COPA DEL REY

El Mirandés y otros modestos que se colaron en semifinales de Copa del Rey

El conjunto rojillo se medirá a la Real Sociedad en las semifinales de la Copa del Rey 2019/2020. Ya alcanzaron esa ronda en 2012 y otros humildes lo lograron también en ediciones anteriores.

El Mirandés y otros modestos que se colaron en semifinales de Copa del Rey

La Copa del Rey 19/20 será recordada siempre como la edición de las sorpresas. La Federación introdujo el novedoso formato de partido único hasta las semifinales y varios equipos grandes cayeron en esas rondas. El torneo del KO ha vuelto a recuperar ese sobrenombre y, hasta el momento, la gran revelación está siendo el CD Mirandés.

El equipo dirigido por Andoni Iraola se ha colado en las semifinales de la Copa del Rey jugando en Segunda, algo que no ocurría desde 2012. Y en esa ocasión también fue el Mirandés el que se coló entre los grandes. De hecho, el equipo de Miranda es el primer club en toda la historia del fútbol español que llega a semifinales de Copa del Rey jugando en Segunda División B y en Segunda, dato que aportó Míster Chip.

El Mirandés de Iraola: una pequeña gran revolución

El equipo rojillo certificó su vuelta al fútbol profesional el pasado mes de junio tras superar al Atlético Baleares en el play-off de ascenso y, como recién ascendido que es, configuró su plantilla con muchos cedidos y jugadores de un perfil medio-bajo. El equipo dirigido por Iraola cuenta con 10 cedidos en la plantilla, entre los que destacan Martín Merquelanz (Real Sociedad), Iñigo Vicente (Athletic Club), Antonio Sánchez (Mallorca) o Marcos André (Real Valladolid).

Sin embargo, el ariete más destacado en la Copa del Rey está siendo Matheus Arias, delantero paulista cedido por el Watford. Ha anotado gol en cuatro de los cinco partidos hasta las semis e incluso hizo un doblete ante el Sevilla. El periplo del Mirandés en la competición no fue fácil: pasó las tres primeras rondas en la prórroga. La primera ante el Coruxo (4-5), la segunda frente al UCAM Murcia (2-3) y la tercera ante el Celta de Vigo (2-1). Sus dos grandes partidos han sido en casa. En octavos se cargó 3-1 al Sevilla siendo muy superior y en cuartos dejó en el camino al Villarreal de Alcácer (4-2) en un partido muy completo. Así ha alcanzado la penúltima ronda del torneo.

El Mirandés de Pablo Infante: una gesta prácticamente irrepetible

El conjunto de Anduva se plantó en semifinales en la temporada 2011/2012. Y, seguramente, fue el equipo más meritorio en alcanzar esta ronda. Lo hizo siendo equipo de Segunda B y lo hizo con un formato a doble partido a partir de los dieciseisavos de final. Nadie lo ha vuelto a lograr. La gran estrella del equipo fue Pablo Infante, que fue el máximo goleador del torneo (7 tantos), pero jugadores como César Caneda, Álvaro Corral o Alain Arroyo también fueron claves.

Todo bajo las órdenes de un Carlos Pouso que, además de dar la campanada en las semifinales, consiguió ascender al equipo al fútbol profesional por primera vez en su historia. En el torneo copero, los jabatos se deshicieron de Amorebieta, Balompédica Linense y Logroñés en las tres primeras rondas. Más tarde, el Mirandés se cargó al Villarreal, que jugaba la Champions League ese año y al Racing de Santander en octavos. En los cuartos sucumbió el Espanyol, que vio como le remontaban un 3-2 en la vuelta (2-1 en Anduva). Finalmente, el Mirandés cayó eliminado en las semifinales contra el Athletic Club tras dos claras derrotas en Anduva y en San Mamés. Fue considerado el matagigantes de la competición.

