ATLÉTICO DE MADRID - VALENCIA

Giménez y Maxi Gómez se citan para su Clásico de los medianos

El central lidera a su pétrea defensa y el ariete es, junto a Parejo, el máximo goleador del Valencia. Representan a Danubio y a Defensor, dos de las mejores canteras de Uruguay.

Giménez y Maxi Gómez se citan para su Clásico de los medianos
Twitter DIARIO AS

El Atlético-Valencia tendrá un marcado acento uruguayo, el de la batalla entre dos íntimos amigos: Giménez y Maxi Gómez. El defensa del Atlético lidera una zaga en la que han cambiado los nombres pero que hereda las mismas costumbres. Son ya cuatro partidos seguidos sin encajar para solamente cuatro goles en contra, los mismos que el Athletic. Se fue Godín, pero Simeone fue preparando a Giménez para que se convirtiera en el relevo. Respetado por los problemas físicos, el central uruguayo vive un momento de jerarquía en el Atlético. Sin precipitaciones, midiendo casi siempre bien y con un tono de responsabilidad creciente, alcanza la madurez que se le presagiaba. Además, se ha convertido en un argumento ofensivo del que, por ejemplo, se tiró para igualar el partido contra la Juventus. A sus 24 años es uno de los jefes del Atlético.

Y con 23 Maxi Gómez aspira a serlo en el Valencia. Los dos uruguayos vienen de compartir horas en la concentración con su selección. "Con Giménez comparto muchas cosas, siempre le he escuchado mucho, porque desde muy joven está jugando en un equipo grande. Los dos veníamos hablando del partido en el avión", explicaba a la web del Valencia el ariete charrúa. El ex del Celta no ha podido encajar mejor en menos tiempo en el equipo levantino, es, junto a Parejo, el máximo goleador del equipo con 4 goles de los 12 del Valencia en LaLiga. La temporada pasada ya se la lio al Atlético en Balaídos. Los de Simeone cayeron en Vigo por 2-0 en una tarde memorable del ariete. Marcó el primer gol y asistió a Aspas en el segundo. Pero aquel día no jugó Giménez.

Rivalidad.

"Es muy difícil marcarle goles al Atlético, defienden muy bien, cuando está Giménez se hacen muy fuertes", explica con sinceridad un Maxi que creció en Defensor Sporting, equipo que mantiene una rivalidad con el Danubio de Giménez en lo que se ha bautizó en los 90 como el Clásico de los medianos de Uruguay (en contraposición al gran clásico charrúa entre Nacional y Peñarol). El enfrentamiento de los dos equipos de Montevideo ha adquirido esa denominación, curiosamente, a partir de la enconada rivalidad en categorías inferiores. Giménez y Maxi no se vieron las caras en Uruguay, pero hoy pondrán en liza el orgullo del mediano, el de dos de las principales canteras del fútbol charrúa.