Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

REAL MADRID

El Real Madrid no arroja todavía la toalla por Paul Pogba

El club blanco está dispuesto a negociar por el francés hasta el 2 de septiembre, fecha en la que se cierra el mercado de fichajes español.

El verano es largo y el Real Madrid lo sabe. En el club blanco no tiran la toalla y apostarán hasta el final por el fichaje de Paul Pogba, la única petición expresa que ha hecho Zidane a Florentino Pérez. Hasta el momento, el Manchester United se cierra en banda y no negocia; no ha atendido al Madrid en las dos ocasiones en que el equipo blanco ha intentado arrancar las negociaciones. Pero en el Madrid no desisten y esperan que el club inglés se abra a estudiar el traspaso; el mercado de fichajes en Inglaterra cierra el 8 de agosto, pero el Madrid insistirá mientras el United pueda vender. El límite de traspasos en España es el 2 de septiembre. Pogba podría repetir la experiencia del brasileño Ronaldo, fichado en las últimas horas del 31 de agosto de 2002. El jugador ya ha dado el sí a los blancos, y los dirigentes madridistas cuentan con esa certeza para insistir en la contratación del francés.

El United no se ha clasificado para la próxima Champions, pero no por eso se muestra más proclive a vender: no quiere transmitir que su mala racha deportiva le convierte en un club débil. Los red devils no tienen necesidad económica de vender (según Forbes, es la segunda entidad deportiva más valiosa del mundo: 4.123 millones de dólares, más que el Real Madrid) y se niegan a transmitir la imagen de ser un club menor.

El lunes 1 de julio era un día importante en el desarrollo de los acontecimientos, pues el United se reincorporaba al trabajo en el Aon Training Complex, aunque el centrocampista cuenta con unos días más de descanso. El jugador está decidido a abandonar Inglaterra y sólo tiene al Madrid como opción, puesto que el interés de la Juventus es mucho menor de lo que parecía; todo responde a una táctica de su agente, Mino Raiola. Zidane está siendo paciente hasta el momento, pero ya le ha transmitido al club que quiere a Pogba sí o sí el curso que viene. Precisamente, el programa Jugones, que presenta Josep Pedrerol, explicaba ayer que el pasado viernes se produjo una reunión entre Florentino Pérez y José Ángel Sánchez. Zidane les siguió insistiendo en el fichaje del centrocampista francés: considera que es un jugador clave en su proyecto y cree que le puede sacar aún más rendimiento del que ha mostrado.

Dudas en Manchester. En Inglaterra ya se preguntan si Paul Pogba se incorporará a la pretemporada del United. AS ya contó que la intención del jugador es mantener una conversación con Solskjaer, al regreso de sus vacaciones. Quiere charlar con el técnico del United para que convenza a los dirigentes del club de que atiendan a las peticiones de negociar del Madrid. No quiere tener que subirse el domingo al avión del United para la estadía de pretemporada que realizará en Perth (Australia).

Si para entonces no hay acuerdo, estaría por ver si Pogba se declara en rebeldía, como ya hicieron en el pasado Modric en el Tottenham e incluso Beckham y Van Nistelrooy en el propio United, ambos enfrentados por entonces con Sir Alex Ferguson. El francés podría acogerse al Transfer Request, pero sería como última opción: no quiere perjudicar al equipo al que llegó en 2009 procedente del Le Havre (con polémica incluida) y que le convirtió en el jugador más caro del mundo en 2016 (pagaron 120 millones de euros por su regreso desde Turín).

Además, Footy Headlines, la web especializada en mostrar los diseños de las camisetas de los grandes equipos europeos, filtró el pasado sábado una imagen de Pogba luciendo la segunda equipación del United 2019-20, aunque su presencia no implica nada: Bale ha posado con la nueva camiseta blanca pese a que no cuenta y Hazard hizo lo propio con la del Chelsea días antes de confirmarse su llegada al Real Madrid...