El Alavés de Pepe Mel: al borde de la final

El equipo babazorro, que alcanzó las semifinales en la temporada 2003/2004, militaba en Segunda División durante aquella temporada. Dirigido por Pepe Mel, el club vitoriano llegó hasta las semifinales de Copa del Rey en un equipo en el que destacaban Quique de Lucas y Martín Palermo y se quedaron a dos puntos de lograr el ascenso a Primera División.

En la Copa del Rey, el Deportivo Alavés venció al Racing de Ferrol por penaltis y a la Real Sociedad (2-1) a partido único. En octavos de final superó al Real Valladolid por el valor doble de los goles fuera de casa (0-0 y 1-1) y en cuartos al Celta de Vigo (4-2 y 1-0). Los goles fuera de casa que le otorgaron el pase en octavos fueron los que le dejaron fuera de la final copera. El Real Zaragoza fue el verdugo de los babazorros en una eliminatoria muy igualada (1-1 en la ida y 0-0 en la vuelta) que dio el pase a los maños.

La (casi) machada de un Figueres histórico de Segunda B

La gesta que más mérito tuvo durante muchos años fue la del UE Figueres. El equipo de la provincia de Girona, que deambulaba por la zona media de la tabla de Segunda B, se convirtió en el matagigantes de la edición 2001/2002 de la Copa del Rey. Y se plantó en semifinales gracias a los goles de jugadores como Arnau Sala, Kali Garrido y José Luis Peña.

El Figueres tuvo que superar una ronda previa para entrar en el torneo de manera definitiva. Derrotó al Teruel de manera cómoda (1-2 en la ida y 8-0 en la vuelta) y le cayó el premio gordo. Se iba a enfrentar al Barcelona de Rexach en treintaidosavos de final. Un gol de Kali Garrido nada más comenzar la prórroga hizo que el Municipal de Vilatenim se viniera abajo. En dieciseisavos se cargarían al Osasuna en penaltis y en octavos -ya a doble partido- se enfrentaron al Novelda, la otra revelación del torneo. Ganaron 2-1 en el partido de ida y aguantaron el 0-0 en la vuelta. En cuartos de final el derrotado fue el Córdoba (0-2 en la ida y 0-0 en la vuelta) y en semis fueron derrotados por un Deportivo (0-1 y 1-1) que acabó protagonizando el Centenariazo al ganar al Real Madrid la final en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid Castilla de la 1979/1980

El filial del Real Madrid protagonizó una de las sorpresas más recordadas en el torneo del KO. Jugando en Segunda División, el equipo dirigido por Juanjo García llegó hasta la final. En la primera ronda eliminó al Hércules remontando un 4-1 de la ida y quedó exento en la denominada quinta ronda (la segunda, de manera más precisa). En los octavos de final, el Real Madrid Castilla acabó con el Athletic Club (0-0 y 2-1), en los cuartos con la Real Sociedad (2-1 y 2-0) y en las semifinales derrotó al Sporting de Gijón remontando un 2-0 desfavorable de la ida.

En la final del campeonato se enfrentó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu y cayó derrotado por un claro y contundente 6-1. A la temporada siguiente jugaron la Recopa de Europa en condición de subcampeón de la Copa y su verdugo acabó siendo el West Ham inglés.

Otros equipos que llegaron a semifinales jugando en Segunda

Conjuntos como el Atlético de Madrid, cuando militaba en Segunda, el Deportivo Alavés (1997/1998), Las Palmas (1996/1997 y 1983/1984), el Real Betis (1993/1994), el Deportivo de la Coruña (1988/1989) y el Rayo Vallecano (1981/1982) también consiguieron acceder a las semifinales de la Copa del Rey jugando en la división de plata del fútbol español.

Hay muchos equipos que serán recordados por sus hazañas en la Copa del Rey a pesar de no llegar tan lejos. El Numancia de la temporada 1995/1996 llegó a cuartos de final y fue derrotado por el Barcelona de Johan Cruyff. El Alcorcón y el Real Unión de Irún derrotaron al Real Madrid a doble partido durante la pasada década y el Formentera se cargó al Athletic Club con un gol en el último suspiro en San Mamés.