REAL SOCIEDAD 3 - VALENCIA 0

1x1 de la Real: Merino lidera otra enorme actuación coral

El navarro dio una exhibición y abrió el marcador. Zaldua desde el lateral derecho también brilló. Ødegaard volvió por sus fueros.

Januzaj celebra un gol con Willian José
GTRESONLINE

Remiro: Solo necesitó intervenir en una ocasión, y sacó una mano salvadora espectacular. De nuevo muy acertado con los pies, y atento a los balones largos del Valencia.

Zaldua: Enorme partido del lateral donostiarra. De lo mejor de la Real con diferencia. Impenetrable por su banda, amargó la tarde a Carlos Soler, y le ganó la partida a un buen Cheryshev. No se cansó de subir la banda y poner centros a sus compañeros. El 1-0 nació de sus botas, de un centro preciso y precioso a la cabeza de Merino. Pudo ser objeto de penalti.

Le Normand: Cada día más asentado, estuvo tan solido y solvente que hasta se atrevió a subir con el balón controlado. Sigue coleccionando buenas actuaciones.

Aritz Elustondo: Necesitaba un partido como el que hizo contra el Valencia. Recupera sensaciones aunque con el balón todavía debe ir a más. Seguro en todas las disputas, y clave en el segundo gol al peinar en el primer palo para que Monreal marcara libre de marca en el segundo palo.

Monreal: Partido serio en defensa y muy interesante en ataque. Tiró de su experiencia en muchas ocasiones, haciendo coberturas muy interesantes y necesarias. Marcó su segundo gol con la Real en otra acción de veterano, porque sabía que iba a caer ahí el balón.

Merino: No nos cansamos de repetirlo. Está de selección absoluta y Luis Enrique lo sabe. Partidazo con mayúsculas. Se echó a la Real a la espalda y dominó todo el ancho del centro de campo con una clase exquisita. Robó, distribuyó y hasta remató, inapelable su cabezazo para abrir el marcador. Pudo marcar su segundo gol, pero se lució en exceso. Cuando el navarro logra superar la primera línea de presión del rival, a la Real se le enciende la luz.

Zubeldia: Partido número 100 con la Real Sociedad en el que jugó sacrificado, porque tuvo que hacer el trabajo sucio para el lucimiento de otros. Enorme partido en la contención, dando equilibrio a su equipo.

Ødegaard: El noruego ha vuelto, si es que alguna vez se ha ido. Recuperado de sus molestias, se volvió a ver la versión arrolladora con el balón de Ødegaard. Se inventó pases de gol que sólo él puede ver y pudo marcar hasta en tres ocasiones. Al final se equivoca en una contra en la que Willian José estaba solo.

Oyarzabal: Hasta cuando no está bien aporta. Es un pedazo de futbolista, pero ahora parece que juega fatigado. Empezó en la izquierda y acabó en la derecha. Recibió un golpe que parecía iba a mandarlo fuera del terreno de juego.

Januzaj: ¿Por qué no hace siempre lo que se inventó contra el Valencia? Su primera parte fue floja, perdiendo varios balones con ventaja, pero tras el descanso se inventó un disparo desde el pico del área con la izquierda que se convirtió en un golazo de bandera. Lastima su irregularidad, porque su calidad es incontestable.

Isak: Jugó precipitado el sueco, como queriendo reivindicarse, y eso le llevó a tener errores innecesarios. Con todo tuvo una buena acción para haber marcado. Jugó unos minutos en la banda izquierda y también lo hizo bien. Su velocidad es un recurso que vale oro.

Sangalli: Minutos para dar descanso a sus compañeros y reivindicarse. Aportó energía a la medular bidasotarra.

Willian José: Sigue negado de cara al gol desde su affaire con el Tottenham. Pudo marcar pero sus compañeros no le vieron.

Aihen Muñoz. Muy pocos minutos para jugar de interior, y no de lateral izquierdo.