BARCELONA 1 - VALENCIA 2

Uno por uno del Valencia: Diego Alves lideró la venganza

Mantuvo a flote al Valencia, sobre todo en los primeros 45'. Soberbia sus paradas a Messi (6'), Neymar (11') y Rakitic (74'). Una pesadilla para el Barcelona.

0

LALIGA

Diego Alves: Espectacular. Una pesadilla para el Barcelona durante toda la noche. Mantuvo a flote al Valencia, sobre todo en los primeros 45'. Soberbia sus paradas a Messi (6'), Neymar (11') y Rakitic (74').

Barragán: Comenzó nervioso y fruto de ello Neymar le sacó una amarilla, totalmente innecesaria, y que pudo salirle cara a él y al Valencia. Pero el lateral supo calmar los ánimos y cuajar una actuación correcta.

Mustafi: Ganó cada uno de los mano a mano con el tridente azulgrana. Inteligente tácticamente y rápido en la anticipación. Sin complicaciones a la hora de sacar la pelota.

Abdennour: Sin fallos. Aportó seguridad en los balones aéreos y no se complicó la vida con el balón en los pies. Lógicamente se sintió cómodo viéndose con hasta ocho jugadores alrededor suyo en los últimos 25 minutos de partido.

Siqueira: Se dejó ver poco en ataque pero cuando lo hizo revolucionó el partido y la Liga. Su gol en el minuto 25 espoleó a los blanquinegros y les hizo creer en sus posibilidades. Seguro en labores defensivas.

Javi Fuego: Futbolista a la sombra que necesita cualquier equipo para salir airoso del Camp Nou. Sin alardes, pero dando equilibrio al centro del campo del Valencia. Acabó el encuentro casi como un tercer central más.

Parejo: Cuando él juega, lo hace el Valencia. Exquisita su asistencia en el gol de Santi Mina. Pudo poner la guinda a su actuación en un contragolpe en la recta final, pero en esa acción pagó su derroche físico en defensa.

André Gomes: De menos a más. Pasó prácticamente desapercibido en la primera mitad, aunque se convirtió en un referente en la transición defensa-ataque tras el descanso. En esa fase, entendió cuando había que dar calma al juego y cuando velocidad.

Enzo Pérez: La gasolina le duró 72'. Pero hasta entonces dio empaque a la medular blanquinegra. Presencia y experiencia. Forzó una amarilla a Piqué. Su titularidad fue el toque táctico que puso Ayestarán al partido, con una apuesta por cuatro centrocampistas. El argentino participó en la jugada del segundo gol y antes había dejado solo a Rodrigo delante de Bravo.

Rodrigo: Incisivo y activo hasta que fue sustituido, aunque poco acertado cara a puerta. Su velocidad fue el arma que explotó Ayestarán y sus caídas a banda izquierda oxigenaron al Valencia en la segunda mitad.

Santi Mina: Se desfondó en la presión y ejecutó con precisión la asistencia de Dani Parejo en el 0-2. Fue una de las apuestas de Pako Ayestarán, quien dejó de inicio en el banquillo a Alcácer y Negredo, y le salió bien al técnico vasco.

Alcácer: Leyó a la perfección cual era su función en el campo cuando Ayestarán le dio entrada por Santi Mina. Se ofreció constantemente para darle sentido y peligro a los contragolpes blanquinegros y no escatimó esfuerzos a la hora de bajar a defender. Tuvo en sus botas el 1-3.

Cancelo: Dio frescura a la banda derecha, por la que había llegado el único gol azulgrana, y 'forzó' la amarilla a Neymar.

Gayà: Apareció en escena solo para que el tiempo corriera a favor del Valencia.

  • El análisis de Diego Alves

    Estadísticas