REAL MADRID

Zidane le muestra a Bale la puerta de salida del Madrid

Zidane le muestra a Bale la puerta de salida del Madrid

SUSANA VERA

REUTERS

Su descarte para el encuentro de este domingo ante el Villarreal es una muestra de lo que le esperaría al galés si decide no aceptar ser traspasado este verano.

Zidane ya no esconde que Bale no entra en sus planes. Si tras la derrota contra el Rayo dudó del compromiso del galés (“No sé si tiene la cabeza en el Madrid. Le tenéis que preguntar a él”), este sábado le ha dejado fuera de la convocatoria para recibir al Villarreal. Zidane no le quiere y su descarte para el encuentro de este domingo es una muestra de lo que le esperaría si decide no aceptar ser traspasado este verano. Con este gesto Zizou pretende hacerle ver que la grada es una opción real para él la próxima temporada

El pasado 8 de abril, los representantes de Bale, Jonathan Barnett y Luis Alonso, mantuvieron una comida con José Ángel Sánchez, director general del Madrid, en la que éste informó a los dos agentes que el jugador no entraba en los planes de futuro del club, así que se le pondrían todas las facilidades para su salida. Incluso, se le permitiría elegir destino como gesto de agradecimiento por los servicios prestados. Tras esa cumbre, los representantes informaron al propio Bale del resultado de la misma. La respuesta del delantero se supo días más tarde, cuando trascendió que el galés ya había informado al club de que no quiere irse y que su intención es cumplir su contrato, que expira el 30 de junio de 2022.

El traspaso de Bale este verano resulta clave para que el Madrid pueda afrontar todas las operaciones que precisa para renovar la plantilla. Las estimaciones del club blanco son que podrían ingresar una cifra cercana a los 150 millones de euros por la venta del galés. Zidane es consciente de que sin la salida del delantero no se podrá llevar a cabo alguna de las operaciones que le ha pedido al club, así que su modo de presión es enviándole a la grada o al banquillo para que reconsidere su decisión de no aceptar un traspaso.