades británicas ya han firmado una carta enviada al gobierno para que frene una medida que estiman "pone en peligro más vidas de las necesarias".